Cada cuánto deberías cambiar los neumáticos de tu coche

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 0 basado en 0 valoraciones
cambio de neumaticos
  • No existe una norma concreta que marque el momento de cambiar neumáticos. Todo depende del uso que se les dé, de los kilómetros que recorras con tu coche y de cómo lo haces.
  • Uno de los factores que hay que prestar atención es al clima y a las pautas de mantenimiento para determinar la vida útil de las ruedas de tu coche.
  • Si cuidas bien de tus neumáticos y los cambias cuando hace falta, te asegurarás de que tu coche dure mucho más tiempo.

No hay duda de que uno de los elementos más importantes de un coche son los neumáticos. Sin ellos no puedes circular, así que necesitas tenerlos en perfectas condiciones para garantizar tu seguridad al volante. Esto implica cambiar neumáticos cuando sea necesario, lo que nos lleva a la cuestión de cuándo, cómo y dónde cambiar las ruedas de tu coche y conducir siempre seguro.

¿Cuándo cambiar los neumáticos y dónde cambiarlos?

La verdad es que no existe una norma concreta que marque el momento de cambiar neumáticos. Todo depende del uso que se les dé, de los kilómetros que recorras con tu coche y de cómo lo haces. No es lo mismo una rueda que circula por una carretera limpia que moverse por caminos de tierra o vías cuyo asfaltado está en malas condiciones.

También hay que prestar atención al clima y las pautas de mantenimiento para determinar la vida útil de las ruedas de tu coche.

Para un turismo de uso estándar es recomendable hacer el cambio a los 40.000 km para los neumáticos delanteros, y a los 60.000 km para los traseros.

No obstante, para un turismo de uso estándar es recomendable hacer el cambio a los 40.000 km para los neumáticos delanteros, y a los 60.000 km para los traseros. Otros consejos que puede ayudarte para saber cuándo cambiar las ruedas del coche:

  • Revisa la fecha de fabricación. Algunos neumáticos, sobre todo si buscas neumáticos nuevos y de ocasión, llevan varios años guardados en el almacén desde que salieron de fábrica. Aunque están para estrenar, con el paso del tiempo las gomas pierden propiedades, por lo que es probable que el desgaste sea mayor del esperado. La fecha está en el lateral, y es un código de 4 dígitos que indican la semana y el año de fabricación.
  • Presta atención al mantenimiento. Muchas de las averías que sufre un coche se deben a que no se le realiza un mantenimiento adecuado. Esto incluye las ruedas, que si no se cuidan pueden sufrir daños que acaben por acelerar la necesidad de cambio.
  • Cuando pasen 5 años, revísalos. Una vez que los neumáticos se han montado, pasados 5 años deben ser revisados por un experto por lo menos cada año. Puedes aprovechar las revisiones periódicas y pedir que te indiquen cómo están también las ruedas.
  • Neumáticos con 10 años. Si has conseguido que duren tanto tiempo, ¡enhorabuena! Pero debes saber que algunos fabricantes recomiendan un cambio de neumáticos cuando llegan a esta edad, aunque parezcan en perfecto estado.
  • Revisa la banda de rodadura. Todos los neumáticos actuales tienen una marca que indica que a partir de una determinada profundidad de los dibujos ya no proporcionan la seguridad necesaria. En el caso de que haya llegado a ese testigo, es el momento de cambiar neumáticos.
  • Si tienes alguna duda o ves algún daño en las ruedas, consulta a un profesional para que te indique si es recomendable el cambio de neumáticos.

Si es evidente que tienes que cambiar las ruedas del coche, puedes hacerlo tú mismo. Aunque lo mejor es llevarlo a un taller especializado donde se encargarán de ponerle unos neumáticos nuevos y asegurarse de que están en perfectas condiciones.

¿Varía en función del tipo de neumático?

La respuesta a esta pregunta es sí y no, porque la calidad de los materiales tiene mucho que ver en la vida útil de los neumáticos. Aunque como hemos dicho antes, hay otros factores que influyen en el desgaste y hacen que el cambio de neumáticos tarde más o menos. Si montas unas buenas ruedas pero te dedicas a practicar la conducción deportiva, o llevas tu coche a hacer derrapes en pista de tierra, tendrás que cambiar las ruedas mucho más deprisa que si conduces de forma normal, aunque lleves unas ruedas más sencillas.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Si quieres saber cuáles son los neumáticos más duraderos, la OCU realiza análisis periódicos de las marcas más habituales y publica los resultados, señalando las marcas con mejor valoración en este sentido.

Cómo cambiar las ruedas el coche paso a paso

Antes de explicar cómo cambiar las ruedas del coche queremos aclarar que hay una gran diferencia entre cambiar una rueda por la de repuesto y un cambio de neumáticos, tanto si son las 4 como si solo cambias las de delante o atrás.

Para cambiar una rueda pinchada sigues estos pasos:

  1. Asegúrate de que el coche está en un sitio seguro y que no estorba. Si tienes que cambiar la rueda de urgencia, señaliza del modo adecuado para evitar accidentes.
  2. Saca el gato del maletero y ponlo en el lugar correcto al lado de la rueda que vas a cambiar. Si tienes alguna duda, echa un vistazo al manual del coche. Suelen estar marcados de alguna manera, así que busca una señal en el chasis junto al neumático. Ahí es donde debes colocar el gato y empezar a subir.
  3. Antes de que la rueda se levante del todo, afloja los tornillos con la llave que encontrarás en el kit que suele venir con tu rueda de repuesto. No los saques, solo aflójalos.
  4. Sube la rueda hasta que no toque el suelo y termina de soltar los tornillos.
  5. Retira la rueda pinchada y coloca la de repuesto, asegurándote de que coinciden los huecos por los que pasan los tornillos.
  6. Aprieta los tornillos con la mano para sujetar la nueva rueda.
  7. Baja el gato hasta que la rueda esté asentada en el suelo.
  8. Aprieta con la llave los tornillos para fijar la rueda de manera definitiva. Puedes dar un último golpe con la pierna hacia abajo para rematar el apriete.

Una vez que lo hayas hecho podrás seguir circulando. Aunque lo mejor es que pases por el taller para revisar el apriete y se ajuste. Así evitarás un desgaste anormal.

Si por el contrario lo que te hace falta es cambiar neumáticos desgastados también puedes hacerlo por tu cuenta, aunque el proceso es bastante más complejo porque primero tienes que retirar las cubiertas y encajar las nuevas en las llantas. Por eso lo más recomendable es llevarlo a tu taller de confianza o un centro especializado en neumáticos para que se encarguen de cambiar las ruedas del coche de forma correcta.

Revisa el estado de tus neumáticos para conducir tranquilo

Aunque no tengas que cambiar las ruedas, cada mes sería bueno que eches un vistazo al estado de estas. Así podrás comprobar que no tienen desperfectos y que están en buenas condiciones. Muchas veces al conducir se puede clavar algo, y con los neumáticos actuales ni siquiera te das cuenta hasta que no pasa mucho tiempo parado.

Si notas que está más desgastado por un lado que por otro, es probable que necesites revisar el equilibrado o el paralelo en el taller. Si sigues circulando sin prestarle atención, te verás obligado a cambiar ruedas en poco tiempo. O lo que es peor, puede que sufras un accidente porque el coche no tiene la adherencia adecuada.

Por cierto, las llantas también se deben revisar de vez en cuando, sobre todo si sabes que te has subido a algún bordillo o las rocas con frecuencia. Si se abollan o tienen algún desperfecto, pueden causar daños en las gomas mientras conduces. Fíjate bien y comprueba que están en buenas condiciones.

Si cuidas bien de tus neumáticos y los cambias cuando hace falta, te asegurarás de que tu coche dura mucho más tiempo y de que conduces con la seguridad que tanto tú como los tuyos, y el resto de conductores, os merecéis.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *