¿Cómo mejorar el aislamiento térmico en casa?

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 3.5 basado en 4 valoraciones

mejor aislamiento térmico hogar

Es posible conseguir un 35% de ahorro energético con un buen aislamiento del frío. Durante los largos días de invierno, es fundamental aplicar una serie de medidas para mejorar el aislamiento térmico en casa y vivir bajo un techo confortable, tranquilo y cálido. Gracias a la eficiencia energética encontramos varias soluciones útiles que exponemos a continuación:

Trucos de aislamiento térmico para ventanas y puertas

Las principales fugas de calor se producen por medio de ventanas, puertas y otros cerramientos, así que nos centraremos en presentar algunas técnicas de aislamiento eficaces para estos lugares de la casa.

Las ventanas son puntos especialmente vulnerables, pero con la aplicación de algunos trucos, puedes convertirlas en grandes aliadas para calentar tu vivienda. Los rayos de sol se cuelan fácilmente a través de ellas, de manera que, si vamos a pasar el día en casa, y la jornada es soleada, lo lógico es permitir que el calor del sol entre en el interior y las ventanas colaboren en el calentamiento del hogar. Si, por lo contrario, salimos temprano de casa y no volvemos hasta el anochecer, lo ideal es bajar persianas y estores para reducir la fuga de calor.

Si percibes que a través del marco de algún cerramiento entra frío, puedes incorporar burletes, consiste en un sistema de aislamiento térmico para ventanas de gomaespuma. Son adhesivos, fáciles de colocar y se adaptan a cualquier medida.

Las puertas también son vías de escape de calor. Una buena forma de concentrarlo en cada habitación es cerrando las puertas, sobre todo si hay calefacción en la vivienda y si vamos a estar todo el día fuera de casa.

Consejos para decorar la casa con materiales de aislamiento térmico

La decoración puede servirnos para obtener un mejor aislamiento térmico desde el interior de la vivienda. Además de mejorar las instalaciones de la casa y modificar pequeños hábitos cotidianos podemos encontrar un aliado en ciertos materiales, colores y texturas.

Pintura

Techos y paredes son superficies por donde se pierde calor en una vivienda: existen pinturas especiales que funcionan como aislamiento en casa, ya que desvían el calor y evitan que se escape. Se ha demostrado que su aplicación reduce significativamente el consumo de calefacción. Es aconsejable decantarse por colores cálidos para potenciar su efecto: marrones, rojizos o anaranjados.

Muebles y tejidos

Las texturas gruesas en muebles y otros accesorios decorativos fabricados con materiales de aislamiento térmico como lana o terciopelo, son grandes aliados para convertir tu casa en un espacio cálido, cómodo y hogareño. Sin embargo, una decoración demasiado minimalista resulta fría durante los meses invernales. Una vez más los colores cálidos favorecen mucho el mantenimiento del calor a través de cortinas, cojines u otros elementos. También es recomendable decorar los suelos con alfombras; al quedar cubiertos, se contribuye al mantenimiento del calor en el interior de la vivienda.

Siguiendo estos consejos, conseguirás mejorar el aislamiento de tu hogar y disfrutar de esta estación del año sin preocuparte por las bajas temperaturas. Además, con Seguros Bilbao puedes proteger aún más tu vivienda gracias a su Seguro para Hogar, una opción de calidad ante imprevistos que puedan surgir bajo el techo donde habita lo que más importa: tu familia. Contacta ahora con un mediador de Seguros Bilbao para iniciar el proceso de contratación de la póliza. Él te guiará de manera personalizada para obtener lo asegurarte la protección que mejor se adapta a tus necesidades.

¿Quieres conocer más ideas útiles para tu hogar? Ponte a la última en bricolaje, decoración, ahorro y otros temas interesantes a través de nuestra newsletter para recibirlos directamente en tu correo.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?