¿Cómo son los granos en perros y cómo pueden tratarse?

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 5 basado en 1 valoraciones

granos en perros

El mundo de los perros es muy extenso y, en ocasiones, bastante desconocido. Por eso, hay veces en las que nos encontramos con situaciones de las que no sabemos nada, como cuando descubres que tu mascota no deja de rascarse y le han salido granitos por todo el cuerpo.

Los motivos por los que aparecen granos en perros no siempre son los mismos, así que es importante prestar atención a esta situación porque dependiendo de la causa se necesitará un tratamiento u otro. En este post hablaremos de cuáles son los tipos más frecuentes, sus síntomas y cómo tratarlos para que tu perro recupere su salud y sigas disfrutando de su compañía.

Tipos de granos en perros: ¿dónde pueden aparecer?

Dependiendo del lugar en el que aparecen, podemos distinguir diferentes tipos de granos en perros:

  • En zonas generalizadas. Si los granos en perros aparecen en todo el cuerpo, podemos estar ante un síntoma que puede indicar otros problemas de salud, como puede ser la sarna o una reacción alérgica. Por ejemplo, puede que el perro haya tenido contacto con algún producto irritante en su zona sin pelo, y debido a ello aparecen granos en esas zonas. El motivo es que los folículos se infectan y aparece una erupción. Otro motivo es que insectos como las garrapatas piquen al perro y el perro se rasque incluso hasta hacerse heridas. Para proceder al tratamiento lo primero que hace falta es identificar el motivo por el que han aparecido los granos.
  • En la zona anal. Como norma general, los granos en perros en el ano se deben a una infección en las glándulas o incluso, en el peor de los supuestos, a un tumor. El tamaño de este tipo de granos puede variar, además de supurar o convertirse en heridas.
  • Granos en las patas del perro. Lo más normal en este tipo de granos en perros es porque se produce una inflamación en las patas debido a un golpe (por ejemplo, por no llevarlo en el coche de forma adecuada), un parásito o una alergia. También pueden aparecer granos en las patas por una infección por hongos.
  • Granos en perros jóvenes. Algunas veces aparecen granitos en la parte bajo el morro, la “barbilla” de perros jóvenes. Si estos granos tienen pus, suele deberse a un caso de acné que bloquea la raíz del pelo y provoca la aparición. Suelen desaparecer por sí solos cuando el perro alcanza su madurez.
  • En el lomo. Estos tipos de granos en perros podrían ser una señal de que hay pulgas. Estos parásitos se clavan en la piel para alimentarse de sangre, produciendo una reacción que causa granitos, además de un picor que el perro no puede resistir, hasta el punto de perder el pelo por rascarse de forma continua. Puede que necesites curar la herida por rascarse de este modo.

¿Cuáles son los síntomas de los granos en perros?

Hay varios síntomas que pueden hacer que sospeches que tu perro tiene granos antes de localizarlos. Presta atención si notas alguno de ellos:

  • Tu perro se rasca a menudo en una zona concreta, o se muerde con intensidad, señal de que hay algo que le pica mucho.
  • Aparecen áreas enrojecidas que se extienden.
  • Inflamación de una o varias zonas.
  • Heridas causadas por rascarse o debido a la erupción.
  • Áreas en las que el pelo se ha caído.
  • Tu perro se muestra incómodo de forma continua.
  • El animal se queja de dolor.
  • Algunas zonas supuran, algunas veces de forma sanguinolenta.
  • El perro se muestra enfermo y no tiene ganas de nada.
  • En casos extremos se produce una reacción alérgica que causa shock anafiláctico.

Cómo tratar los granos en perros

En los casos más leves puedes utilizar remedios caseros para los granos en perros, como el uso de champús especiales o revisarlo de forma habitual para eliminar parásitos como las garrapatas. También puede ser eficaz el uso de dispositivos que eviten que tu perro se rasque, como los famosos “embudos” que evitan que se frote el morro o las orejas.

Sin embargo, hay situaciones que requieren acción profesional, de la mano de un veterinario. Sobre todo cuando no se conoce la causa que produce estos granos, tendrás que acudir al especialista para que le aplique el tratamiento de granos en el perro según la causa. Puede ser una loción, una pastilla o una inyección. Consulta al experto para que te indique el adecuado. Con tu seguro de salud para mascotas dispones de un amplio cuadro de centros veterinarios a los que acudir.

Cuida la salud de tu fiel amigo

Como cualquier otro miembro de la familia, la salud de tu perro es fundamental para garantizar su bienestar. Por eso, hay que estar atento a las situaciones que pueden causar problemas, desde malestar hasta un ataque de alergia que podría poner su vida en peligro.
Si notas que aparecen granos en tu perro, haz un seguimiento para que no suponga un problema de salud.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *