Cuánto medirá mi hijo: te descubrimos cómo puedes calcularlo

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 3.7 basado en 3 valoraciones
percentil altura niños
  • El crecimiento en niños no depende solo de una causa, sino que hay varios factores que determinan la altura que alcanzará al finalizar su desarrollo.
  • Es importante que el pediatra haga un seguimiento del crecimiento de los niños, con el fin de guiarte en aquello que está aconteciendo con normalidad.
  • Saber cuánto medirá mi hijo no es una cuestión demasiado determinante pues durante la vida pueden suceder factores que influyan en las etapas de crecimiento de un niño.

Tener un hijo es algo muy emocionante, y una etapa de la vida en la que surgen muchas preguntas. “¿Qué hará cuando sea mayor?, ¿qué cosas le gustarán?, ¿crecerá sano? Y hablando de crecer, ¿cuánto medirá mi hijo?”.

Lo cierto es que el crecimiento en niños no depende solo de una causa, sino que hay varios factores que determinan la altura que alcanzará al finalizar su desarrollo, como su salud y su alimentación. Sin embargo, hay una fórmula que te permitirá conocer la altura que puede alcanzar tu hijo.

En este artículo hablaremos de las etapas de desarrollo, y veremos cómo se puede saber, de forma aproximada y estimativa, la altura de tu hijo con unos simples cálculos.

Etapas del crecimiento y desarrollo de un niño

Para asegurarse de que el desarrollo es el adecuado, el pediatra utiliza un percentil de altura en niños. Estas tablas varían en función de la etapa en la que se encuentre, ya que los cambios que se producen en su cuerpo hacen que algunas veces crezcan más deprisa y otras parezca que el crecimiento es más lento.

Las etapas del crecimiento de un niño se pueden dividir en 4 fases:

  1. Lactancia. Nada más nacer, un bebé pierde parte de su peso (5-10%), y de media mide unos 49 centímetros, aunque dependiendo sobre todo de la genética, pueden ser más altos o más bajos. Su cuerpo empieza a crecer un par de semanas después de nacer, y en los primeros 6 meses puede haber aumentado varios centímetros, con lo cual el crecimiento en niños se nota bastante durante esa etapa.El primer año de crecimiento y desarrollo del niño puede suponer unos 25 centímetros más de altura. Es decir, que el bebé crece unos dos centímetros al mes hasta que empieza a andar, que suele ser más o menos con un año.
  2. Preescolar. A partir del primer año el crecimiento del niño experimenta cambios graduales. Hasta los dos años va creciendo alrededor de un centímetro mensual, un poco menos en el tercer año y el siguiente como un centímetro cada dos meses.
  3. Etapa media. A partir de los cuatro años el crecimiento y desarrollo del niño es algo más lento, pero estable. Irá ganando centímetros hasta el comienzo de la pubertad, que es alrededor de los 12 o 13 años. En general, tanto niños como niñas, a esa edad lo normal es que tengan altura suficiente para dejar de utilizar el alzador en el coche.
  4. Adolescencia. Desde los 13 en adelante, el crecimiento se vuelve a acelerar un poco hasta alcanzar la altura máxima entre los 18 y los 21 años, momento en el que el cuerpo ha completado su desarrollo.

Ten en cuenta que estas fases varían y que las edades no son absolutas. Por ejemplo, las niñas pueden experimentar la llegada de su primera menstruación antes o después de los 12 años sin que ello suponga un problema en su desarrollo.

Por eso, es importante que el pediatra haga un seguimiento del crecimiento de los niños, con el fin de guiarte en aquello que está aconteciendo con normalidad, además de vigilar si existe algo que no funciona correctamente dentro del ciclo de desarrollo del niño.

Durante estas etapas del crecimiento de un niño pueden ocurrir cosas que influyan en su altura, por lo que calcular con exactitud cuánto medirá mi hijo no es posible. Por ejemplo, tal vez hayas oído hablar de que cuando tiene fiebre, un niño crece. Se trata de una creencia cierta porque con la temperatura alta la hormona del crecimiento se estimula, aunque esto no significa que si tu hijo tiene episodios de fiebre muy frecuentes vaya a crecer más que si no los tiene.

Durante estas etapas del crecimiento de un niño pueden ocurrir cosas que influyan en su altura, por lo que calcular con exactitud cuánto medirá mi hijo no es posible.

Hagamos un supuesto: ¿Cuánto medirá mi hijo si ahora mide 1,10 m?

¿Cuánto medirá mi hijo si ahora tiene 1,10 m de altura? Este dato por sí solo no determina la altura que puede alcanzar cuando termine su desarrollo, porque no es lo mismo medir 1,10 m con 6 años que con 12.

Según algunos cálculos, un niño que mide 1,10 m con 5 años tendrá una altura de entre 1,69 m y 1,76 cuando llegue al final de su desarrollo. En caso de que esta altura la tenga con 10 o 12 años, medirá menos de 1,63 m.

En cualquier caso, lo mejor es dejar que el pediatra calcule el percentil de altura de los niños y determine si todo es normal.

Cómo calcular la altura de tu hijo/a

Para calcular la altura de tus hijos existe una fórmula en la que coinciden muchos expertos. Consiste en tomar las medidas de los padres, sumarle (si es niño) o restarle (si es niña) 13 y dividirlo entre 2. A esta medida se le restan 7 para calcular la altura mínima y se le suman 7 para dar con la máxima.

Teniendo esto en cuenta, hagamos otro ejercicio:

  • Padre que mide 1,75 m.
  • Madre con 1,68 m de altura.

Si se trata de un niño, la fórmula es (175+168+13)/2=1,78 m, lo que daría un mínimo de 1,71 m y una máxima de 1,85 m.

En el caso de que fuese una niña, (175+168-13)/2=165. La altura mínima sería 1,58 m y la máxima 1,72 m.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

¿Por qué la fórmula es diferente en función de si es un niño o una niña? Porque lo normal es que los chicos sean más altos que las chicas, algo que se aprecia desde el nacimiento porque ellas suelen medir un par de centímetros menos, aunque al final de las etapas de crecimiento las niñas pueden ser más altas que los niños, por supuesto.

Esta calculadora de altura es sólo aproximada, y debemos tener en cuenta que el desarrollo biológico de un niño o niña no lo rigen las matemáticas. Al menos no de forma absoluta, porque durante la vida pueden suceder factores que influyan en las etapas de crecimiento de un niño.

Lo que importa de verdad es que crezca con salud

Saber cuánto medirá mi hijo no es una cuestión demasiado determinante. Lo importante es que el desarrollo y crecimiento del niño sea el adecuado. Si tu hijo no es tan alto como para jugar al baloncesto, aunque los padres seáis altos y lo normal sea que los hijos también, no significa que no sea un pequeño sano. Para eso tendrás que acudir a la consulta del pediatra de forma regular, y dejar que se encargue de hacer un seguimiento adecuado, te dé consejos prácticos para que tenga una buena salud y proporcione soluciones cuando algo no vaya bien.

Si quieres cuidar de la salud de toda tu familia, el Seguro de Asistencia Sanitaria de Seguros Bilbao te ofrece un completo cuadro de profesionales de primer nivel, en el que por supuesto hay pediatras que se encargarán de ayudarte a que tu hijo crezca sano y feliz. Y si prefieres conservar a tu pediatra habitual para que siga la evolución del desarrollo de tu pequeño, aunque no esté en nuestro cuadro médico, podrás hacerlo.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *