Pensión contributiva: concepto y requisitos

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 4 basado en 4 valoraciones

Requisitos para cobrar una pensión contributiva

¿Has cumplido los 65 años? ¿Te estás planteando la jubilación? Si vas a cobrar la pensión contributiva de jubilación, debes saber que tienes que cumplir ciertos requisitos para que se te conceda.

Te adelantamos que la pensión contributiva de jubilación es la más conocida pero no es la única. ¿En qué situación te encuentras? En función de tu respuesta, es posible que tengas derecho a otro tipo de pensión.

En cualquier caso, todas ellas pueden resultar insuficientes por lo que, completarla con un instrumento de ahorro, como un plan de pensiones es la alternativa ideal para recibir un dinero extra cada mes.

En este post vamos a profundizar en el funcionamiento de la pensión contributiva y sus complementos.

¿Qué es la pensión contributiva?

La pensión contributiva consiste en una prestación económica que se incluye dentro de las acciones protectoras que lleva a cabo la administración como parte del Régimen General y de los Regímenes Especiales de la Seguridad Social. Vamos a detallar sus características:

  • Se prolonga de manera indefinida en el tiempo en la mayoría de las ocasiones. Por ejemplo, la pensión de jubilación se recibe hasta la muerte.
  • Generalmente, la pensión contributiva está sujeta a una relación jurídica que previamente ha tenido lugar con la Seguridad Social y al cumplimiento de unos requisitos. Es decir, es imprescindible que puedas acreditar un período mínimo de cotización y además cumplir con las condiciones marcadas según el tipo de pensión que te corresponda.
  • El importe de la pensión contributiva se calcula en función de las aportaciones que hayas efectuado a la Seguridad Social, hayas trabajado por cuenta propia o ajena. Las aportaciones a su vez dependen de la base reguladora que hayas tenido durante tu periodo de cotización.

Tipos de pensiones contributivas

La Seguridad Social incluye en su acción protectora diferentes modalidades de pensión contributiva:

  • Por jubilación: se trata de la pensión que recibes a partir de un período mínimo de cotización y siempre que hayas alcanzado la edad establecida. A su vez, existen diferentes tipos de pensión de jubilación, dependiendo de cada situación concreta.
  • Por Seguro Obligatorio de Vejez e Invalidez: si te has acogido a este tipo de pensión (SOVI), te corresponde una pensión contributiva en supuestos concretos de vejez, invalidez y viudedad.
  • Por Incapacidad permanente: es aquella que se percibe cuando una persona ya no va a poder trabajar por causa de una enfermedad o accidente. A su vez, la pensión contributiva puede variar dependiendo de si se trata de una incapacidad permanente total, absoluta o gran invalidez, con sus requisitos correspondientes en cada caso.
  • Por fallecimiento: hablamos de la pensión contributiva que se obtiene en circunstancias de viudedad, orfandad y, en ocasiones, en favor de familiares.

¿Qué es la pensión contributiva mínima?

La pensión contributiva mínima es aquella que se obtiene cumpliendo todos los requisitos que se exigen según el tipo de pensión, en función de un período de cotización mínimo. Por ejemplo, en el caso de jubilación, el tiempo que se debe de cotizar para obtener la pensión mínima contributiva es de 15 años cotizados. Es importante destacar que en este caso cobrarías el 50% de tu base de cotización.

Diferencia entre pensiones contributivas y no contributivas

Las pensiones contributivas y no contributivas se diferencian principalmente en que en el caso de las primeras la cotización a la Seguridad Social es un requisito indispensable.
En cambio, las no contributivas le corresponden a aquellas personas que carezcan de recursos suficientes para subsistir, de acuerdo con lo establecido legalmente y además no hayan cotizado nunca el tiempo requerido, como pueden ser las amas de casa, para cobrar alguna pensión contributiva. Los supuestos de invalidez y jubilación son los únicos que contemplan las pensiones no contributivas.

Requisitos para recibir la pensión contributiva

Los requisitos para obtener la pensión contributiva son diferentes según el tipo de pensión. Vamos a verlo, de forma más detallada en la pensión por jubilación, por tratarse de la pensión contributiva más común:

Requisitos para recibir la pensión contributiva por jubilación en 2020

Para tener derecho a recibir una pensión contributiva por jubilación en 2020, es esencial cumplir algunas condiciones básicas:

  • Haber cotizado 15 años como mínimo a la Seguridad Social y tener al menos 65 años y 10 meses, siendo obligatorio que 2 de los años cotizados figuren dentro de los últimos 15 años anteriores a la jubilación. Esto da acceso a un 50% de la base reguladora, que se va incrementando en función de cuantos más años se haya cotizado.
  • Si quieres recibir el 100% de tu base reguladora, entonces deberás haber cotizado al menos 37 años y haber cumplido los 65 años. En caso de jubilarte con 65 años y 10 meses será suficiente con haber cotizado durante 36 años.
  • Asimismo, hay que tener en cuenta que la Seguridad Social contempla numerosas excepciones que permiten una jubilación anticipada, como la ocasionada por el cese no voluntario en el trabajo o por la reducción de la edad mínima debida a la realización de actividades tóxicas o insalubres. También se incluye en esta categoría la jubilación parcial y flexible o la especial a los 64, entre otras situaciones.

Requisitos para recibir la pensión contributiva por invalidez permanente

El requisito indispensable para recibir la pensión contributiva por invalidez permanente es estar dado de alta en la Seguridad Social en el momento en que tuvo lugar la incapacidad. Además, es importante destacar diferentes variables que pueden condicionar la pensión:

  • La edad es un factor condicionante para determinar el período de cotización mínimo en caso de pensión contributiva por invalidez permanente.
  • Según se trate de una incapacidad total, absoluta, parcial o gran invalidez, varía el período de cotización mínimo para cobrar la pensión contributiva por invalidez permanente.
  • Además, este periodo de tiempo también depende de la causa: accidente laboral, enfermedad profesional, accidente no laboral o enfermedad común.

Requisitos para recibir la pensión contributiva por fallecimiento

Según sea el caso: viudedad, orfandad o con motivo de un fallecimiento cuya pensión correspondiente pueda beneficiar a los familiares, los requisitos son diferentes.

Requisitos para recibir la pensión contributiva con motivo del SOVI

Los requisitos para recibir la pensión contributiva del SOVI son diferentes, dependiendo de la causa: vejez, invalidez o viudedad.

Conclusiones

La pensión contributiva es una prestación de la Seguridad Social que tiene un carácter protector y cuyo importe depende generalmente del tiempo de cotización y de la base reguladora por la que se haya cotizado durante la vida.

Las cuantías de cada pensión contributiva y los requisitos para cobrarla dependen de cada situación particular, pero todas coinciden en que pueden ser insuficientes para garantizar un buen nivel de vida, por lo que contar con un instrumento de ahorro que las complemente es fundamental.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

2 comentarios

  1. Buenas tardes mi nombre es Isidro tengo cotizados algo mas de 17 años y tengo una discapacidad permanente del 52% y con una edad de 45 años. Tengo derecho a pedir una pension por cierta circustancia?

    1. Hola Isidro, como indicamos en el artículo, la incapacidad permanente es una de las causas que posibilitan el cobro de una pensión. Si deseas informarte un poco más al respecto y averiguar si se aplica en tu caso, te invitamos a leer este post.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

19 − 19 =