Padres helicóptero o por qué estamos criando a niños cada vez más dependientes

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 5 basado en 3 valoraciones

Padres helicoptero

El término padres helicóptero aún es poco conocido en España. Procede de los Estados Unidos, y con él se denomina a los padres sobreprotectores, que están siempre encima de sus hijos y tratan de controlar hasta el mínimo detalle de sus vidas.

Este grado de sobreprotección y dependencia de padres a hijos es real, y en muchos casos puede causar graves problemas emocionales. Aunque en ocasiones se trata de una actitud involuntaria y quien la muestra ni siquiera se da cuenta de ello, la dependencia parental no hace sino fomentar malos hábitos en el manejo de las emociones y comportamiento de los hijos.

¿Qué implica ser padres helicóptero? ¿Cómo identificar si tu comportamiento como padre es excesivo y puede afectar a la salud de tu familia? En este artículo veremos las respuestas.

¿Qué significa ser un padre helicóptero?

La primera vez que apareció este término fue en 1969, en un estudio sobre padres sobreprotectores en el que sus hijos se quejaban de que estos giraban en torno a ellos como helicópteros. Sin embargo, el término no se convirtió en oficial hasta más de 42 años después, cuando algunos diccionarios y libros empezaron a usarlo de forma general.
Un padre helicóptero es alguien que se vuelca en exceso en la vida de sus hijos. Hace lo posible por estar en todas sus experiencias, tanto positivas como negativas, tratando de controlarlo todo y de conseguir la perfección según su punto de vista.

Las consecuencias de esta actitud son muy negativas, y que se genera una dependencia emocional de hijos a padres tan profunda que los niños no son capaces de enfrentarse por sí mismos a los desafíos propios de su edad. Por ejemplo, no se portan bien en clase, no se desenvuelven bien a nivel social hasta el grado de no tener amigos y no tienen un rendimiento escolar adecuado. Además, esto provoca graves daños en la edad adulta, ya que los hijos que se han criado con padres helicópteros no toleran la frustración ni desarrollan una actitud resolutiva. Al final, el trastorno emocional es tan grande que su autonomía es inexistente.

Por poner un ejemplo, podemos hablar de grupos de WhatsApp en los que los padres se encargan de preguntar dudas en los deberes de sus hijos a los profesores, en vez de ser los estudiantes los que buscan solución a las dudas.

Comportamiento de un padre helicóptero

¿Quieres saber si eres un padre helicóptero? Echa un vistazo a estos puntos:

  • Te encargas de organizar y planificar todas las tareas del día de tus hijos.
  • Cuando están haciendo los deberes, estás encima y les dices cómo tienen que hacerlos. Si tienen alguna duda, tú te encargas de preguntar al profesor o a otros padres.
  • Eres uno de esos padres competitivos que trata de hacer que su hijo destaque y sobresalga, hablando de él en todo momento.
  • Haces todas las tareas domésticas, incluso las más sencillas. En casa, tus hijos no hacen nada.
  • Siempre estás encima para ver si puedes “ayudar”.
  • Eliges a los amigos, incluso organizando reuniones con otros padres iguales que tú.
  • Le das mucha importancia a lo material, presionando a tus hijos para que consigan un nivel de vida lo más alto posible.

Si después de ver la lista te identificas con uno o dos de los punto, no significa que seas un padre helicóptero. Pero la cosa cambia si cumples con todos o la mayor parte de ellos.
Además, es muy difícil que si eres un padre sobreprotector lo llegues a reconocer. Por eso, pregunta a alguien de confianza si te ajustas a este perfil.

Un niño dependiente no puede ser un adulto preparado

El peligro de la dependencia parental es que los niños no son capaces de afrontar situaciones como la ansiedad o la toma de decisiones. Es normal que, como padre, quieras proteger a tus hijos, pero a medida que van creciendo tendrán que hacerse cargo de tareas y responsabilidades si quieres que se conviertan en adultos autónomos. Piensa que tarde o temprano no podrás estar con ellos, y si has sido un padre helicóptero, tendrá muchos problemas para llevar una vida normal.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × 2 =