Qué es y cómo hacer la declaración de la renta

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 4 basado en 3 valoraciones

Cómo hacer la declaración de la renta

Cada año, multitud de españoles atienden a la obligación de presentar su balance de cuentas a la Agencia Estatal de Administración Tributaria (AEAT), popularmente conocida como “Hacienda”, que es la entidad encargada de recaudar tanto el Impuesto de la Renta de Personas Físicas (IRPF) como el Impuesto del Valor Añadido (IVA), entre otros.

Cuando se trata de declarar el impuesto de IRPF, se le denomina declaración a Hacienda del IRPF o de la renta. Pero, ¿qué personas están obligadas a realizarla?, ¿en qué casos es aconsejable contratar a un administrador?, ¿cómo hacer la declaración de la renta? En este post vas a despejar todas tus dudas de manera muy sencilla.

¿Qué es la declaración de la renta?

Entender bien qué es la declaración de la renta requiere un acercamiento más profundo al concepto de IRPF.

La renta se refiere al rendimiento resultante de restar, a los ingresos totales, los gastos que una persona física se pueda deducir. Es importante resaltar que son las personas físicas las que están obligadas a hacer la declaración porque las jurídicas tienen otro impuesto diferente, que es el Impuesto de Sociedades.

Por otra parte, esta obligación corresponde a los residentes en España, considerando como tales a aquellos que hayan vivido aquí al menos 183 días a lo largo del último año. Si has residido en España durante menos tiempo, entonces te corresponde otra declaración distinta, la del Impuesto de la Renta de No Residentes (IRNR).

Así, están obligadas a presentar la declaración del IRPF en 2019 todas las personas físicas residentes en España, cuya renta sea superior a 22.000€ al año. En el caso de que tengas más de un pagador deberás presentarla solo si tus ingresos superan en total los 14.000 € anuales (modificando los requisitos de la declaración de la renta de 2018, cuyo límite con más de un pagador era de 12.000 € al año). En algunos casos la obligación también incluye a ciertas personas aunque no superen dicho mínimo, como por ejemplo, los autónomos.

Por tanto, la declaración de la renta es un acto obligatorio que consiste en la presentación del balance anual del impuesto del IRPF para personas físicas, residentes en España y cuyos ingresos superen un mínimo establecido o bien que tengan una actividad económica particular.

Los pasos para elaborar la declaración del IRPF correctamente

1. Adquirir el modelo 100

En primer lugar, para hacer la declaración de la renta necesitas adquirir el modelo 100, un documento en forma de plantilla que debes rellenar y presentar entre los meses de abril y junio del año posterior.

2. Rellenar el modelo 100

Lo más importante que debes considerar a la hora de completar el modelo es la procedencia de tus rentas. Según la normativa vigente, existen cinco supuestos. Las derivadas del trabajo y de los ahorros son las más habituales para la gran mayoría de los declarantes. Es importante que no te olvides de ningún tipo de renta que puedas incluir a tu nombre para realizar una correcta declaración del IRPF.

Rendimientos del trabajo

Los rendimientos del trabajo incluyen las nóminas del año anterior, pero también otros orígenes como prestaciones por desempleo o becas.

Rendimientos del ahorro

Las rentas del ahorro tienen que ver con la rentabilidad obtenida, por ejemplo, mediante un plan de pensiones como el de Seguros Bilbao. Aunque, por otro lado, las aportaciones que hayas incluido en el plan a lo largo del año se consideran un gasto deducible que se traduce en la reducción de lo que finalmente te corresponde pagar de IRPF.

Si quieres saber más sobre las ventajas fiscales de un plan de pensiones , contacta ahora con un agente profesional de seguros Bilbao para resolver todas tus dudas de manera totalmente personalizada.

Tipos de rendimiento menos frecuentes

Las ganancias derivadas de inmuebles, como un alquiler; las procedentes de una actividad empresarial o profesional y, por último los ingresos derivados del patrimonio son el resto de tipos de rentas que puedes percibir.

3. Presentar el modelo de manera presencial u online

Puedes realizar la presentación de manera presencial en la oficina de la Agencia Tributaria más cercana o bien a través la web de la AEAT. La ventaja de hacerlo de manera online es que tienes a tu disposición un borrador, que puedes modificarlo tantas veces como necesites hasta finalizar tu presentación formal. En todo caso, si eres autónomo o tienes una actividad económica peculiar es aconsejable que consultes con un administrador para que te indique cómo rellenar el formulario.

Si este artículo te ha parecido interesante, ¡síguenos en Facebook y Twitter para estar a la última en otros temas similares!

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *