Niveles normales de colesterol: ¿cuáles son los valores adecuados?

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 4.1 basado en 14 valoraciones
valores normales de colesterol
  • Aunque a menudo se habla de este de forma negativa, el colesterol es algo necesario para que las funciones orgánicas se desarrollen de forma correcta.
  • Las diferencias entre el colesterol bueno y el malo son la proteína encargada de transportarlas por el organismo y los efectos que produce cada uno de los tipos en el cuerpo.
  • Si tu médico diagnostica unos niveles fuera de lo saludable, tendrás que seguir un tratamiento para el colesterol, que empieza por hacer cambios en tu alimentación y estilo de vida.

Seguro que has oído hablar muchas veces del colesterol, de que hay varios tipos y de que es muy importante tener unos niveles normales del colesterol para que la salud no se resienta. ¿Cuáles son los niveles normales de colesterol? ¿Qué hacer y cómo identificar los síntomas de colesterol alto?

En este artículo hablaremos del tema, resolviendo las dudas más frecuentes y desmontando algunos mitos sobre el colesterol que suelen surgir en las conversaciones. Empezamos por lo básico.

Hay dos maneras en las que el organismo obtiene el colesterol: con el consumo de ciertos alimentos y a través de nuestro hígado.

¿Qué es el colesterol?

El colesterol es un lípido, una molécula cerosa que se parece mucho a la grasa y que está presente en todos los tejidos del organismo. Es esencial para la formación de las membranas celulares, y está presente en diversas funciones corporales, como la síntesis de determinadas hormonas o el proceso de digestión.

Hay dos maneras en las que el organismo obtiene el colesterol. Una de ellas es mediante el consumo de ciertos alimentos como la carne o los lácteos, y la otra es nuestro hígado, que produce colesterol de forma natural.

Seguro que has oído decir que hay dos tipos de colesterol, que se conocen de forma habitual como colesterol bueno y malo. Es cierto, aunque con algunos matices. En realidad, el colesterol es siempre la misma molécula, y lo que diferencia que sea de uno o de otro tipo es la proteína en la que viaja.

Lo cierto es que, aunque a menudo se habla de este de forma negativa, el colesterol es algo necesario para que las funciones orgánicas se desarrollen de forma correcta. El problema está en superar los valores normales de colesterol, que pueden aumentar el riesgo de padecer algún problema de salud.

Diferencia entre colesterol bueno y malo

Las diferencias entre el colesterol bueno y el malo son la proteína encargada de transportarlas por el organismo y los efectos que produce cada uno de los tipos en el cuerpo.
El colesterol HDL, conocido como colesterol bueno, circula por la sangre a bordo de lipoproteínas de alta densidad. Su función es ayudar a eliminar el colesterol que sobra en las células y evitar así que se formen depósitos.

Por otra parte, el colesterol LDL o colesterol malo viaja en lipoproteínas de baja densidad, que se encargan de llevar esta molécula a todos los tejidos. Cuando llega en exceso, se fija a las arterias y puede llegar a obstruirlas.

Cuando se miden los niveles de colesterol, se mide el total de colesterol en sangre, y después se hace una división entre el bueno y el malo para saber si el organismo está en niveles normales del colesterol o existe un riesgo cardiovascular.

Tabla sobre los niveles de colesterol

Para saber cuánto colesterol es lo normal, puedes echar un vistazo a esta tabla de niveles de colesterol. En ella se indican los tres valores fundamentales: el total, el colesterol LDL y el HDL. Ten en cuenta que son solo aproximados, y que lo mejor es consultar con tu médico. Él te dirá cuánto colesterol es lo normal en tu caso concreto.

Tabla de niveles de colesterol*

Edad/género Colesterol total LDL HDL
Hombres y mujeres de 19 años o menos < 170 <100 > 45
Mujeres de 20 años o más 125 – 200 < 100 50 o +
Hombres de 20 años o más 125 – 200 < 100 40 o +

*Valores medidos en mg/dL

Se recomienda empezar a medir los niveles normales de colesterol desde los 9 o 10 años, y hacer una prueba cada 5 años. En determinados casos, como antecedentes de que alguien en la familia padece colesterol alto, ha sufrido un derrame cerebral o un ataque al corazón, se puede hacer una primera prueba a partir de los 2 años de edad.

