Factores de riesgo cardiovascular: sedentarismo en hombres vs. sedentarismo en mujeres

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 4 basado en 1 valoraciones

riesgo de sedentarismo

A pesar de que todos nos planteamos llevar una vida más activa, el sedentarismo es un grave problema entre la población general. Se trata de uno de los factores de riesgo cardiovascular que afecta a más personas, ya que según datos de la OMS el 25 % de los adultos y el 20 % de los jóvenes no tienen una actividad física suficiente.

No obstante, el riesgo de sedentarismo es solo uno de los factores que se destacan en el último informe de la Fundación Española del Corazón, en el que además se apunta a que hay algunas diferencias entre hombres y mujeres.

En este artículo hablaremos de estos factores de riesgo y de cómo prevenirlos para cuidar mejor de nuestra salud.

7 factores de riesgo cardiovascular

El citado informe indica que 6 de cada 10 españoles presentan al menos 2 de los principales factores de riesgo cardiovascular:

  1. Falta de sueño (36 %*): dormir mal hace que el organismo no pueda recuperarse de forma adecuada, teniendo efecto directo sobre la salud en general y el corazón en particular.
  2. Sobrepeso (34 %): una alimentación poco equilibrada hace que 1 de cada 3 adultos tenga más peso de lo que debería incluso obesidad (17 %).
  3. Hipercolesterolemia (23 %): los niveles elevados de colesterol son uno de los factores de riesgo cardiovascular más perjudiciales.
  4. Hipertensión (22 %): la tensión elevada puede provocar enfermedades cardíacas y otros problemas de salud graves.
  5. Sedentarismo (19 %): las personas que no hacen ejercicio, o lo hacen pero de forma insuficiente, tienen un alto riesgo de sufrir problemas cardiovasculares.
  6. Estrés (17 %): una situación de estrés frecuente además puede incrementar otros factores de riesgo cardiovascular como la falta de sueño o los picos de tensión.
  7. Tabaquismo (16 %): el consumo de tabaco no solo obstruye los pulmones, sino que afecta a la salud del corazón.

*Porcentajes redondeados para eliminar el decimal.

¿Cómo afecta el sedentarismo en hombres o en mujeres al riesgo cardiovascular?

Como se puede notar, muchos de los factores de riesgo cardiovascular tienen relación con el sedentarismo y la falta de actividad. Además de eso, el estudio indica que hay más mujeres sedentarias que hombres sedentarios, en parte porque a ellas les afecta más la falta de conciliación:

  • La falta de sueño de las mujeres roza el 38 % frente al 34,5 % de los varones.
  • El estrés que padecen las mujeres es casi el doble. En concreto 9 puntos por encima (21,8 en mujeres y un 12,7 en hombres).
  • Hay un porcentaje mayor de mujeres sedentarias (22,4 %) ante el número de hombres sedentarios (un 16,2 %).

En el resto de factores de riesgo cardiovascular son los hombres los que presentan una mayor incidencia, salvo la hipercolesterolemia en la que hay un 0,6 % de diferencia entre géneros.

Prevención ante los riesgos del sedentarismo

La buena noticia es que reducir los factores de riesgo cardiovascular es posible, sobre todo cuando se trata del sedentarismo y los efectos relacionados con este.

Si quieres prevenir el riesgo de sedentarismo necesitas hacer ejercicio moderado al menos 3 o 4 veces a la semana, mejor si lo haces a diario. También es fundamental que vigiles tu alimentación y no consumas calorías vacías como las que contienen los alimentos ultraprocesados. De este modo evitarás problemas cardiovasculares, además de reducir el riesgo de padecer enfermedades como la diabetes o ciertos tipos de cáncer.

Si te cuesta levantarte del sofá y ponerte en marcha, puedes acudir a un especialista que te ayude a mejorar tu salud con un plan adaptado. A medida que vayas notando sus beneficios y adquieras la costumbre, te costará mucho menos.

Lucha contra el sedentarismo y sus riesgos

Tanto mujeres como hombres que sean sedentarios necesitan cuidar su salud cardiovascular. Y esto comienza por tener unos hábitos de vida que reduzcan el riesgo, como por ejemplo combatir el sedentarismo que acecha implacable en nuestra sociedad, siendo éste uno de los factores de riesgo más comunes y a la vez más fáciles de eliminar.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *