Evolución de los precios de la vivienda en España

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 5 basado en 2 valoraciones
evolución precios vivienda hasta 2022
  • En 2008 llegó una grave crisis económica por lo que los precios comenzaron a descender y en 2010 volvieron a subir ligeramente debido a la tímida recuperación.
  • En 2020 y con la llegada del COVID-19 siguió con el precio a la baja haciendo que las viviendas tuvieran un precio hasta un 5% más reducido que una década atrás
  • Durante este año el precio de la vivienda se ha mantenido bastante estable.
Última actualización 26 de octubre de 2022

La evolución de los precios de la vivienda en los últimos años ha sido sin duda, toda una montaña rusa. En la actualidad, el precio de la vivienda no es nada estable, de hecho el precio se ha disparado y el metro cuadrado ha superado los 2.000 euros (2.011 euros). Se trata de la mayor subida en los últimos 10 años, con un incremento interanual de 6,3%. Si te encuentras en el proceso de comprar o vender un inmueble es importante que conozcas la tendencia de estos costes para así, entender cuál es la situación actual.

La evolución de los precios de la vivienda en España

Cualquier persona que haya estado pendiente de la evolución de los precios de la vivienda en España sabe que es como un mar bastante revoltoso: subidas y bajadas dramáticas a lo largo de los años.

En los siguientes puntos vamos a explicarte cómo ha sido la evolución de los precios de vivienda en España y cómo está en la actualidad. ¿Es un buen momento para comprar o es mejor esperar? Echa un vistazo a la información que te damos a continuación para tomar la decisión más acertada.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

20 años atrás

Durante los últimos 20 años la evolución del precio de la vivienda muestra fluctuaciones importantes. Fluctúa dependiendo de la coyuntura económica y social. Por ejemplo, a mitad del año 2006 los precios del metro cuadrado de las viviendas eran astronómicos, situándose de media en 3.500 €/m2.

En 2008 llegó una grave crisis económica por lo que los precios comenzaron a descender y en 2010 volvieron a subir ligeramente debido a la tímida recuperación económica que hubo en aquel momento. En 2013 volvió a haber un gran descenso en el precio de la vivienda donde se pagaba de media 1.500 €/m2 en la vivienda.

Los años siguientes hubo un aumento de precio que no fue muy drástico, esto significa que el precio iba en alza pero lo hacía progresivamente, hasta que en 2019 estaba bastante alto, pagando de media 2.500 €/m2.

Cuando llegó la pandemia en 2020 los precios volvieron a bajar drásticamente llegando a índices de casi una década anterior.

Todos estos cambios de precios en la vivienda ocurrían tanto en viviendas nuevas como de segunda mano, aunque en el último caso, el coste suele rebajarse un 25% respecto a las de obra nueva

En los últimos años

Como hemos visto, en 2019 las personas empezaron a invertir en primeras y segundas viviendas porque el precio se frenó. En 2020 y con la llegada del COVID-19 siguió con el precio a la baja haciendo que las viviendas tuvieran un precio hasta un 5% más reducido que una década atrás.

Esto hacía que los precios de alquiler subieran, aunque también habían épocas en que no lo hacían a pesar de la subida o bajadas de los precios de la compra de viviendas. ¿Por qué suben y bajan los precios de las viviendas? ¿Qué tiene que ver en la evolución del mercado inmobiliario?

En realidad, no solo es un factor lo que lo provoca. Cuando hay épocas de bonanza económica, las personas se animan a invertir en bienes inmuebles. En cambio, cuando la economía no va bien y las personas no ahorran o pierden su trabajo, el miedo se dispara y hay cierta tendencia a la baja puesto que las personas no invierten tanto y las segundas viviendas o incluso las nuevas, se comienzan a acumular en el mercado. Por lo tanto, cuando esto ocurre, los precios están más bajos.

Cuando la economía no va bien y las personas no ahorran o pierden su trabajo, el miedo se dispara.

Evolución precio vivienda en 2022

Durante este año el precio de la vivienda se ha mantenido bastante estable. Entre febrero y abril de 2022 se pagaba de media entre 1.743 y 1.814 euros por metro cuadrado. De enero a febrero bajó un 0’6%. Después ha subido respecto a los primeros meses del año, como hemos mencionado en el primer párrafo.

Las entidades bancarias apuestan por mejores condiciones de financiación que años atrás, algo que favorece la toma de decisión de los compradores para adquirir una vivienda. Sin embargo, muchas personas sienten incertidumbre por los tipos de interés ya que suben para combatir la inflación. Los bancos intentan calmar a los compradores explicándoles que se hará de forma gradual para que se estabilice el sector y que los incrementos en las hipotecas pueden ser progresivos. Pero claro, según los bancos, cuanto antes se contrate la hipoteca, mejores serán las condiciones y por lo tanto, será más fácil asumir el gasto de la hipoteca sin tener que tener miedo a la subida de interés causada por la inflación.

En la actualidad, el Gobierno y la banca rebajarán los criterios para que la subida de las hipotecas no sea demasiado excesiva para los hogares. Lo que se quiere conseguir es que las personas que tienen préstamos hipotecarios para sus viviendas puedan acogerse al código de buenas prácticas para que la escalada del euríbor no les resulte imposible de asumir.

El código está representado por unas medidas urgentes para que aquellas personas con menos recursos puedan reestructurar su deuda, conseguir una quita o incluso la entrega de la vivienda quedando la deuda exenta.

Evolución del mercado inmobiliario

La evolución del mercado inmobiliario depende de la evolución de la vivienda. Por ejemplo, en el año 2000 había muchas agencias inmobiliarias en auge, pero con la crisis de 2008 muchas de ellas tuvieron que cerrar.

En la actualidad la evolución del mercado inmobiliario depende de la demanda ya sea de viviendas en propiedad, de alquiler o vacacionales. Aunque no se puede saber cómo irán los precios de las viviendas, es sabido que dependiendo de la economía social aumenta o baja la demanda.

Comunidades autónomas más asequibles

A continuación vamos a indicarte cuáles son las comunidades autónomas más asequibles en la actualidad:

  • Aragón: 1.323 €/m2
  • Asturias: 1.345 €/m2
  • Cantabria: 1.479 €/m2
  • Castilla y León: 1.141 €/m2
  • Castilla la Mancha: 890 €/m2
  • Extremadura: 933 €/m2
  • Galicia: 1.345 €/m2
  • La Rioja: 1.254 €/m2
  • Región de Murcia: 1.093 €/m2

Como se puede observar, son precios distintos entre comunidades, siendo Castilla la Mancha la más económica. La demanda en estas comunidades es más baja por lo que el precio medio por metro cuadrado es menor en aquellos lugares donde hay menos compradores.

Comunidades autónomas más caras

Por otra parte, dentro del territorio español podemos encontrar comunidades autónomas que son más caras a la hora de comprar una vivienda, tanto en obra nueva, como en segunda mano. Las más caras son las siguientes:

  • Andalucía: 1.854 €/m2
  • Baleares: 3.542 €/m2
  • Canarias: 2.016 €/m2
  • Cataluña: 2.347 €/m2
  • Ceuta: 2.057 €/m2
  • Comunitat Valenciana: 1.606 €/m2
  • Euskadi: 2.734 €/m2
  • Comunidad de Madrid: 3.123 €/m2
  • Melilla: 1.883 €/m2
  • Navarra: 1.531 €/m2

Se puede observar que dentro de las comunidades autónomas más caras dentro del territorio español se encuentra Baleares, seguida de Madrid y Cataluña. Son precios muy altos debido a la alta demanda que hay en estas regiones para adquirir una vivienda.

Fluctuaciones incesantes

Se puede comprobar que hay mucha diferencia entre unas comunidades autónomas y otras. Esto es debido, como hemos explicado anteriormente, a la demanda que hay en diferentes zonas de España.

Actualmente el precio medio en España se sitúa en torno a los 1.896 €/m2, por lo que resulta bastante elevado si se compara con las comunidades autónomas más económicas, como son Castilla la Mancha o Extremadura, o si se compara con años anteriores cuando estaba el precio a la baja.

Aunque los precios van fluctuando dependiendo de la situación económica del país, de cada comunidad, así como de la demanda, los españoles cada vez se piensan más si invertir en una vivienda o no, sobre todo aquellos que deben optar por una hipoteca. Esto es así, porque en la actualidad y debido a la inflación y los tipos de interés, la incerteza está asegurada hasta que se encuentre de nuevo, estabilidad económica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *