Cómo cambiar la cinta de la persiana paso a paso

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 2 basado en 2 valoraciones
como cambiar cinta persiana
  • Las razones por las que puede deteriorarse una cinta de persiana tienen que ver sobre todo con el desgaste debido al uso y con una colocación inadecuada
  • Para que el proceso sea más cómodo y seguro, baja la persiana del todo hasta que las lamas estén apoyadas en la parte de abajo.
  • Si necesitas reparar una persiana, puedes aprovechar para hacerla más funcional e instalar un mecanismo automático que la suba y la baje.
(Última actualización 14 de julio de 2021)

Todos tenemos persianas en casa, y por desgracia no les damos el mantenimiento que se merecen. De hecho, lo habitual es no pensar en ellas hasta que se rompen elementos como la cinta, que es una de las partes que más daños suelen sufrir. ¿Por qué se rompe y cómo cambiar la cinta de persiana?

La verdad es que cambiar la cinta de una persiana es algo que puedes hacer por tu cuenta si sabes cómo. En este artículo te explicaremos los pasos a seguir según el tipo de persiana del que dispongas. Pero comenzaremos hablando de las razones por las que esta correa se puede llegar a romper.

Motivos por los que se rompe la cinta de una persiana

Las razones por las que puede deteriorarse una cinta de persiana tienen que ver sobre todo con el desgaste debido al uso y con una colocación inadecuada. Los motivos más habituales son:

  • Rodillo estropeado. La cinta pasa por un rodillo encargado de que el movimiento de enrollado y desenrollado sea correcto. Si esta pieza está deteriorada, la cinta rozará y se desgastará con rapidez.
  • Mala alineación. Si los elementos que se encargan de mover la persiana no están bien alineados, la cinta rozará con el rodillo y acabará por romperse. Es más habitual cuando se trata de ventanas de gran tamaño con persianas grandes, ya que al subir y bajar la persiana se puede desplazar algún elemento.
  • Roce con el resorte del pasacintas. En persianas con cajón exterior la cinta se protege para que no dé con el marco, pero si el resorte tiene una rebaba o roza con esta se genera un roce que puede acabar rompiendo la cinta.
  • Discos o poleas deteriorados. Estos elementos se encargan de dirigir la cinta para que se enrolle cuando se sube la persiana, y si se rompen estarán causando daño en la cinta hasta deteriorarla por completo.
  • Roce anormal de la cinta. En caso de que la cinta no haga un recorrido perfecto y roce con algún elemento, poco a poco se irá estropeando hasta partirse.

Antes de ponerte a cambiar la cinta de la persiana, asegurate de que has solucionado cualquier problema que afecte a ésta.

Pasos para cambiar la cinta de la persiana

Como puedes imaginar, antes de ponerte a cambiar la cinta de la persiana, debes asegurarte de que has solucionado cualquier problema que afecte a ésta. Si no lo haces, aunque pongas una nueva volverá a romperse en poco tiempo.

  1. Lo primero que tendrás que hacer es desmontar la persiana:
    • Retira la tapa del cajón de la persiana y las cintas que sujetan la última lama al eje, en caso de que las haya.
    • Con la ayuda de un destornillador, desmonta el recogedor.
    • Suelta la cinta. Dependiendo del modelo o la antigüedad puedes necesitar unas tenazas o un alicate para deshacer el nudo, o un destornillador para quitar el tornillo que la sujeta.
    • Quita la cinta vieja tirando desde arriba.
    • Limpia el eje, asegúrate de que todo está nivelado y retira la cinta del anclaje que haya en el rodillo.
  2. Revisa todas las piezas:
    • Mira bien para comprobar que no hay elementos deteriorados o rotos, como lamas, rodillos, etc.
    • Si alguno está mal, sustitúyelo por uno nuevo antes de cambiar la cinta de la persiana.
  3. Cambiar la cinta de persiana antigua por una nueva:
    • Sujeta la última lama de la persiana al eje.
    • Coloca el eje de nuevo en su sitio, asegurándote de que está a nivel y alineado con el rodamiento.
    • Coloca las cintas o los flejes en el lugar indicado para garantizar la sujeción.
    • Introduce la cinta por el pasacintas empezando por arriba. Mide el espacio entre la parte superior y la inferior y multiplica por tres para saber la cantidad de cinta que tiene que quedar suelta.
  4. Antes de volver a montar todo, asegúrate de que la persiana sube y baja de forma correcta.

    Si la caja de la persiana está en el interior

    En caso de que la caja de la persiana esté dentro de la habitación, para poder cambiar la cinta de la persiana, podrás acceder al eje desmontando el panel frontal. Lo normal es que tenga unos tornillos en la parte inferior y esté encajada con una lengüeta en la parte de arriba.

    Suscríbete a nuestra newsletter

    ¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

    Para que el proceso sea más cómodo y seguro, baja la persiana del todo hasta que las lamas estén apoyadas en la parte de abajo. Así podrás cambiar la cinta de persiana del cajón de PVC o aluminio, dependiendo del material con el que se haya fabricado la ventana.

    Si la caja de la persiana está en el exterior

    En caso de que la caja esté por fuera, algo normal en ventanas y cerramientos de terrazas con algunos años, no podrás bajar la persiana para acceder a la cinta. En este caso sube la persiana del todo y asegúrate de que está bien sujeta antes de retirar el panel, que suele estar en la parte de abajo de la caja.
    Ten muchísimo cuidado a la hora de sacar las piezas para evitar caídas de objetos o personas.

    Si la caja de la persiana está empotrada

    Las ventanas modernas pueden venir listas para colocar, incluyendo la caja de la persiana en el kit. En este caso es posible cambiar la cinta de la persiana sin desmontar el eje, aunque eso lo verás una vez que has retirado la tapa que da acceso al mecanismo.

    ¿En qué te puede ayudar el seguro de hogar?

    Si no tienes demasiada maña para encargarte de cambiar la cinta de la persiana, con el servicio de Bricohogar, de Seguros Bilbao puedes llamar a un manitas para que se encargue de cambiar la cinta de la persiana, así como realizar otras tareas de bricolaje que necesites en casa.

    Aprovecha el cambio de cinta para automatizar tu persiana

    Si necesitas reparar una persiana, puedes aprovechar para hacerla más funcional e instalar un mecanismo automático que la suba y la baje. Es una labor más pesada y requiere bastante más pericia, aunque a cambio el mecanismo se estropeará con menos frecuencia.

    Sin lugar a dudas, en caso de que una persiana se atasque o se rompa, lo mejor es contar con profesionales especializados en la materia. Puedes apoyarte en un seguro de hogar que te ofrezca estas coberturas para que no tengas que preocuparte por nada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *