Dieta para diabetes gestacional: consejos para seguirla

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 0 basado en 0 valoraciones

La diabetes gestacional es una de las preocupaciones de salud más habituales durante un embarazo. Si estás esperando un bebé, es bastante probable que tus niveles de glucosa se disparen, por lo que necesitarás vigilar especialmente esta cuestión.

Esto no significa que vayas a necesitar insulina, aunque sí te hará falta prestar atención para atender tu situación de forma adecuada. La dieta para diabetes gestacional es fundamental para evitar las consecuencias que pueden surgir si no se trata.

¿Cómo debes comer si tus niveles de glucosa se elevan? Sobre todo, es esencial evitar la tentación de hacer tu propia dieta. Lo que necesitas es un menú para diabetes gestacional dirigido por un profesional para cuidar tu salud y la de tu bebé.

Diabetes gestacional: ¿qué comer?

En las dietas para diabetes gestacional, sobre todo se recomienda comer productos naturales y variados, repartidos en un intervalo de entre 3 y 5 comidas.

Hay que prestar atención al desayuno, porque los niveles de glucosa se desestabilizan con más frecuencia por las mañanas. Por eso, necesitas recuperar el equilibrio consumiendo más proteína y menos hidratos de carbono. El resto de comidas también deben ser equilibradas en una dieta para diabetes gestacional.

¿Qué debe incluir un menú de diabetes gestacional?

Como norma general, la dieta para la diabetes gestacional debe tener una buena cantidad de:

  • Fruta y verdura frescas, que aportan vitaminas y una buena cantidad de fibra alimentaria.
  • En el caso de los cereales, mejor que sean integrales porque sus hidratos de carbono de asimilación lenta ayudan a mantener los niveles de glucosa bajo control dentro de una dieta de diabetes gestacional.
  • Legumbres que aportan proteínas de alta calidad y otros nutrientes importantes para tu alimentación.
  • Carne magra de forma moderada.
  • Grasas vegetales como el aceite de oliva virgen o el de girasol alto oleico, son mucho mejores que las grasas hidrogenadas o de otros tipos para las dietas de diabetes gestacional.
  • Productos lácteos bajos en grasa o desnatados, que tienen calcio, fósforo y proteínas.

Además, aunque no se trata de alimentos prohibidos durante el embarazo, sí que hay algunos con los que deberías reducir su ingesta. Algunos de estos alimentos son:

  • Ultraprocesados, que tienen un alto contenido de grasas saturadas, sal y azúcares simples.
  • Bollería industrial. Las harinas refinadas y el azúcar que se utiliza para elaborar galletas, pasteles y bollos elevan los niveles de glucosa en el organismo, por lo que no es recomendable consumirlos demasiado.
  • Bebidas azucaradas, como refrescos, zumos o néctares de frutas (que nunca sustituyen a la fruta natural).
  • Grasas. No es adecuado eliminar las grasas por completo, pero no es bueno abusar de aceites y grasas como las margarinas, salsas o aliños industriales para ensaladas.

Hay algo que también debes incluir en tu dieta para diabetes gestacional: hacer un poco de ejercicio. Recuerda que la alimentación es solo una parte de los planes de vida saludable, y que hay que combinarla con un estilo de vida activa.

Ejemplo de dieta para la diabetes gestacional

Como hemos dicho antes, hacer tu propia dieta para la diabetes gestacional no es recomendable. Necesitas ponerte en manos de un profesional que te indique cuáles son los mejores alimentos para la diabetes gestacional, y así controlar tus niveles de glucosa durante el embarazo.

Dicho esto, te vamos a dar un ejemplo de dieta en diabetes gestacional como muestra de lo que se come si tienes desequilibrado el azúcar en sangre:

  • Desayuno:
    • 2 tostadas de pan integral con aceite de oliva o 30 gramos de cereales integrales.
    • 1 pieza de fruta de temporada.
    • 1 vaso de leche desnatada (puedes añadir cacao en polvo 0% o café descafeinado).
  • Almuerzo de media mañana:
    • 1 loncha de fiambre de pavo o jamón cocido.
    • 1 porción de queso fresco desnatado sin sal.
  • Comida:
    • Ensalada de pasta integral, tomate y zanahoria aliñada con aceite de oliva y limón.
    • Merluza al vapor.
    • Fruta o yogur semidesnatado sin azucarar.
  • Merienda:
    • 1 taza de queso cottage con un puñadito de frutos secos tostados sin sal.
  • Cena:
    • Pechuga de pollo con ciruelas.
    • Verduras salteadas con aceite de oliva, aliñadas con zumo de limón.

Este puede ser un día completo en una dieta para diabetes gestacional. Como puedes ver, se trata de un plan de alimentación equilibrado, vigilando los ingredientes de lo que comes y su composición nutricional.

Insistimos en que es muy importante consultar a un profesional si tienes diabetes gestacional y necesitas controlar los alimentos que consumes. Así podrás cubrir tus necesidades y las de tu bebé sin caer en excesos o carencias.

¿Puedo saber si tengo diabetes gestacional?

Algunos de los síntomas de diabetes gestacional pueden pasar desapercibidos, y por norma general no se trata de algo muy grave, pero sí que hay que prestar atención porque a medio o largo plazo puede tener consecuencias negativas.

¿Cómo saber si padeces diabetes gestacional? Lo normal es que tu médico haga una prueba específica conocida como test de O’Sullivan, con el que se mide el nivel de glucosa de tu organismo.

También hay ciertos síntomas que se relacionan con la diabetes durante el embarazo, como sensación de fatiga continua, tener la boca seca, náuseas o infección en la orina. Si tienes algunos de estos, consulta con tu médico para saber si necesitas controlar tu dieta para mantener el azúcar bajo control.

Recuerda que con tu seguro de asistencia sanitaria de Seguros Bilbao dispones de un completo cuadro de especialistas, incluidos ginecólogos y nutricionistas para ayudarte a seguir una dieta equilibrada si tienes diabetes gestacional.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *