Cómo detectar la sordera en los niños

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 0 basado en 0 valoraciones

Identificar la sordera en niños es muy complicado, aunque, actualmente se practica el screening o cribado auditivo neonatal a todos los bebés antes de abandonar el hospital. Esta prueba, que facilita su detección, conviene llevarla a cabo lo antes posible por el bien del bebé ya que de un buen diagnóstico dependerá su salud auditiva.

La mayoría de bebés pasan la prueba, pero en caso contrario lo mejor es detectar la sordera antes de los 6 meses ya que luego, su evolución y la de su lenguaje pueden resultar francamente perjudicados.

Uno de los síntomas más claros de que tu hijo/a no oye bien es que no actúe o se sorprenda cuando se producen ruidos. Lo normal, hasta los 3 meses es que presente lo que se conoce como “reflejos cocleares” responsables, por ejemplo, de que se despierte al oír algún golpe o voz más alta.

También nos debe extrañar si el bebé no se gira al oír una voz familiar o si, entre los 3-6 meses no le gusta jugar con elementos que produzcan música o sonido.

Hacia los 8 meses es cuando el niño empieza a emitir sus primeros sonidos, pero está claro que, para poder copiarlos los debe haber tenido que escuchar previamente. Una clara señal de que algo no funciona es que, en vez de balbucear, grite desmesuradamente para comunicarse.

Sobre los 12-18 meses todos los niños/as deberían ser ya capaces de articular no sólo palabras sueltas, sino frases de 2 palabras que incrementarán hasta 4 o 5 hacia los 36 meses.

Es durante este segundo año de vida, en el que empieza a ser urgente que consultes con un especialista si; el pequeño/a no atiende por su nombre, no presta atención al escuchar un cuento o no responde órdenes sencillas.

En Seguros Bilbao sabemos que lo más importante para ti es el bienestar de tu hijo/a, por encima de todo y por esta razón te invitamos a conocer nuestro seguro Flexijunior pensado para proteger tu más preciado tesoro.

Por último, si hacia los tres años, en el colegio te avisan de que tu hijo no se comunica con otros compañeros, o está excesivamente agresivo con ellos y/o no siente motivación por aprender,  también plantéate que algo falla y enciende tu alarma.

Recuerda que, detectar la sordera precozmente es básico para ponerle solución y evitar que ésta no derive hacia otros problemas más graves.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecisiete − cinco =