Consejos para viajar en furgoneta tan lejos como quieras

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 0 basado en 0 valoraciones

Consejos para viajar en furgoneta tan lejos como quieras

¿Qué tal una ruta en furgoneta por varios pueblos rurales de España? ¿O te atrae más la idea de viajar en autocaravana por Europa? La furgoneta es una alternativa excelente debido a su espacio, ya que permite incluso ser habilitada para dormir en su interior. Si a esto le sumas la posibilidad de enganchar un remolque o caravana, seguro que es fácil plantearte una divertida aventura. Y, dependiendo de sus dimensiones y de los países que quieras visitar, podrás viajar en furgoneta fuera de España sin ninguna complicación. ¿Nos vamos? ¡Presta atención a los preparativos!

Prepara tu furgoneta antes del trayecto

Una vez que tienes claro tu itinerario, lo primero que deberías hacer es poner tu furgoneta a punto. Te sugerimos una serie de pasos previos al viaje para evitar complicaciones en carretera:

Comprueba la presión de los neumáticos

Es importante que te asegures de que los neumáticos tienen la presión adecuada para evitar pinchazos y accidentes en carretera. Si vas a una gasolinera, allí te medirán fácilmente la presión.

Revisa el líquido refrigerante

Antes de viajar en furgoneta, deberías revisar el líquido refrigerante, vital para tu vehículo durante los calurosos meses de verano, ya que gracias a él se mantienen todos los elementos a la temperatura adecuada.

Revisa el aceite de tu furgoneta

El aceite debe cambiarse en el momento que tu vehículo lo requiera. Así, evitarás averías gracias a un motor que funciona con menos esfuerzo. Revisa el estado del aceite de tu furgoneta y cámbialo si es necesario.

Limpia los filtros del aire acondicionado

Conducir una furgoneta en verano puede llegar a ser bastante caluroso. No te olvides de limpiar los filtros del aire acondicionado si lo ves necesario, ya que de lo contrario podrías viajar bastante molesto debido al polvo que se puede llegar a generar dentro de la furgoneta con el aire puesto y los filtros sucios.

Asegúrate de que llevas suficiente combustible

Si no quieres quedarte tirado en la carretera es importante que repostes el combustible que necesitas para llegar al primer lugar dónde vas a parar. En esta línea, es interesante que en la planificación de tu trayecto, anotes las distancias entre los diferentes puntos de interés así como las gasolineras más cercanas.

Consejos para un conductor de furgoneta

Tienes el equipaje y la furgoneta está lista para emprender tu viaje pero todavía falta un poco para que hagas contacto con la llave. Veamos los consejos que todo conductor de furgoneta necesita, estructurado en dos bloques: la documentación por un lado y la manera de conducir, por otro:

Revisa que llevas toda la documentación:

  1. Carnet de conducir: recuerda que el permiso de conducir es válido en todo el territorio europeo.
  2. Permiso de circulación: tu furgoneta debe tener una matrícula perfectamente acreditada que te permita circular con tu vehículo por cualquier vía pública.
  3. Póliza de tu seguro de coche y último recibo pagado: en la actualidad no es imprescindible que los lleves físicamente en la furgoneta dentro del territorio español, ya que los agentes de seguridad vial pueden comprobar si tienes contratado un seguro y si estás al corriente de pago. Esta comprobación se realiza en cuestión de segundos gracias al Fichero Informativo de Vehículos Asegurados (FIVA). Sin embargo, pueden ser requeridos si viajas al extranjero.
  4. Tarjeta de Inspección Técnica (ITV): es importante porque acredita que la furgoneta cumple con todas las condiciones para circular.
  5. Pegatina de la DGT: recuerda que desde abril de 2019 es obligatorio llevar la pegatina de la DGT con la letra correspondiente al nivel de emisiones contaminantes de tu furgoneta para poder entrar o aparcar en el municipio de Madrid.

Sé cauto en la carretera:

  1. Respeta los límites de velocidad: si conduces una furgoneta tienes limitaciones en la velocidad diferentes a los turismos. Habitualmente, suelen estar en 10 km/hora menos para cada tipo de vía interurbana.
  2. Respeta la distancia de seguridad: las furgonetas deben guardar una distancia de seguridad mayor que los turismos, debido a que se trata de vehículos más pesados y podrías tener más dificultad en caso de una frenada de emergencia.
  3. Aumenta la precaución en los adelantamientos: si tienes una furgoneta, seguramente será más pesada y voluminosa que los turismos en general por lo que la maniobra de adelantamiento puede ser más complicada. Es aconsejable que extremes la precaución cuando vayas a realizarla para evitar accidentes.
  4. Distribuye la carga de manera equilibrada: tanto si vas a llevar tus pertenencias en el maletero como si van a viajar en una caravana enganchada, es importante que distribuyas la carga de manera adecuada para evitar complicaciones.
  5. Anticípate en la carretera: si eres conductor de furgoneta es muy importante que te anticipes a los acontecimientos en la carretera para evitar maniobras bruscas que puedan hacer volcar el propio vehículo y/o la carga que llevas en el interior.

Consejos de salud para viajar en furgoneta

Está claro que si vas a viajar en furgoneta y especialmente tienes planificado que vas recorrer largas distancias, es imprescindible que tomes medidas preventivas para evitar complicaciones de salud:

  1. Mantén una temperatura agradable. Usa el aire acondicionado en épocas calurosas y enciende la calefacción si notas que hace demasiado frío dentro de la furgoneta. Mantener una temperatura agradable favorece una conducción más segura.
  2. Descansa lo que necesites. Esto implica dormir al menos entre 6-8 horas la noche previa al inicio de tu viaje. Y, si durante el trayecto, hay algún momento en que te sientes cansado o somnoliento es importante que te detengas para tomar una siesta.
  3. Evita hacer comidas copiosas o ingerir alimentos de digestión pesada justo antes de subirte a la furgoneta y conducir. Si lo haces podrías sentirte más somnoliento o sufrir problemas estomacales que te dificulten la conducción.
  4. Sal de la furgoneta cada 2 horas para estirar las piernas y evitar problemas circulatorios.
  5. Evita tomar medicamentos que provoquen somnolencia y/o estén contraindicados con la conducción.
  6. Recuerda que si conduces con una tasa de alcohol en sangre mayor de la permitida puedes ser sancionado con una multa y pérdida de puntos. Sin embargo, podrías perder algo peor: la vida.

Conclusiones

Viajar en furgoneta es un plan divertido para poner en práctica si estás pensando en hacer una escapada, ya que te permite llevar el equipaje suficiente como para hacer rutas de media o larga distancia en las que puedes marcarte diferentes puntos de acampada.
No obstante, es importante que tomes nota de los consejos que te hemos ofrecido antes de iniciar tu viaje para disminuir riesgos y disfrutar de una feliz experiencia. En definitiva, podemos resumirlos todos en los siguientes:

  1. Revisa que tu furgoneta esté en condiciones óptimas para viajar.
  2. Revisa que lleves toda la documentación reglamentaria.
  3. Recuerda las normas y las pautas de circulación específicas para furgonetas y así mejorar tu conducción.
  4. Mantén una temperatura agradable, descansa lo suficiente y evita tomar medicamentos incompatibles con la conducción.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × 3 =