Diferencia entre renting y leasing

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 3.5 basado en 2 valoraciones

renting vs leasing

Cuando se trata de adquirir un vehículo, el alquiler puede ser una opción interesante. Sobre todo si además de conducir buscas algún beneficio fiscal, como en el caso de las empresas y autónomos, aunque también puedes acceder a ellos si eres un particular. Para ello existen dos fórmulas: el renting y el leasing, que a menudo se confunden y hasta se consideran lo mismo, pero no lo son.

En este artículo hablaremos de la diferencia entre renting y leasing, dos formas de tener un vehículo sin hacer un gran desembolso y con algunas ventajas.

Diferencias entre renting y leasing: ¿cuál es más interesante?

Aunque se trata de una fórmula de alquiler a largo plazo en los dos casos, hay varias diferencias entre renting y leasing que es importante conocer.

¿Qué es el renting de coches? El renting es un contrato de alquiler con el que puedes conducir un vehículo durante un plazo establecido de antemano. En él se indican las características que tiene el vehículo y cuáles son las condiciones establecidas, como el número de kilómetros que se pueden recorrer, gastos de mantenimiento que se incluyen y cuáles no, qué reparaciones están cubiertas, etc.

Por otra parte, veamos qué es el leasing de coches. En resumen, un leasing también es un alquiler por varios años, aunque al finalizar el plazo se puede renovar, alquilar otro modelo o pagar una cantidad final para comprarlo. Se puede considerar una forma de financiar el vehículo que se quiere comprar, por lo que es más un método de financiación en muchos casos.

En esta tabla puedes ver algunas de las diferencias entre un renting y un leasing:

Renting Leasing
Duración del contrato Entre 1 y 5 años 2 años como mínimo
Quién lo gestiona Agencia de renting Financiera
Condiciones Alquiler a largo plazo Financiación del vehículo
Gastos incluidos Los indicados en el contrato (seguro, reparaciones, revisiones, impuestos, mantenimiento, etc.) Salvo acuerdo expreso, quien firma el contrato se hace cargo de todos los gastos de mantenimiento y demás

Como puedes ver, existe una importante diferencia entre renting y leasing de coches. Tanto el plazo como la naturaleza del contrato son distintos, así como lo que incluye uno y otro. Por eso, es importante conocer en profundidad cada una de las fórmulas para decidir la que más te interesa.

Desventajas y ventajas del renting y del leasing

Hablemos de forma más concreta sobre los puntos fuertes de cada una de las alternativas, y también de cuáles no son tan positivos, dependiendo de la situación y de cuáles sean tus necesidades específicas, teniendo en cuenta las diferencias entre renting y leasing que hemos comentado anteriormente.

Ventajas y desventajas del renting

Una de las ventajas del renting más significativas es que los gastos están incluidos en la cuota mensual. Dependiendo de la empresa de renting pueden variar un poco, pero lo normal es que las revisiones, el seguro y los impuestos formen parte de los servicios que tienes con tu cuota de renting. También tendrás cambio de neumáticos o reparación de averías, e incluso algunos contratos tienen gestión de multas. Solo tienes que elegir el modelo que más te guste y dejar que la agencia de renting se encargue del resto.

Otro beneficio es que el renting se puede desgravar. Por tanto, si tienes una empresa o eres autónomo y utilizas el vehículo para trabajar, tanto la cuota mensual como el IVA son deducibles.
Además, cuando termine el contrato podrás renovar el vehículo y conducir otro modelo más actual, con las últimas innovaciones en materia de seguridad del mercado.

En un artículo anterior hablamos sobre las ventajas del renting frente a la compra, por si te interesa comparar una y otra opción.

En el lado de las desventajas podemos destacar que el renting tiene un límite de kilómetros que puedes recorrer, por lo que una vez que se haya cubierto, tendrás que devolver el vehículo o pagar un extra, algo que como norma general no será interesante.

Otra desventaja surge en caso de que quieras quedarte con el coche cuando termine el contrato. El valor residual, o la cantidad final que tendrás que desembolsar, es bastante alta si lo comparas con el leasing.

Ventajas y desventajas del leasing

Pasemos ahora a las ventajas e inconvenientes del leasing, para ver si te interesa más o menos que el renting.

Una de las ventajas del leasing de coches es que tras finalizar el contrato, puedes comprarlo pagando una pequeña cantidad, ya que esta fórmula en realidad es un método de financiación. La cuota mensual que pagas está destinada en gran medida a cubrir el coste de adquisición, y por eso tiene un valor residual muy inferior al del renting.

En cuanto al kilometraje, no hay un límite al que debas ajustarte. Por lo que puede ser una opción interesante si piensas hacer muchos kilómetros con el vehículo.

Sin embargo, el leasing no suele incluir ningún gasto, por lo que el seguro, las revisiones o el mantenimiento se deben añadir a la cuota mensual que pagas. Por no hablar de las averías o el cambio de neumáticos, que a veces son bastante costosos.

Además, el leasing tiene una duración mínima de 2 años y no se puede cancelar el contrato antes de tiempo. Si lo haces, también tendrás que devolver las deducciones fiscales de las que te hayas beneficiado.

Una fórmula cada vez más utilizada

Tanto el renting como el leasing se han convertido en una alternativa muy utilizada por empresas y autónomos para disponer de vehículos sin tener que pagar una cantidad importante para comprarlos. También hay particulares a los que les puede interesar, sobre todo a quienes les gusta renovar su coche a menudo y olvidarse de tener que pagar de más por el mantenimiento.

En Seguros Bilbao te ofrecemos nuestro renting a particulares, una fórmula con la que tendrás siempre un coche a tu disposición por una pequeña cuota mensual sin sorpresas y con todos los costes básicos incluidos.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *