Preguntas frecuentes sobre la copa menstrual: qué es y cómo se usa

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 5 basado en 1 valoraciones

Copa menstrual: qué es y cómo se usa

La copa menstrual es una alternativa a las compresas y tampones con muy pocos años de vida, pero que se ha convertido en una opción interesante para muchas mujeres preocupadas por el cuidado de su salud por los muchos beneficios que ofrece. En este post aclararemos algunas de las dudas más frecuentes, incluyendo la de qué es y cómo poner una copa menstrual.

Copa menstrual: qué es y cómo se usa

Empezando por lo básico, la copa menstrual es una pieza con forma de embudo, fabricada en silicona, que se puede reutilizar al ser lavable. Por tanto, se trata de una alternativa ecológica al uso de compresas y tampones, que te permite cuidar tu higiene íntima cuando menstrúas.

¿Cómo se utiliza? En realidad, hay ciertas similitudes entre copa menstrual y diu, ya que se coloca en el interior de la vagina y se retira pasadas unas 12 horas, cuando está llena. Asegúrate de tener las manos bien limpias antes de tocar la copa, bien para ponerla o para retirarla.

Al ser de silicona, la copa se adapta a tu forma y no produce molestias, siempre que la coloques de manera adecuada.

¿Cómo poner una copa menstrual? Es bastante sencillo:

  • Pliega la copa e introdúcela en la vagina. Relaja los músculos para facilitar el proceso.
  • Cuando esté dentro del todo, suelta los dedos para que se abra. Si todo ha ido bien, oirás un pequeño chasquido o una ventosa.
  • Si notas algún pliegue, sujeta con suavidad la base de la copa y gírala hasta que esté desplegada.

Para retirarla, sujeta el tallo hasta notar la base, presiona con suavidad para eliminar el efecto ventosa y vacíala.

Cómo se limpia la copa menstrual

¿Hay que esterilizar la copa menstrual cada limpieza? En realidad, no. Durante el período debes lavarla con agua cuando la retires, asegurarte de que todas las manchas se han ido y volverla a poner. Cuando termines con la regla sí tienes que esterilizarla, hirviéndola unos minutos (3-5) o en un dispositivo de esterilización.
Una vez limpia y esterilizada, guarda la copa en su bolsa hasta que vuelvas a necesitarla.

Cómo escoger la talla

Puedes encontrar la copa menstrual en tallas diferentes, de modo que necesitas escoger la adecuada en función de varios factores:

  • Cantidad de flujo: si es poco o medio, puedes escoger la talla S, o la M si es más abundante.
  • Partos: si has tenido un parto natural, lo recomendable es una talla L. Si fue por cesárea, la M puede ser suficiente.
  • Edad: Si tienes menos de 30 y un flujo normal, la S es tu talla. Si superas esta edad y no has tenido hijos, la M.

Factores positivos y negativos de la copa menstrual

El uso de la copa menstrual tiene algunos detalles muy positivos:

  • Es sostenible, ya que como la puedes reutilizar cientos de veces no generas el impacto medioambiental que supone desechar compresas o tampones.
  • Te sale muy económica, puesto que tiene una vida útil de unos 10 años. Imagina el ahorro que supone.
  • El mal olor que a veces notas cuando tienes la regla se reduce, por lo que tienes una sensación de estar más limpia.
  • Cuida tu salud. Con la copa menstrual las posibilidades de padecer el shock tóxico y otros problemas relacionados con el uso de tampones y compresas se reducen, por lo que es una alternativa saludable.

También hay ciertos factores no tan positivos. Estos son algunos:

  • Como hemos comentado, tras cada período tienes que esterilizarla, además de lavarla cada vez que te la pongas.
  • Si sueles acudir a espacios públicos, como bares o restaurantes con frecuencia, puede que te incomode tener que retirar la copa y lavarla en el baño del establecimiento.
  • Las primeras veces, sobre todo, puede ser difícil colocar bien la copa menstrual. Esto es importante porque puede que te manches si no lo haces bien, o cuando la saques.

¿Qué puedo hacer cuando llevo la copa menstrual?

Después de cómo poner una copa menstrual, esta es la pregunta más habitual. En realidad, puedes hacer lo que quieras, salvo tener relaciones sexuales con ella puesta. Por lo demás, la copa menstrual y el DIU u otros anticonceptivos son compatibles.

Así es la copa menstrual, una solución eficaz, económica y sostenible que cada vez tiene más seguidoras.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciseis + dieciseis =