Embarazo semana a semana: todo lo que necesitas saber

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 4 basado en 3 valoraciones

Embarazo semana a semana

Concebir y traer al mundo a una criatura es una de las experiencias vitales más extraordinarias que puede tener una mujer. Un proceso que dura alrededor de 40 semanas, durante las cuales ocurren cambios a medida que el bebé se desarrolla. Hagamos un recorrido por el calendario del embarazo semana a semana y veamos cómo se van produciendo los cambios hasta el nacimiento de tu bebé.

Recuerda que con el seguro de asistencia sanitaria de Seguros Bilbao puedes elegir el ginecólogo que quieras, aunque no forme parte de nuestro cuadro médico.

Calendario del embarazo semana a semana

Desde el momento en el que comienza la gestación, el cuerpo empieza a experimentar cambios. Primero para adaptar el organismo al nuevo estado, después para propiciar el buen funcionamiento del proceso y al final para preparar la llegada del parto. Este es el desarrollo de un embarazo semana a semana:

Embarazo: semana a semana

Semana 1 a semana 4 de embarazo

Los síntomas de embarazo la primera semana son imperceptibles, porque en realidad aún no estás embarazada, sino que tu cuerpo elimina la capa en la que se aloja el óvulo fecundado. Al no haber aún uno, se desecha y tiene lugar la menstruación.

Durante la segunda semana, el cuerpo prepara de nuevo su interior para liberar un óvulo fértil que fecunde un espermatozoide. El óvulo puede liberarse a lo largo de esta semana o en la siguiente.

Hasta la tercera semana del calendario del embarazo no se produce la fecundación del óvulo. Es en ese momento cuando se puede decir que realmente estás embarazada, aunque el proceso haya comenzado un par de semanas antes.

En la cuarta semana del proceso se implanta el embrión en el útero. En ese momento puede haber un ligero sangrado, que coincide con la regla y a veces se confunde con esta. Esto se debe a que al fijarse el embrión se erosiona un poco la pared del útero.

Semana 5 a semana 8 de embarazo

Aparte de la ausencia de la regla, algo que te indica que hay cambios en tu cuerpo, las siguientes semanas de embarazo empezarás a notar algunos síntomas, si aún no lo has hecho. Es buen momento para hacerte una prueba y confirmar que estás embarazada.

En la sexta semana su corazón empieza a latir, y ya no parará durante el resto de su vida. También se empieza a mover, aunque aún no lo notas, y comienzan a desarrollarse los órganos.

A lo largo de la séptima semana, con un centímetro de largo y un peso inferior a un gramo, el embrión continúa con su proceso de desarrollo.

Con la octava semana el embrión tiene forma humana y es un organismo muy complejo.
Estas semanas de embarazo son críticas en el desarrollo, ya que se expone a agentes que aumentan la posibilidad de que haya alguna malformación.

Semana 8 a semana 13 de embarazo

El desarrollo y los cambios se siguen produciendo en tu interior. Las conexiones nerviosas se van extendiendo, lo que puede producir movimientos involuntarios. Aunque aún es improbable que se noten.

En la décima semana el embrión pasa a denominarse feto, y los órganos principales se pueden identificar y están en funcionamiento.

Las manos tienen los dedos separados en la semana 11, y a las 12 semanas de embarazo es el momento de programar la primera ecografía si aún no se ha realizado. El bebé tiene el tamaño de una mandarina grande y no dejará de moverse.

En la decimotercera semana todos los órganos, incluso los intestinos, están ya dentro del cuerpo y no en el cordón umbilical.

En ese momento puedes empezar ya a notar que estás embarazada.

Semana 14 a semana 17 de embarazo

Los rasgos faciales se empiezan a notar, y el feto hace gestos con la cara. Sigue moviéndose (cada vez un poco más), y se chupa el dedo. Los ojos y las orejas se van colocando y las articulaciones se pueden distinguir.

En la semana 17 se empieza a formar la capa de grasa bajo la piel que protegerá su cuerpo del frío, y por su oído es capaz de reaccionar a los ruidos fuertes que vienen del exterior.

Semana 18 a semana 21 de embarazo

Durante este período del calendario del embarazo el cuerpo del bebé se proporciona y el pelo de la cabeza empieza a crecer.

A las 20 semanas de embarazo los pulmones empiezan a practicar, y lo mismo ocurre con el aparato digestivo. El cerebro tiene unos 30 mil millones de neuronas.

Alrededor de esta fecha se hace una ecografía morfológica, que tiene mucha importancia a la hora de detectar alguna malformación. No es fiable al 100 por 100, pero es esencial de cara a realizar un control exhaustivo durante el embarazo.

A las 21 semanas del embarazo el movimiento es muy notable, sobre todo cuando estás en reposo.

Semana 22 a semana 26 de embarazo

En estas semanas del embarazo tu bebé ya parece completo, aunque le falta ganar peso porque tiene entre medio kilo y unos 800 gramos. La piel, las uñas y el pelo de los párpados y las cejas son notables.

Aunque todavía no tienen el color definitivo, los ojos están terminando de desarrollarse y los oídos perciben sonidos de dentro y fuera del útero.
Todavía hay mucho sitio en el interior, y el bebé sigue moviéndose hasta el punto de llegar a hacerte daño (solo un poco).

Semana 27 a semana 30 de embarazo

Hacia las 28 semanas de embarazo el bebé podría sobrevivir si ocurriera un parto prematuro, aunque necesitaría apoyo para que los pulmones terminen de madurar.

El cerebro crece muy deprisa, y los estímulos se perciben cada vez mejor, tanto los de dentro como los de fuera de su espacio.

Sobre la semana 30, o un poco antes, el feto produce sustancias que estimulan la prolactina en el cuerpo de su madre, que se empieza a preparar para dar de mamar.

Semana 31 a semana 35 de embarazo

Con unas 32 semanas de embarazo se puede decir que el bebé está formado por completo, aunque los pulmones todavía no han madurado del todo. Si aún no se ha colocado para salir, es probable que empiece a poner la cabeza hacia la salida aprovechando que aún se lo permite su tamaño.

Los huesos del cuerpo se endurecen, aunque aún son flexibles. El cráneo no está cerrado del todo, lo que facilitará su salida en el parto.

A partir de la semana 35 el bebé solo se dedicará a ganar peso.

Semana 36 a semana 40 de embarazo

Si todo ha ido como se espera, el bebé estará en posición de nacer, con la cabeza mirando hacia el canal del parto. El peso que gana día a día aumenta, y también crece bastante deprisa. El cuerpo materno le transfiere nutrientes y defensas, y lo hará hasta el momento de su llegada al mundo.

Aunque se puede adelantar, a las 40 semanas del embarazo se produce el parto. En ese momento conocerás a la persona con la que has compartido tu cuerpo estas últimas semanas. Puedes calcular cuándo llegará con la fórmula que te mostramos en esta calculadora de embarazo.

Un final que marca el principio

Con el parto termina el calendario del embarazo, y comienza una nueva etapa de la vida: la maternidad. Un período que no se mide en semanas, sino en años, y que en ocasiones estará plagado de desafíos, pero que es del todo gratificante.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × uno =