Daños en las mercancías ¿qué hacer?

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 0 basado en 0 valoraciones

daños en las mercancías
Si desarrollamos nuestra actividad en el sector del transporte de mercancías nos podemos encontrar, en ocasiones, con incidencias derivadas de la carga. Existen muchas etapas en un proceso de transporte y se suelen recorrer largas distancias durante las que, si no están bien almacenados o sufrimos algún percance, los artículos que transportamos pueden sufrir daños.

Estos daños pueden suceder en el recorrido o bien en el destino y las causas pueden ser diversas: desde un mal almacenamiento o un packaging defectuoso, hasta un accidente durante el transporte.

 

Incidencias según el tipo de transporte

 

Para ejemplificar hasta dónde pueden llegar estos desperfectos, nombraremos a continuación algunos casos en que nuestras mercancías pueden sufrir daños dependiendo del medio de transporte:

-Transporte marítimo:

    Podemos encontrarnos en una situación en que, a causa del oleaje perdamos todo o parte del cargamento, o que este quede en mal estado a causa del agua.

-Transporte terrestre:

    Ser víctimas de un robo o un accidente.

– Transporte aéreo:

    Sufrir desperfectos durante la carga y descarga del avión.

Como empresa transportista, nos encontraremos ante un problema si los productos no llegan a su destino o lo hacen de forma defectuosa tras un desplazamiento, o incluso, si son dañados una vez almacenados en las instalaciones.

 

Cómo reclamar daños en las mercancías

 

Si hemos realizado un transporte en el que nuestros productos han sufrido algún tipo de daño, debemos saber de qué forma operar para que esta problemática quede resuelta.

Fotografías en el origen

Para poder determinar responsabilidades y reclamar los daños producidos en las mercancías, debemos tener la precaución de hacer fotografías de las mismas en el origen, antes del desplazamiento. De esta forma, podremos demostrar que han sido dañadas durante el transporte.

Revisar el estado del camión

Uno de los elementos más importantes es asegurarse de que el camión que transportará la carga está en perfecto estado y que el cajón reúne los requisitos necesarios para transportar esa mercancía. Si esta revisión se ha realizado la podemos usar en el proceso de reclamación.

Contactar con la aseguradora

En la mayoría de los casos, debemos tener un seguro de carga contratado que cubra situaciones en las que los artículos transportados sufran daños. Por ello, debemos ponernos en contacto con nuestra aseguradora para informar de la situación y reclamar una solución para los daños producidos. Existen diferentes tipologías de seguros que podemos contratar y la opción que elijamos deberá contemplar la cobertura de daños en las mercancías.

Habrá que tener en cuenta que la reclamación de daños implica que podamos recuperar el valor de las mismas. Pero el importe nunca será superior al valor de lo que se ha perdido y en función del tipo de seguro contratado las opciones de recuperación pueden variar.

 

Consejos para evitar inconveniencias

 

Aunque a veces es inevitable que los artículos que transportamos resulten dañados, podemos intentar adoptar algunas medidas para anticiparnos y evitar que se produzcan perjuicios mayores.

Es importante, por ejemplo, que nos aseguremos de que el proveedor usa un sistema de packaging seguro y adecuado al tipo de producto a transportar, ya que esto puede ser determinante a la hora de que se sufran daños.

Además, no olvidemos la importancia de contar con un seguro de transporte que nos garantice tranquilidad ante la posibilidad de que las mercancías puedan sufrir algún tipo de daño. Para cualquier duda relacionada con el mismo no lo dudes y ponte en contacto con tu Mediador él sabrá responder a todas tus preguntas.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × 5 =