Miopía y astigmatismo, enfermedades oculares ligadas al uso de pantallas

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 5 basado en 1 valoraciones

Medidas para prevenir la miopía y el astigmatismo

El móvil en el tren, el ordenador en el trabajo, la televisión en casa… ¿Te has parado a pensar en las horas al día que pasas frente a una pantalla? Probablemente te parezcan demasiadas. En realidad lo son. Los expertos aseguran que nuestros ojos cada vez están más expuestos a las pantallas, lo que está provocando el aumento de la incidencia de ciertas enfermedades oculares como la miopía y el astigmatismo. En este post vamos a explicar en qué consisten y cómo puedes prevenirlas.

Miopía y astigmatismo: definición y diferencias

La miopía y el astigmatismo pueden aparecer al mismo tiempo y tienen algunos puntos en común. El aspecto fundamental que los une es el origen. Estas dos enfermedades están vinculadas a uso excesivo de la visión de cerca, como es el caso de la visualización de pantallas. Sin embargo, en su definición podemos encontrar características distintas:

Miopía

La miopía es una enfermedad de la vista que consiste en la dificultad para ver de lejos. La miopía se mide en dioptrías, dependiendo de la curvatura convexa que haya adquirido la córnea del ojo en su búsqueda para mejorar la visión de cerca, sacrificando así una buena visión en las distancias largas. Como consecuencia, la imagen de los objetos se forma un poco antes de llegar a la retina.

Astigmatismo

El astigmatismo es una enfermedad ocular que también consiste en una curvatura de la córnea transformando la captación visual de los objetos y deformándolos, de tal manera que se ven borrosos a cualquier distancia. En el caso del astigmatismo el eje de curvatura es totalmente irregular, diferencia fundamental con la miopía, aunque esta deformación igualmente se mide en dioptrías.

Síntomas y causas

La miopía y el astigmatismo tienen síntomas diferentes, aunque, como te hemos explicado, las causas son prácticamente las mismas.

¿Cómo puedes saber si tienes miopía? Es sencillo, notarás que ves mal de lejos, por ejemplo mientras conduces o cuando vas al cine. En el caso del astigmatismo puedes ver las letras borrosas al leer o percibir las imágenes distorsionadas de la pantalla del ordenador.

Como te hemos contado, el uso prolongado de las pantallas es la causa fundamental en nuestros días de estas enfermedades oculares, sin embargo, puede haber otras, como la genética o la adquisición de posturas incorrectas durante el estudio.

Prevención de la miopía y astigmatismo

Es posible prevenir la miopía y el astigmatismo con la adquisición de buenos hábitos de higiene visual:

  1. Limita el uso de pantallas como smarthphones, tablets y ordenadores. Resérvalos para tareas que realmente sean necesarias.
  2. Si trabajas con el ordenador o estudias, tómate descansos de 5 minutos cada hora, relajando la vista en una imagen que esté lo más alejada posible. Lo ideal es mirar por una ventana y dejar la mente en blanco.
  3. Mientras permaneces delante del ordenador o lees lo ideal es que adquieras la posición adecuada: siéntate delante de una mesa, con la espalda recta, de tal forma que tus piernas y formen 90 grados con el suelo.
  4. Elige siempre una buena luz, preferiblemente que sea natural y que te entre por la izquierda si eres diestro. Si tienes que leer o utilizar el ordenador por la noche, siempre debes hacerlo con la luz encendida. Si vas a leer en papel o en un e-book además debes usar un flexo para evitar la formación de sombras.
  5. Visita al menos una vez al año a un buen oftalmólogo para que te haga una revisión de la vista. Si llevas gafas o lentillas es posible que tanto la miopía como el astigmatismo aumenten y haya que corregir la graduación. Si cuentas con el seguro coSalud de Seguros Bilbao tienes a tu disposición numerosos especialistas en oftalmología que te proporcionan este tipo de servicios.

Conclusiones

La miopía y el astigmatismo son enfermedades de la vista que están aumentando, entre otras cosas, por una exposición cada vez mayor a las pantallas: smarthphones, tablets y ordenadores, principalmente. Por tanto es importante limitar su uso y seguir unos hábitos saludables para su prevención.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 × 5 =