¿Cómo desinfectar frutas y verduras para prevenir el COVID-19?

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 5 basado en 2 valoraciones

Cómo desinfectar alimentos frescos

En una época como la que estamos viviendo la seguridad alimentaria se convierte en algo esencial. La aparición del coronavirus nos recuerda la importancia de prestar atención a la desinfección de alimentos, sobre todo los productos frescos, para que nuestra mesa no represente un peligro para nuestra salud.

En este artículo veremos cómo desinfectar frutas y verduras, no tanto porque per sé supongan un foco de infección, sino porque toda precaución es poca en la situación en la que nos encontramos. Como reza el dicho popular, más vale prevenir que curar.

La importancia de desinfectar alimentos

Lo cierto es que no hace falta haber tenido que pasar por una pandemia mundial para ser conscientes de la importancia de desinfectar frutas, verduras y otros alimentos. Especialmente aquellos que se consumen crudos.

Desinfectar alimentos debe convertirse en un hábito, y es importante hacerlo del modo adecuado para que no se pierdan sus propiedades.

También es necesario mantener en buenas condiciones los utensilios con los que se elaboran los alimentos, así como la zona en la que se trabaja. Todo ello forma parte del proceso de prevención contra infecciones.

¿Cómo desinfectar frutas?

Existen varios productos para desinfectar frutas y verduras, algunos de ellos más recomendados que otros en función del tipo de alimento que quieras limpiar.

  • Para desinfectar frutas jugosas, como pueden ser las uvas o las fresas, ideales para elaborar recetas con niños, lo mejor es sumergirlas en una solución de agua y yodo. Déjalas entre 20 minutos y media hora, y después sécalas bien cuando te las vayas a comer.
  • Un método más general es el cloro o lejía aptos para alimentos, aunque es importante tener mucho cuidado a la hora de usarlo. ¿Cómo desinfectar la fruta con este producto? Disuelve una cucharada de postre por litro de agua y úsala para limpiar las piezas. Si las dejas sumergidas en la solución, hazlo solo durante unos minutos y después aclara con abundante agua limpia.
  • Otro modo de desinfectar fruta es utilizar limón y sal. Mezcla una cucharada de sal y el zumo de un limón en medio litro de agua. Lava la fruta con esta mezcla y estará lista.

¿Cómo desinfectar verduras?

Los métodos que hemos comentado para la fruta también se pueden utilizar para desinfectar verduras. Además de estos, hay algunas otras formas de hacerlo con estos vegetales:

  • Vinagre: Este producto se puede usar solo o con bicarbonato. Si lo haces solo con vinagre, mezcla un vaso con medio litro de agua, y deja las verduras 10 minutos. Si se trata de vinagre y bicarbonato, pon una cucharada de cada en agua y sumerge los alimentos una hora. Enjuaga y la verdura está lista.
  • Agua oxigenada: De sobra conoces sus propiedades desinfectantes, aunque para usarla como desinfectante de verduras hay que diluir un cuarto de litro en tres cuartos de agua. Es decir, una proporción de 3 a 1. Deja la verdura 5 minutos y sécala después.

A modo de resumen, aquí tienes una tabla con los productos para desinfectar frutas y verduras, método y para qué alimento te lo recomendamos:

Cómo desinfectar frutas y verduras
Producto Método Tiempo Recomendado para
Yodo Remojo 20-30 mins Frutas jugosas
Cloro Limpieza/Remojo 5 mins Frutas y verduras
Sal y limón Limpieza Frutas y verduras
Vinagre Remojo 10 mins Verduras
Bicarbonato y vinagre Remojo 60 mins Verduras
Agua oxigenada Remojo 5 mins Frutas y verduras

Conclusiones

Saber cómo desinfectar frutas y verduras ha sido siempre importante, pero con la pandemia del COVID-19 se ha convertido en una práctica esencial. No tanto porque las frutas y verduras sean una fuente de contagio, sino por la necesidad de saber mantener unas pautas de higiene y cuidado de la salud exhaustivas,

Además, cuando vayas a comprar estos alimentos, asegúrate de que no tengan golpes o algún daño. Elige solo fruta y verdura en buen estado, y al desinfectarla trátala con cuidado, por ejemplo, cuando la estás enjuagando o cuando la metes en el bol a remojo. Y no olvides que todo lo que utilices en este proceso también debe estar bien limpio.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecisiete + veinte =