Los deportes de invierno más recomendados

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 0 basado en 0 valoraciones

deportes de invierno

Los meses comprendidos entre noviembre y marzo son ideales para practicar deportes de invierno tanto en España como en otros países europeos. Gracias a este clima, se generan unas condiciones óptimas para practicar todo tipo de actividades, por eso es muy buen momento para que aprendas o practiques aquellos que más te gustan. En este post explicamos sus principales ventajas para tu organismo y te contamos qué debes tener en cuenta para practicar deportes de invierno de forma segura.

Los beneficios de los deportes de nieve y hielo

El esquí, el snowboard, el snowshoeing, el descenso en trineo y el patinaje sobre hielo tienen en común varios beneficios para el organismo y la mente. Todos los deportes de nieve suelen practicarse en terrenos montañosos que ayudan a purificar los pulmones y desconectar de la rutina. Si quieres adelgazar, te interesará saber que los deportes de invierno queman muchas calorías, también tonifican el cuerpo y protegen de las enfermedades cardiovasculares. Todos ellos suelen practicarse en compañía de familiares o amigos.
Cada uno de ellos se caracteriza por unas ventajas particulares. ¡Vamos a verlas!

Esquí

Los beneficios del esquí son muy variados, pues es uno de los deportes más completos que existen. Se trabaja un número importante de los músculos del cuerpo, pero las piernas son las que más se fortalecen. En concreto, las rodillas son las que reciben la mayor parte del impacto. El esquí sirve para tener unos buenos cuádriceps, sobre todo el esquí de fondo, donde es necesario mantener la estabilidad en una postura semiflexionada por las irregularidades del terreno. Si practicas esquí alpino, donde predominan las bajadas pronunciadas, trabajarás más los músculos isquiosurales, que se encuentran en la parte posterior del muslo.

Se trata de un deporte que mejora la fuerza, la resistencia y también sirve para ganar agilidad y flexibilidad. En el esquí es imprescindible mantener una posición adecuada, lo que potencia la capacidad de concentración, especialmente en cuanto al equilibrio y la coordinación.

Snowboard

El snowboard mejora la resistencia física y aporta una mayor elasticidad, un beneficio importante para prevenir lesiones. En este deporte son imprescindibles algunos músculos que no se suelen trabajar en otras actividades. Hablamos de los que se encuentran en pies y tobillos, esenciales para controlar la tabla. El snowboard también contribuye a tener unos abdominales definidos y unos brazos fuertes, pues son esenciales para mantener el equilibrio.

Snowshoeing

El snowshoeing o senderismo en la nieve con raquetas es una opción excelente para disfrutar del paisaje blanco, propio de la época. La ventaja respecto al resto de los deportes de invierno es que puede practicarlo todo el mundo, desde niños de todas las edades a gente mayor. Incluso, puedes disfrutarlo junto a tu bebé, llevándolo en una mochilita. Además, es una actividad fácil y barata que mejora el sentido de la orientación de los más pequeños.

Descenso en trineo

Es uno de los deportes más divertidos para practicar en la nieve. A los niños también les encanta, ya sea con un trineo tirado por animales o remolcado por personas. Si te ayudas con las propias piernas mejorarás aún más la resistencia física y la fuerza.

Patinaje sobre hielo

El patinaje sobre hielo, como el esquí, fortalece especialmente las rodillas. Es uno de los deportes de hielo más famosos y divertidos. A diferencia de otros, puedes practicarlo tanto en invierno como en el resto del año, si en tu localidad hay espacios habilitados para ello. Además, es otra alternativa más para quemar calorías y desarrollar habilidades como el equilibrio y la coordinación.

Precauciones para una práctica segura de deportes de invierno

A la hora practicar deportes de nieve o hielo, ser prudente e ir bien equipado es fundamental. En primer lugar, es necesario equiparse con las prendas adecuadas. En todos los casos es recomendable que lleves una camiseta interior, un jersey que abrigue y un anorak o similar, recubierto de un tejido impermeable. Asimismo, deberás contar con un buen gorro, unos guantes y unas gafas adecuadas para la nieve. Todo ello será imprescindible para realizar muchos de estos deportes de invierno.

En caso de practicar esquí, snowboard o patinaje sobre hielo hay que llevar casco y protección especial en las rodillas. Es importante tener en cuenta que el 40% de las lesiones que se producen esquiando afectan a esta parte del cuerpo. Además, es fundamental contar con una buena preparación física para prevenirlas: hacer sentadillas y fortalecer la musculatura general del cuerpo en el gimnasio son buenas formas de prepararse.

Elegir el terreno apropiado al nivel de cada uno también es muy importante para prevenir lesiones. Si eres principiante puedes lesionarte con más facilidad si escoges un terreno demasiado escabroso o con pendientes muy pronunciadas.

Por otro lado, si para la práctica de dichos deportes viajas, es recomendable contar con un seguro de asistencia en viaje que incluye coberturas como asistencia sanitaria.

Contacta ya con un mediador de Seguros Bilbao para iniciar el proceso de contratación de la póliza. Él te guiará de manera personalizada y resolverá tus dudas.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *