Multas de tráfico: ¿conoces cuáles son las infracciones muy graves según la DGT?

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 4 basado en 1 valoraciones

multas de tráfico

Cuando se trata de multas de tráfico, la normativa las clasifica en varios grados dependiendo de su gravedad: infracciones leves, graves, y muy graves. En este artículo hablaremos sobre las infracciones muy graves que la DGT sanciona con una cuantía económica fuerte y la retirada de muchos puntos en tu carnet.

Además, algunas de estas infracciones están tipificadas como delitos, con todo lo que esto implica. Y es importante recordar que no tener conocimiento no te libra de la multa.

Aunque no te libra, en Seguros Bilbao tenemos un servicio de localización de multas para los clientes del seguro de auto, con el cual se les informa inmediatamente de cualquier sanción de tráfico que reciban para que puedan actuar cuanto antes y beneficiarse del pronto pago.

Veamos cuáles son los tipos de infracciones consideradas como muy graves según la normativa.

Las infracciones muy graves de la DGT: ¿cuáles son?

Además de ser infracciones que quitan puntos siempre, la multa por cometer alguna de estas acciones es de 500€, incluso más dependiendo de determinadas condiciones.

    • Superar los límites de velocidad. Circular entre 50 y 70 kilómetros por encima de lo establecido en la vía se sanciona como infracción muy grave. Y si es más de 60 kilómetros en vías urbanas u 80 en interurbanas, hablamos de un delito de conducción temeraria.
    • Llevar carga de forma inadecuada. Si la carga se cae y pone en riesgo la seguridad de la vía, serás multado.
    • Conducir bajo los efectos de alcohol o drogas. Si la tasa de alcohol está entre 0,25 y 0,50 mg/l perderás 4 puntos y tendrás que pagar una multa de 500€. Si la tasa está por encima, o si eres reincidente y vuelves a dar positivo a lo largo de un año, la multa asciende a 1000€ y 6 puntos menos. También son infracciones muy graves ponerse al volante habiendo consumido drogas.
    • Negarse a un control. Si la policía te detiene, te pide hacer una prueba de alcoholemia o un test de drogas y te niegas, estás incurriendo en una infracción muy grave.
    • Circular en sentido contrario al de la vía.

Hacer carreras por carreteras convencionales, sin permiso y con tráfico, poniendo en peligro al resto de conductores.

  • Utilizar inhibidores de radar acarrea multas de tráfico de hasta 6.000€.
  • Conducir sin carnet.
  • Causar daños o alteraciones en la vía, como circular con un vehículo de peso especial sin el permiso correspondiente, quitar una señal sin autorización o alterarla de alguna forma (tapar, pintar encima, etc.).
  • Conducir sin seguro. Además de suponer una multa y la pérdida de puntos, se puede proceder a la inmovilización inmediata del vehículo.
  • No identificar al conductor de un vehículo que ha cometido una infracción. Por ejemplo, cuando un radar ha detectado exceso de velocidad y se ha enviado la notificación por correo al propietario, éste debe indicar si era él u otra persona la que conducía en ese momento. De no hacerlo, puede estar incurriendo en infracciones muy graves según DGT.

Los otros tipos de infracciones que quitan puntos

Además de las anteriores, la DGT recoge en su página web otras que tienen una sanción económica y la pérdida de puntos en función de si se trata de infracciones leves, graves y muy graves.

Infracciones graves

Las infracciones graves tienen una sanción económica de 200€, y algunas también suponen la pérdida de puntos del carnet. Por ejemplo:

  • Adelantar de forma ilegal, en una zona en la que no está permitido.
  • No llevar puestas las luces cuando sea necesario, como en túneles, en condiciones de baja visibilidad (lluvia extrema, niebla, etc.) o al caer la noche.
  • No parar en una señal de STOP o un semáforo en rojo.
  • Exceso de velocidad sin llegar a los límites que hemos indicado antes en las infracciones muy graves.

Infracciones leves

Estas infracciones no implican pérdida de puntos, pero sí multas de tráfico de 100€. Algunas de ellas son las siguientes:

  • Parar durante más de 2 minutos en una zona prohibida.
  • Llevar niños en el coche sin los sistemas de retención homologados.
  • Avisar a otros conductores de la presencia de las autoridades en la vía.

Conducir seguro es fundamental

Al margen de que puede afectar al bolsillo, una infracción pone en riesgo la seguridad, y por eso es muy importante prestar atención a las normas de tráfico.

En Seguros Bilbao queremos ayudarte, y por eso te ofrecemos una completa gama de seguros para vehículos, con coberturas adaptadas a todas las situaciones. Entra e infórmate.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *