¿Cómo funciona la iluminación inteligente para una casa?

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 5 basado en 2 valoraciones

Iluminación inteligente en casa

La presencia de los sistemas de iluminación inteligente en los hogares va en aumento. No es extraño, ya que están transformando la vida de las personas al mejorar su día a día gracias a una mayor comodidad y aprovechamiento de la energía. La iluminación inteligente para una casa se traduce además en un ahorro importante en la factura de la luz y en un gesto que contribuye a la sostenibilidad de los recursos del planeta. La base de su funcionamiento radica en utilizar la mínima energía imprescindible durante el tiempo estrictamente necesario.

Existen multitud de modalidades de iluminación inteligente que son, además, bastante asequibles. Solo debes elegir aquellas que mejor se adaptan a los hábitos y las necesidades lumínicas de tu hogar.

Ahorro de energía mediante el control de la iluminación

Componentes LED

El uso de bombillas y otros componentes de iluminación LED aporta grandes ventajas. Esta tecnología ha llegado para quedarse y, sobre todo, para desplazar a las antiguas bombillas incandescentes que gastaban 60W de potencia para producir la misma cantidad de luz que una bombilla LED con tan solo 7W. En este sentido, con la iluminación LED se puede ahorrar hasta un 90 por ciento de energía respecto a las bombillas anteriores. El coste de este tipo de elementos es realmente bajo, ya que puedes adquirir una bombilla LED por aproximadamente 1€ en cualquier superficie o tienda de productos para el hogar.

Detectores de presencia

Olvidar una luz encendida nunca más será un derroche si cuentas con un sensor que detecte si hay personas o no en la habitación. Gracias a este sistema de control de la iluminación, la luz se enciende cuando entras en la estancia y se apaga de manera automática cuando sales. Es ideal cuando hay personas mayores y/o con problemas de memoria en casa, puesto que estas pueden tener descuidos de este tipo con más frecuencia. Las bombillas con sensores de detección de presencia tienen un coste de entre 5 y 8 € en el mercado y su instalación es tan sencilla como el resto.

Detectores de oscuridad

Los detectores de oscuridad son otra excelente manera de ahorrar energía. Estos sensores hacen que la luz se encienda cuando perciben que ya no hay iluminación natural o es deficiente. Así, se garantiza la luz eléctrica siempre que realmente sea necesaria. Estos sistemas son perfectos para utilizar en exteriores, portales, terrazas… Gracias a ellos tienes la iluminación imprescindible para acceder a la vivienda exclusivamente por la noche. Las bombillas con sensor crepuscular tienen un coste aproximado de entre 7 y 15 € en el mercado y su instalación es similar a las anteriores.

Regulación a distancia

La iluminación inteligente ofrece la posibilidad de regular la luz a distancia. Las opciones son muy variadas: con algunos sistemas puedes utilizar tu smarthphone, otros funcionan con su propio mando y otros cuentan con ambas alternativas. Ahora ya puedes apagar y encender la luz a tu antojo desde el otro extremo de la vivienda o incluso programar los tiempos fuera de casa. Se trata de una excelente manera de optimizar el uso de la electricidad. El precio de este tipo de bombillas está entre 17 y 30 € y su instalación es también bastante sencilla.

Iluminación a la carta en los nuevos hogares

Hace años que ya puedes elegir entre luz cálida o luz blanca dependiendo de la estancia y de las actividades que realices allí, pero lo último en iluminación va aún más allá. Los nuevos sistemas permiten regular distintas intensidades, colores y parpadeos, dependiendo de la ocasión.

Los límites en cuanto a las formas dejan atrás la clásica bombilla redondeada: puedes elegir paneles rectangulares en la pared, espirales, conjuntos de pequeños puntos de luz en miniatura o materiales flexibles, entre otras posibilidades.

Estas nuevas formas de iluminación también pueden suponer un ahorro significativo. Por ejemplo, ya no hay necesidad de mantener encendida una luz de gran intensidad por la noche mientras ves la televisión o terminas de prepararte para ir a dormir. En muchas ocasiones con una iluminación tenue es suficiente.

Elijas la opción que elijas, siempre es recomendable contratar un seguro de hogar que proteja tu vivienda con unas coberturas óptimas. Si tienes alguna duda, puedes contactar con un agente de Seguros Bilbao para que te asesore de manera totalmente personalizada.

Y, si este artículo te ha parecido interesante, síguenos en Facebook y Twitter y estarás al día en muchos otros temas similares.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × 1 =