Sanidad financiará Champix: las pastillas para dejar de fumar

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 5 basado en 2 valoraciones

champix pastillas dejar de fumar

  • Champix, el tratamiento en pastillas para dejar de fumar con una tasa de éxito de hasta el 40%, estará financiado por el Sistema Nacional de Salud en España
  • Hasta ahora, los pacientes que recurrían a este tratamiento para dejar de fumar debían abonar unos 400€
  • La medida se ha adoptado después de los buenos resultados obtenidos en Navarra donde desde hace dos años estos tratamientos están subvencionados

Tal y como anunció María Luisa Carcedo, Ministra de Sanidad, Bienestar Social y Consumo,  en breve más de 70.000 personas se podrán ver beneficiadas por los efectos de la Vareniclina, el principio activo que se comercializa bajo el nombre de Champix.

Los pacientes podrán empezar a adquirir estas pastillas para dejar de fumar a un precio mucho más económico en cuanto el Ministerio de Sanidad lleve a la comisión interministerial de precios de medicamentos y productos sanitarios este tratamiento.

Pastillas para dejar de fumar: en qué consiste el tratamiento

El tabaquismo es un problema para la salud y no solo para las personas que fuman sino también para las que se encuentran a su alrededor. Responsable de, al menos, 50.000 muertes al año tan solo en España, esta adicción supone un importante gasto para las arcas del Estado debido a la multitud de enfermedades con las que está relacionada y, sobre todo, por la dificultad que implica librarse de ese hábito.

El éxito del Champix – los resultados indican que el 40% de los pacientes que lo han tomado siguen sin fumar transcurridos los 12 primeros meses – radica en que bloquea los efectos placenteros de la nicotina en el cerebro.

Cuánto dura el tratamiento con Champix para dejar de fumar

El tratamiento, siempre bajo prescripción médica, podrá tener dos duraciones en función de si el paciente deja de fumar de manera abrupta o si opta por disminuir el consumo de manera paulatina:

  • Si se deja de fumar de manera abrupta
    En este caso, el paciente elegirá una fecha en que la dejará de fumar completamente. Una o dos semanas antes de esa fecha, comenzará el tratamiento con Champix con una dosis de 0,5 mg al día los 3 primeros días que aumentará hasta dos dosis diarias de 0,5 mg hasta completar la primera semana. Desde la segunda semana hasta la 12 el paciente tomará 2 dosis de 1mg al día.
    Una vez transcurridas estas 12 primeras semanas, y siempre que el paciente haya dejado de fumar, podrá valorarse alargar el tratamiento inicial otras 12 semanas – 2 dosis de 1 mg al día – para tratar la abstinencia.
  • Si el paciente opta por dejar de fumar manera gradual
    Champix puede usarse también mientras se va reduciendo paulatinamente el consumo de tabaco hasta que en la semana número 12 se abandone completamente. Tras este periodo, serán necesarias otras 12 semanas de tratamiento. La dosis diaria sería de 1 mg de Champix 2 veces al día.

Cuánto cuesta el tratamiento con Champix para dejar de fumar

El precio final dependerá de la duración del mismo y de la opción elegida. Hasta ahora – esto es, sin subvención alguna por parte del Sistema Nacional de Salud – la caja inicial, ya sea con comprimidos de 0, 5 mg o de 1 mg, valía 116€. Los envases de continuación, con comprimidos de 1 mg, pueden costar 130€ (56 comprimidos) o 182€ (112 comprimidos).

Hasta la reunión de la comisión interministerial de precios de medicamentos y productos sanitarios no sabremos qué parte estará subvencionada y cuál será el precio definitivo.

Efectos secundarios del Champix

En la propia ficha del producto de la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios (Aemps) encontramos enumerados los posibles efectos secundarios de este tratamiento para dejar de fumar aunque la propia agencia establece que «no se ha intentado, ni en el diseño ni en el análisis de los estudios de Champix, diferenciar entre las reacciones adversas asociadas al tratamiento y las que estás asociadas a la retirada de la nicotina«. Es decir, no se ha analizado todavía con exactitud si los efectos secundarios referenciados pueden achacarse al tratamiento con Champix o al hecho de dejar de fumar.

La Aemps sí que advierte, sin embargo, que deberá vigilarse con especial cautela a los pacientes que cuenten con un historial de enfermedades psiquiátricas ya que dejar de fumar puede ocasionar un agravamiento de las mismas. Así mismo, tambíen deberá observarse mayor atencíon en los pacientes con antecedentes de crisis epilépticas.

Eficacia del tratamiento para dejar de fumar

Los expertos coinciden en la eficacia de este tratamiento pero inciden también, en la misma lína en la que lo hizo la propia Ministra de Salud, en que debe ser prescrito por profesionales de atención sanitaria primaria para que el tratamiento sea sistematizado y los pacientes disfruten de un seguimiento profesional durante el mismo.

Desde las distintas asociaciones contra el tabaquismo señalan también que conviene no mitificiar el tratamiento con pastillas para dejar de fumar. Es cierto que Champix reduce de manera considerable las ganas de fumar pero no lo es menos que, además del apoyo de una terapia conductual, es necesario una enorme fuerza de voluntad por parte del paciente.

No obstante, la financiación por parte del Sistema Nacional de Salud de estas pastillas para dejar de fumar supone un avance en la lucha contra el tabaquismo. Un mal que, a pesar de las medidas legales adoptadas para proteger los espacios públicos del humo, sigue afectando al 34% de los españoles mayores de 15 años.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecinueve − trece =