Cómo arreglar un pinchazo de coche: paso a paso

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 0 basado en 0 valoraciones

A pesar de que el estado de las carreteras y la tecnología aplicada a los neumáticos hace que no sea tan frecuente como años atrás, todo conductor ha tenido que arreglar un pinchazo del coche en algún momento. Si aún no lo has hecho, es probable que te toque en el futuro, por lo que saber cómo arreglar un pinchazo en el coche o cambiar una rueda es algo fundamental para conducir con tranquilidad.

En este artículo hablaremos de los diferentes tipos de neumáticos y de cómo actuar si tienes la mala fortuna de sufrir un pinchazo.

Tipos de neumáticos

Podemos clasificar los neumáticos según su estructura y la época del año para la que se fabrican.

Los tipos de neumáticos según la estructura son:

  • Radiales: Los más habituales en la actualidad, con una estructura de capas que forman un tubo reforzado con lonas textiles y metálicas cubiertas por la banda de rodadura.
  • Diagonales: Hoy en día se usan solo en vehículos que llevan mucha carga y circulan a velocidad moderada, con una estructura de capas sobrepuestas entre sí formando una especie de red.

En cuanto a la estación del año, los neumáticos se clasifican por:

  • De verano: Aunque se pueden usar todo el año, están pensados para mejorar el agarre en condiciones de seco y una buena temperatura.
  • Neumáticos de invierno: La banda de rodadura y el material están pensados para tener una buena adherencia incluso cuando se circula por nieve, lo que permite que no haga falta utilizar cadenas. También puede usarse todo el año, aunque rinden mucho mejor a bajas temperaturas.
  • Mixtos o de todo tiempo: Ideal para zonas en las que los inviernos no son muy intensos y las nevadas poco frecuentes, tiene una adherencia aceptable en cualquier condición.

Además del tipo de neumático, tener una presión correcta es esencial tanto para que su vida útil sea mayor (una presión más baja desgasta mucho) como para evitar la avería y tener que arreglar un pinchazo en el coche (como propicia tener las ruedas infladas en exceso).

Esto implica tener un buen mantenimiento para asegurarte de que tengas las ruedas con la presión correcta y que no hay nada que pueda estar deteriorando el neumático.

Paso a paso para arreglar un pinchazo de coche

Como el pinchazo es una de las averías más frecuentes que podemos sufrir con el coche. En este caso puede que tengas una rueda de repuesto o un kit para arreglar el pinchazo en el coche, que son las dos cosas a las que obliga la normativa.

En el caso de que tengas que cambiar la rueda, el proceso no es demasiado complicado:

  • Asegúrate de que dejas el coche en una zona segura, estable y plana donde no haya barro, agua, etc.
  • Busca los tornillos, que pueden estar a la vista o cubiertos por un tapacubos. Prepara la llave para aflojarlos y el gato.
  • Antes de levantar el coche tendrás que aflojar un poco cada tornillo, en sentido contrario al de las agujas del reloj. Si te cuesta, haz fuerza con el cuerpo apoyándote en la llave.
  • Cuando estén flojos, pero con la rueda aún sujeta, busca la zona bajo el coche en la que hay que poner el gato. Lo normal es que haya una pequeña marca al lado de la rueda que marca el lugar. Levanta el coche hasta que la rueda no toque el suelo.
  • Retira los tornillos por completo y coloca la rueda nueva. Ponlos de nuevo enroscándolos con la mano todo lo que puedas.
  • Baja el gato y cuando la rueda esté apoyada en el suelo, aprieta cada tornillo con la llave haciendo toda la fuerza que puedas.

Si no te atreves o no crees que puedas hacer el cambio por tu cuenta, lo mejor es ir a un taller para que se encarguen de hacer la reparación. También tendrás que hacerlo si utilizas el kit para arreglar pinchazos en el coche, o una rueda de emergencia, que es solo para llegar hasta allí y no podrás superar los 80 km/h si llevas el neumático en ese estado. El seguro de coche de Seguros Bilbao es un recurso si necesitas ayuda en carretera, también en caso de pinchazo.

¿Qué hay de las ruedas antipinchazos?

Las ruedas, al igual que cualquier otra parte o pieza del vehículo, deben tener un mantenimiento para evitar que se desgasten, o lo que sería peor, que se pincharan. Sin embargo, hoy en día, esta situación es cada vez más complicada de que suceda gracias a las ruedas antipinchazos.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *