Contrato de compraventa de coches usados: guía y modelo ideal

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 3.7 basado en 24 valoraciones

contrato compraventa coche

Cuando una persona quiere vender o comprar un coche usado lo más habitual es que busque un contrato de compraventa en internet para hacerlo de la forma más segura posible.

Existen multitud de modelos de contrato de compraventa de coches entre particulares en foros, páginas web, etc. El problema es que, si no tenemos conocimientos jurídicos, puede que estos modelos de contrato no nos protejan lo suficiente frente a posibles complicaciones y reclamaciones. ¿Qué ocurre, por ejemplo, si el coche está en mal estado? ¿Quién se hace cargo de la reparación de esas averías inesperadas?  ¿Y si los papeles no están en regla?

Conviene recalcar que aproximadamente 6 de cada 10 anuncios de coches de segunda mano que se encuentran en internet son de particulares y que los vehículos tienen más edad y más kilómetros que los coches vendidos por profesionales. De ahí que sea necesario disponer de un contrato que nos proteja de manera efectiva.

En este artículo encontrarás, además de las cláusulas que los contratos de compraventa de coches deben contener para evitar problemas, todas las indicaciones para tomar las precauciones necesarias y evitar disgustos de última hora. También podrás descargarte un modelo de contrato de compraventa en Word para que puedas modificarlo y añadir tus datos.

Qué debe contener un contrato de compraventa de coches usados entre particulares

  • Los datos personales son esenciales. No solo para identificar el vendedor y al comprador sino para disponer también de sus direcciones para localizarles en caso de reclamación. Con el nombre y apellido, dni y domicilio será suficiente.
  • Lógicamente también es necesario aportar los datos que identifican el vehículo. En este caso, a pesar de la creencia popular, no basta con la matrícula y el número de bastidor si no que conviene incluir:
    • Marca
    • Modelo
    • Cilindrada
    • Color
    • Potencia
    • Fecha de la 1ª matriculación
    • Kilometraje
  • Estado del vehículo:

    Si eres el vendedor, te interesa que conste que el comprador acepta el estado en que se encuentra el coche. En caso de que seas el comprador ¿qué mejor que cerciorarte del estado del automóvil?

    Para ello será necesario hacer que un mecánico revise el coche y documente el estado del vehículo para añadirlo como anexo al contrato: motor, carrocería, dirección, ruedas, cualquier elemento que esté roto o falte, etc.

    De este modo evitaremos las sorpresas una vez realizada la venta y tanto el vendedor, que se librará de reclamaciones, como el comprador, que evitará contratiempos, se encontrarán más seguros.

  • Impuesto de transmisiones patrimoniales
    Será el comprador el que deberá hacerse cargo de este impuesto que, para el caso concreto de los automóviles, asciende a un 4% de la valoración que haga Hacienda.Esa valoración podrá ser menor o mayor que el precio de compraventa y deberá constar en el contrato. Algunas personas pueden optar por incluir en el contrato una valoración menor y pagar menos impuestos sin saber que Hacienda le notificará, en poco tiempo, que deberá pagar la diferencia más una multa que puede ascender al 20%.

Precauciones antes de firmar un contrato de compraventa de coches de segunda mano

Conviene que antes de firmar un contrato de compraventa de coches entre particulares tomemos una serie de precauciones para evitar problemas que, una vez rubricado el contrato, tienen difícil solución.

  1. Informe de titularidad

    Con un coste de 8€, este informe demostrará que la persona que nos está vendiendo el coche es realmente el propietario y no un intermediario. En caso de que no verificar este dato, y si la persona que nos lo vendió es un intermediario, sería complicado reclamar al dueño ya que no dispondremos de sus datos.

  2. Libre de cargas

    Cuando compramos un coche y lo financiamos es habitual que exista una reserva de dominio para evitar que se pueda vender hasta que no se haya pagado todo el importe del préstamo al banco.

    En caso de no comprobarlo, si compramos un coche a un particular pagándole en mano, nos tendremos que enfrentar a una desagradable sorpresa: deberemos hacernos cargo del préstamo que aún falte por pagar.

  3. Quién se hace cargo de los gastos

    Los gastos de gestoría, si contratamos sus servicios, supondrán unos 100€. El ya mencionado impuesto de transmisiones particulares, el 4% de la valoración del vehículo y la tasa de venta, 40€.

    Lo normal es que sea el comprador el que se haga cargo de estos gastos pero aunque en ocasiones es posible negociarlo.

    Por otro lado, el vendedor tendrá que abonar el impuesto en circulación del año en curso y la ITV. En caso de que la venta se realice antes de pasarla, se puede solicitar una rebaja.

¿Puedo reclamar una vez realizada la compraventa de un coche usado?

Por ley, el comprador dispone de 6 meses para reclamar por problemas en el vehículo que no hayan sido notificados por el vendedor antes de la venta. Estos ‘vicios ocultos’ no engloban a los elementos susceptibles de desgaste como las ruedas.

El problema radica en localizar al vendedor para que se haga cargo de las reparaciones. De ahí que sea tan importante que en el contrato figuren los datos personales de las partes contratantes.

Además de todos estos consejos para que realices la operación de forma segura, dejamos a tu disposición un modelo de compraventa de coches en Word para que puedas descargarlo aquí.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Un comentario

  1. Las indicaciones y consejos sobre la compra – venta de un vehículo entre particulares, me han sido de una gran ayuda y me han aclarado las dudas que tenía. Muy agradecido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

13 − once =