¿Es mejor comprar un coche eléctrico, diésel, gasolina o híbrido?

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 5 basado en 1 valoraciones

Guía para saber qué coche comprar

Si has entrado con el coche en el centro de alguna gran ciudad seguramente ya habrás experimentado algunas restricciones de circulación. El objetivo de las últimas normativas es incentivar a los conductores para que eviten comprar un coche diésel o gasolina para reducir la contaminación. Incluso, se espera que prácticamente desaparezcan, en teoría, con la nueva Ley de Cambio Climático de 2040.

¿Te conviene más comprar un coche eléctrico, diésel, gasolina o híbrido? En primer lugar debes pensar en el uso que le das a tu vehículo, ¿lo coges solo en ciudad o circulas más en carretera? ¡Sigue leyendo para decidirte!

¿Qué coche comprar? Los pros y los contras de cada tipo de combustible

Si estás pensando en comprarte un coche, esta guía te será de gran utilidad. En ella puedes hacer una valoración rápida de cada tipo de vehículo a través de las características de las diferentes fuentes de energía en el mercado automovilístico actual. Recuerda que, en cualquier caso, en el momento de la adquisición, deberás elegir el seguro de coche que mejor se adapte a tus características y las del vehículo que te compres.

Diesel

Desde los años 90, en Europa, se incentivó por parte de las administraciones públicas la compra de vehículos diésel para evitar un mal que preocupaba a todos: la emisión de CO2 causante del efecto invernadero. ¿Por qué? Porque respecto a los de gasolina, estos vehículos emiten menos CO2 resultando más ecofriendly y además tienen dos ventajas para los consumidores:

  • Mayor amortización de combustible, es decir, consumen menos.
  • Menor gasto, ya que el combustible es más barato al estar menos gravados.

Sin embargo, algo que en los años 90 y 2000 no se sabía es que, aunque los diésel emitan menos CO2 (bueno para el medio ambiente), emiten mucho más NOx, convirtiéndose en un gran inconveniente:

  • Según los últimos estudios, los diésel lanzan más partículas contaminantes NOx que ningún otro vehículo.

El término NOx se utiliza para designar a los óxidos de nitrógeno, un gas incoloro contaminante similar al CO2 pero más perjudicial para la salud. De hecho, la OMS ha determinado que hay una relación clara entre las emisiones de los vehículos diésel y los casos de cáncer y, en consecuencia, las normativas sobre conservación de medio ambiente incluyen en la actualidad duras restricciones para ellos.

Esto ha provocado la demonización de este combustible. Sin embargo, debes saber que actualmente los coches diésel son los más limpios de la historia gracias a los avances en materia de reducción de emisiones, con catalizadores con AdBlue, entre otros.

Gasolina

Los coches de gasolina, tradicionalmente los elegidos por los consumidores, sufrieron una caída gradual de ventas desde los 90 en beneficio de los coches diésel. La realidad es que los coches de gasolina consumían más, el combustible era más caro y emitían más CO2.

El pánico al NOx y las restricciones al diésel han motivado un aumento de las ventas de vehículos de gasolina. A su vez, la consecuencia directa es que han aumentado las emisiones de CO2 provocando que tengamos un aire más contaminado.

A pesar de todo, hasta la fecha, nunca se ha planteado su prohibición, ya que una de las mayores ventajas de un coche de gasolina de cara al futuro es la posibilidad de convertirse en híbrido con gas natural, disfrutando de etiqueta ambiental ECO como los híbridos eléctricos-gasolina y los coches eléctricos. Se trata de una opción que es técnicamente imposible en un diésel.

Eléctrico

¿Te atrae la idea de comprártelo? Probablemente sean los vehículos del futuro y, de hecho, las ventajas del coche eléctrico son muy relevantes:

  • Tienes un gasto de consumo muy reducido.
  • Gracias a él emitirás muy pocas partículas contaminantes.
  • No tiene ningún tipo de restricción, por lo que podrás acceder sin problema a los núcleos urbanos.
  • Es totalmente compatible con la nueva Ley del Cambio Climático.

Sin embargo, antes que pensar en qué coche eléctrico comprar, debes tener en cuenta ciertos inconvenientes:

  • Puede suponerte un coste elevado.
  • Es posible que tengas dificultades para repostar, debido a las incipientes infraestructuras para su abastecimiento energético.
  • La fabricación de baterías eléctricas supone la quema de combustible que emite gran cantidad de gases contaminantes.

Híbrido

Ante la incertidumbre sobre las restricciones sobre sustancias contaminantes, las ventajas de un coche híbrido son bastante interesantes:

  • No te supone tantas limitaciones de acceso como en el caso de los diésel o gasolina.
  • Ahorrarás mucho en combustible.
  • Te permite adaptarte fácilmente a las nuevas normativas
  • Tienes a tu disposición varias alternativas de abastecimiento.
  • Carga la batería eléctrica aprovechando la potencia del motor en combustión mientras estás en circulación.

Y ahora viene la gran pregunta: teniendo en cuenta que los vehículos que funcionan con gasolina, pueden convertirse en híbridos, ¿qué coche comprar, híbrido o gasolina?

Los coches híbridos tienen ventajas, pero también inconvenientes:

  • Pérdida de eficiencia fuera de las ciudades y en autopistas.
  • Los coches híbridos son más caros que los que funcionan solo con carburantes clásicos.

Así que para saber si mejor comprar un coche híbrido o gasolina, principalmente debes tener en cuenta tu poder adquisitivo actual y si realmente te merecerá la pena transformar el coche que te compres de gasolina en uno híbrido. Si no tienes ahora mismo la cantidad suficiente para comprar un coche híbrido, puedes optar por uno gasolina y adaptarlo en el futuro a gas líquido de petróleo (GLP), cuando creas que vas a tener los ahorros suficientes.

pros y contras de cada tipo de combustible

El futuro energético de los coches a partir de 2040

¿Cómo funcionarán los coches en un futuro próximo? Realmente, hoy es difícil dar una respuesta cierta. Hace unos años se podía vaticinar que los coches diésel desaparecerían a partir de 2040 como consecuencia de la prohibición de su matriculación y comercialización que se incluyó en el proyecto de Ley del Cambio Climático. Sin embargo, a principios del presente año 2019, el Gobierno ha decidido retirar esta prohibición.

Preparación ante la posibilidad de cambios

Cabe destacar que los expertos han llegado a la conclusión de que los coches de gasolina contaminan de manera similar a los diésel. Luego, ¿incluirá la nueva Ley la prohibición de ambos tipos de carburantes para los coches?, ¿solo serán restricciones?

Las preguntas aún están en el aire, pero lo que es seguro es que se avecinan cambios y la tendencia es clara: en marzo de 2019 se vendieron en España 1301 coches eléctricos, lo que se traduce en un incremento del 192% con respecto al mismo mes del año anterior. La sociedad ya se está preparando para el cambio.

Conclusiones

La concienciación del cambio climático en la sociedad hace que sean cada vez más los que se deciden a comprar un coche híbrido o eléctrico, dejando a un lado los combustibles clásicos.

Sin embargo, el sector todavía no está totalmente preparado para abastecer a este tipo de vehículos y además su precio es bastante elevado. En consecuencia, la decisión de compra presenta gran dificultad. Si eres de los que le hacen pocos kilómetros al coche, quizás sea la hora de hacer un esfuerzo económico y adquirir alguno de estos tipos de coches poco contaminantes. En cambio, si hasta 2040, crees que no va a ser tu último vehículo, entonces puede que lo más acertado sea la adquisición de un diésel o gasolina.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro − tres =