Infracciones de tráfico: tipos y conceptos básicos

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 3.5 basado en 2 valoraciones
Infracciones de tráfico
  • Se consideran infracciones de tráfico aquellas acciones que incumplen las normas de circulación, o que suponen la omisión de alguna cuando es obligatoria
  • Las consecuencias de una infracción de tráfico pueden ir desde el pago de una sanción económica hasta la privación de libertad
  • las infracciones pueden ser leves, graves o muy graves
ÚLTIMA ACTUALIZACIÓN: 22-04-2020

Las multas de tráfico no son plato de buen gusto para ningún conductor. En especial, para aquellos que pasan muchas horas al volante, bien sea por cuestiones de ocio o porque su trabajo les obliga a ello. En cualquier caso, recibir una sanción no es experiencia agradable y, por ello, lo mejor es tratar de evitarlas.

Una de las mejores maneras de prevenirlas es tener toda la información posible acerca de los tipos de infracciones que pueden provocar una multa, así como el coste que pueden tener en función de su gravedad. También es importante contar con un buen seguro para lo que pueda pasar.

En este artículo hablaremos acerca de cuáles son algunas de las infracciones más comunes, así como de conceptos básicos relacionados.

¿Qué es una infracción de tráfico?

Se consideran infracciones de tráfico aquellas acciones que incumplen las normas de circulación, o que suponen la omisión de alguna cuando es obligatoria. Es decir, que una infracción no tiene por qué ser activa, sino que no hacer algo en determinada circunstancia también puede llevar a una multa.

Las consecuencias de una infracción de tráfico pueden ir desde el pago de una sanción económica hasta la privación de libertad, en función de la gravedad que se le impute según el reglamento.

¿Quién decide lo que es una infracción y su gravedad? En España, esta competencia la tiene la DGT, y los organismos encargados de velar por el cumplimiento de la normativa, así como de imponer las sanciones, que son los diferentes cuerpos policiales destinados a la seguridad del tráfico.

Tipos de infracciones de tráfico

Para empezar, es importante señalar que las infracciones pueden ser leves, graves o muy graves. Para clasificarlas se tiene en cuenta el peligro en el que se incurre, ya que no es lo mismo conducir bajos los efectos de alguna sustancia que no llevar el carnet encima, aunque sea obligatorio.

Eso sí, el importe de las multas que ocasiona cada infracción será el mismo, independientemente de quién las impone y de dónde ocurran los hechos. También es importante destacar que muchas infracciones conllevan pérdida de puntos del carnet, además de la correspondiente sanción económica.

Infracciones leves

Las infracciones de tráfico leves son aquellas que se considera que merecen una sanción, pero no la retirada de puntos del carnet. La cuantía suele tener un coste máximo de 100 euros y están relacionadas con ciertas acciones administrativas, así como todas las infracciones que no están especificadas por ley como graves o muy graves. Algunos ejemplos de infracciones de tráfico consideradas como leves son:

  • Parar en un paso de cebra o una plaza destinada a conductores con placa de minusválidos.
  • Circular con menores de 7 años en el asiento delantero, sin llevar un elemento de seguridad homologado.
  • No haber notificado el cambio de titularidad de un vehículo, o el cambio en la dirección del permiso de conducir.

Infracciones graves

Las infracciones de tráfico graves son aquellas que se multan con 200 euros, y además se pierden entre 2 y 6 puntos del carnet por haberlas cometido. Se considera que estas infracciones ponen en riesgo la seguridad del tráfico, bien por entorpecer la circulación o causar un peligro de alguna clase. Dentro de la categoría de sanciones graves la DGT enumera bastantes, como, por ejemplo:

  • Conducir hablando por el móvil sin manos libres, leyendo o respondiendo mensajes de texto.
  • No mantener la distancia de seguridad con el vehículo de delante.
  • Utilizar unos auriculares mientras se está al volante.
  • Realizar un cambio de sentido no permitido.
  • Adelantar rebasando una línea continua.
  • Exceso de velocidad.
  • No respetar un semáforo en rojo.
  • Conducir en moto o subir a un pasajero sin llevar puesto el casco.
  • No llevar puesto el cinturón de seguridad.
  • No respetar la prioridad de paso de ciclistas o peatones.
  • Circular con la ITV caducada o con resultado desfavorable, por ejemplo, por incumplir la normativa de emisiones.

Infracciones muy graves

En el caso de las infracciones muy graves, es importante señalar la peligrosidad que conllevan tanto para el conductor como para su entorno. Implican la retirada de 6 puntos y multas de 500 euros. Unos cuantos ejemplos de estas infracciones tan graves son:

  • Conducir superando la tasa máxima de alcohol (0,15 mg/l en profesionales y noveles, 0,25 mg/l para el resto).
  • Conducir bajos los efectos de una droga.
  • Negarse a someterse a las pruebas de detección de alcohol o drogas.
  • Circular en sentido contrario a la marcha o por un carril prohibido.
  • Llevar instalado en el vehículo un inhibidor de radares o cualquier otro elemento orientado a bloquear el funcionamiento de los sistemas de control de tráfico.
  • Conducción temeraria.

Sanciones adicionales según la DGT

Además de las infracciones que hemos mencionado, así como otras que se clasifican dentro de las categorías de leves, graves y muy graves, existen determinadas infracciones que conllevan sanciones adicionales.

Según el BOE, circular a más de 60 km/h en zonas urbanas y 80 en interurbanas se considera un delito y puede llevar a penas de cárcel.

Algunas de ellas incluso se consideran delito, y por ello no solo se gravan con multas o pérdida de puntos, sino con la retirada del permiso de conducir o penas de cárcel. Estos son unos ejemplos:

  • Negarse a identificar al conductor en una infracción supone una multa para el propietario del vehículo. La cuantía es el doble de la multa en caso de infracciones leves, y del triple en las graves o muy graves.
  • Circular con la ITV negativa. Además de inmovilizar el vehículo, se puede imponer una sanción.
  • Superar muy por encima la velocidad máxima permitida: más de 60 km/h en zonas urbanas y 80 en interurbanas. Se considera un delito y puede llevar a penas de cárcel. Puede que no lo sepas, pero según el artículo 379.1 del código penal, el exceso de velocidad es un delito contra la Seguridad Vial, que se castiga con penas de 3 a 6 meses. Estas se pueden cambiar por entre 31 y 90 días de trabajos comunitarios, o una sanción económica. Además, pueden conllevar la pérdida del permiso de conducir, hasta 4 años.

Conclusiones

Dependiendo del tipo de infracción, las consecuencias para quien incurre en ella varían, puesto que el riesgo entre las infracciones leves, graves y muy graves no es el mismo. En esta lista, puedes ver las infracciones más frecuentes, sus consecuencias económicas y en pérdida de puntos:

Infracción Tipo de infracción Multa Pérdida de puntos
Parar en un paso de peatones Leve Hasta 100€
Exceso de velocidad (entre 20 y 30 km) Grave 100-200€ 2
No usar el cinturón de seguridad o sistema de retención infantil Grave 200€ 3
Hablar por el móvil conduciendo Grave 200€ 3
Saltarse un semáforo en rojo Grave 200€ 4
Adelantar en una zona no permitida Grave 200€ 4
Conducir bajos los efectos del alcohol o alguna droga Grave (0,25 – 0,50 mg/l)/Muy grave (>0,50 mg/l) 500-600€ 4-6
Llevar un inhibidor de radares Muy grave 6000€ 6

Más allá de las sanciones económicas en sí, es importante no incurrir en infracciones de tráfico para mantener tu seguridad y la de los que te rodean. A veces puede haber descuidos, pero es fundamental estar muy atento cuando vas al volante.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

¿Y tú? ¿Acumulas multas cada vez que sales a la calle con tu coche? Es hora de que te conciencies sobre la importancia de conducir seguro, y de las consecuencias físicas y económicas que esto puede tener para ti.

En Seguros Bilbao ponemos a tu disposición nuestro servicio de Avisador de Multas. Solo por tener asegurado tu coche con nosotros, te notificamos por correo electrónico cualquier sanción de tráfico que se haya interpuesto a tu vehículo. Y si -esperemos que no- finalmente te sancionan, en este post te contamos cómo puedes recurrir una multa de tráfico.