En el caso de los adultos, cumplidos los 20 años se recomienda someterse a una prueba cada 5 años, y una vez cumplidos los 45 (en el caso de los hombres) o los 55 (en el caso de las mujeres), hacerla cada 2 años para asegurarse de que el colesterol está en niveles saludables.

Síntomas del colesterol alto

Aunque no te hagas una prueba, existen una serie de síntomas que pueden ayudarte a saber si tu colesterol está en niveles elevados:

  • Adormecimiento de las manos. Cuando el colesterol está en niveles altos, la circulación sanguínea no es adecuada y los músculos no reciben los nutrientes que necesitan. Esto hace que tus manos se hinchen y tengas sensación de adormecimiento.
  • Mal aliento. Muchos de los que superan los niveles normales de colesterol padecen de halitosis, debido a que el hígado es el que produce colesterol y cuando se acumula afecta a la digestión, además de causar sequedad en la boca.
  • Pesadez de estómago. El segundo síntoma está muy ligado a este, porque el colesterol alto hace que sientas pesadez en el estómago de forma habitual, sobre todo cuando consumes alimentos ricos en grasas.
  • Dolor de cabeza y mareo. Al no circular de forma adecuada, la sangre no lleva suficiente oxígeno a las células. En el cerebro esto se traduce en dolores de cabeza, falta de equilibrio o mareo.
  • Estreñimiento. Al acumularse el colesterol en los tejidos, el intestino no puede cumplir de forma adecuada su función, y es habitual tener episodios de estreñimiento de bastante intensidad.
  • Debilidad física. El cuerpo siente fatiga y tienes ganas de dormir a todas horas, aunque hayas tenido una buena noche de descanso.
  • Erupciones cutáneas. Entre los síntomas del colesterol alto también se encuentran algunas afecciones de la piel, como enrojecimiento, picor o inflamación.
  • Dolor de pecho. Este es uno de los síntomas que se pueden identificar con más facilidad, y siempre que se note hay que acudir al médico de inmediato. No es lo único que lo provoca, pero superar los valores normales de colesterol malo suele ser la causa más común.

Ten en cuenta que tener un solo síntoma no indica que tu colesterol está elevado. Incluso si sufres varios de ellos, llegar a esta conclusión sería algo precipitado. Lo mejor en estos casos es hacerte la prueba para confirmar o descartar que se trata de colesterol.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

¿Cuál es el tratamiento para el colesterol?

Si tu médico diagnostica unos niveles fuera de lo saludable, tendrás que seguir un tratamiento para el colesterol, que empieza por hacer cambios en tu alimentación y estilo de vida.

Lo normal será que te diga que debes evitar las grasas saturadas y los alimentos ultraprocesados con grasas trans, y que aumentes el consumo de legumbres, frutas y verduras.
En caso de que tengas sobrepeso, necesitarás bajar esos kilos de más, con los que reducirás tus niveles de colesterol.

En cualquier caso, te hará falta hacer ejercicio de forma regular, una media hora todos los días si te es posible.

Cuando estos cambios necesiten algo de ayuda, el médico puede recetar medicamentos específicos para reducir tu colesterol. Existen varios tipos, por lo que será el profesional el que determine cuál es el que más te conviene. No obstante, los medicamentos no evitan que tengas que cambiar tus hábitos, sino que sirven como apoyo, sobre todo al principio.

Control, vida sana y buena alimentación para unos niveles normales de colesterol

Para evitar los síntomas del colesterol alto, lo mejor es la prevención y un estilo de vida saludable. Hazte una prueba de forma regular y asegúrate de que tienes unos niveles normales de colesterol. En caso de que esté elevado, ponte en manos de un experto para que puedas tenerlo bajo control.

Con el seguro Cosalud Bienestar de Seguros Bilbao tienes un completo cuadro médico, que incluye servicios de nutrición y otros especialistas que te ayudarán a cuidar de forma integral la salud de tu familia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *