¿Cómo ahorrar para comprar una casa?

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 4.3 basado en 4 valoraciones

cómo ahorrar para comprar una casa

La vida está repleta de objetivos y sueños que alcanzar. Es natural y muy positivo tener proyectos en mente, ya sean grandes o pequeños. Especialmente durante la juventud, las personas sienten mayor inquietud por aquello que les apasiona, pero, muchas veces, su principal inconveniente es la falta de los recursos mínimos para llevarlos a cabo.

Por eso, debes tener en cuenta que, si el alcance de tus metas requiere una buena base económica, lo mejor que puedes hacer es empezar a ahorrar cuanto antes, pues por lo general el desarrollo de cualquier proyecto precisa de cierta liquidez. Tal vez estés pensando en iniciar un nuevo negocio, en hacer un viaje al otro lado del mundo o comprarte aquel coche que tanto te gusta; quizás, incluso estás valorando comprar una vivienda, una necesidad básica que tarde o temprano le llega a prácticamente todo el mundo. Pero, ¿cómo ahorrar para comprar una casa? Aunque a primera vista parezca imposible, la solución es sencilla; solo necesitas conocer las diversas opciones e incorporar nuevos hábitos en tu economía. De esta manera, para cuando llegue el momento oportuno, ya habrás reunido la cantidad necesaria.

Consejos para empezar a ahorrar

Actualmente, en España, la compra de la primera vivienda tiene lugar hacia los 30 años. En algunos casos, este momento está relacionado con la emancipación de casa de los padres, en otros, con el inicio de la convivencia en pareja o con encontrar un trabajo estable. En cualquier caso, la edad ideal para empezar a ahorrar es alrededor de los 20 años. ¿Por qué?

Puede que a esta edad todavía no tengas ingresos fijos, y seguramente dispongas de aportaciones de tus padres o familiares en fechas señaladas o de trabajos puntuales, como clases particulares. Simplemente con estos ingresos ya puedes empezar a crear hábitos de ahorro; y cuando empieces a obtener ingresos regulares, estos ya estarán afianzados. Paralelamente, esto te permitirá reunir una buena cantidad, perfecta en un futuro. Así, tengas la edad que tengas, sigue estos consejos y comprobarás que es muy sencillo empezar a ahorrar:

  1. Anota tus gastos

    Prepara una hoja de Excel o una libreta donde apuntar tus gastos mensuales. Este gesto te ayudará a detectar aquellos que son prescindibles o que puedes recortar. Cuando consigas reducir lo que gastas, aparta la diferencia para tu ahorro mensual.

  2. Evita compras viscerales

    En ocasiones puedes dejarte llevar por las gangas, los productos ubicados cerca de la caja en los supermercados o por esos utensilios de cualquier bazar que en realidad jamás utilizarás. Las rebajas, por ejemplo, pueden llevarte a hacer compras muy económicas pero adquiriendo prendas totalmente innecesarias. Guardar ese dinero en tu bolsillo te permitirá invertir más en aquello que realmente necesitas.

  3. Abre una cuenta de ahorro

    Si tienes una cuenta de ahorro, además de no gastártelo, podrás obtener rentabilidad al dinero que vayas acumulando de aquí a unos años. Contando con una cuenta única y flexible podrás simplificar tus gastos. Esta alternativa te permite agrupar el pago de varios seguros en una única cuota mensual y sin recargos. Si ya disponías de una cuenta única, ahora por cada nuevo seguro que incluyas, tienes gratis la primera mensualidad. Para contratarla, lo mejor es ponerte en contacto con un mediador de Seguros Bilbao, él resolverá cualquier cuestión que tengas sobre el tema.

  4. Súmate al “low cost”

    Hoy en día se puede disfrutar de gran cantidad de productos y servicios a precios realmente bajos, sin renunciar a la calidad y llevando un nivel de vida más que aceptable. Puedes aprovechar la alta competitividad del mercado haciendo uso de alternativas de transporte compartido como Blablacar para ahorrar gasolina, por ejemplo. Y recuerda que puedes ir perfectamente a la moda utilizando apps como Lowi o Chicfy.

El porcentaje para la entrada de la hipoteca que necesitas

Hoy en día es difícil que un banco conceda un préstamo hipotecario superior al 80% del valor de compra o valor de tasación de la vivienda que vas a comprar (dependiendo de las condiciones de cada entidad). Además, tendrás que sumar otros gastos: los impuestos, el valor de las escrituras, los gastos notariales y el coste de realización de la propia tasación del inmueble. Así que el porcentaje para la entrada de la hipoteca puede oscilar entre un 25% y un 35% del valor total de la vivienda que adquieras en un momento determinado. Por tanto, es imprescindible contar con un ahorro considerable y empezar a acumular lo que necesitas cuanto antes.

¡Ahora ya sabes cómo ahorrar para comprar una casa! ¡Comienza ahora y haz realidad tus sueños! ¡Síguenos en Facebook y Twitter para estar al día sobre consejos tan útiles como este!

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

19 − 14 =