Plan de jubilación vs plan de pensiones

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 3.8 basado en 5 valoraciones

Plan de jubilación vs plan de pensiones

A veces, se habla de planes de jubilaciones y planes de pensiones de forma indistinta. Realmente, aunque tienen puntos en común, no son conceptos idénticos, ya que su funcionamiento es diferente y no conllevan las mismas ventajas fiscales. En este post de Seguros Bilbao, te explicamos punto por punto qué es un plan de jubilación, qué es un plan de pensiones y cuáles son sus diferencias y similitudes.

¿Qué es un plan de jubilación y qué es un plan de pensiones?

Un plan de jubilación es un instrumento financiero sustentado en un seguro de vida que nos permite ahorrar para asegurarnos una buena jubilación, ya que podemos obtener una gran rentabilidad sobre aportaciones de capital periódicas. Cuando llegue la jubilación, es posible cobrar ese capital aportado y acumulado en forma de rentas, a través de un pago único, o en una fórmula mixta.

Un plan de pensiones, por su parte, es un producto financiero que actúa como herramienta de ahorro para afrontar la jubilación y conlleva grandes ventajas fiscales.

Puntos en común

Los puntos en común, son más bien pocos y tienen que ver con la propia finalidad de cada plan: los dos se suelen utilizar como un complemento añadido a la pensión pública y para garantizar una buena jubilación. A pesar de eso, ambas cuentan con muchas particularidades que te vamos a señalar en las siguientes líneas.

Diferencias entre un plan de jubilación y un plan de pensiones

Debemos atender a la diferencia entre pensión y jubilación para comprender mejor las particularidades de cada plan. La jubilación, según la RAE, hace referencia al punto de la vida de una persona en la que finaliza su etapa laboral, mientras que la pensión es la prestación económica que se le otorga en esa etapa. Entendiendo esto, ¿cuáles son las diferencias entre un plan de jubilación y un plan de pensiones?

Por su funcionamiento y naturaleza

Aunque ya lo hemos mencionado, hay que recalcar que un plan de pensiones es un producto financiero en sí mismo (destinado al ahorro sí, pero un producto financiero). Un plan de jubilación, aunque se puede destinar a la misma finalidad, es un seguro y funciona como tal.

Accesibilidad y disponibilidad del capital

Aquí la diferencia es sustancial. El plan de pensiones no se puede rescatar antes de la jubilación, salvo algunos casos especiales (invalidez laboral, enfermedad grave y algunos casos específicos de personas sin ninguna prestación económica). En el caso de un plan de jubilación, es posible recuperar el importe en cualquier instante, cumpliendo las condiciones pactadas para no pagar una penalización.

Rentabilidad relacionada con el riesgo

El plan de jubilación asegura una rentabilidad que se conoce previamente. Por su parte, un plan de pensiones invertirá los fondos que aportes en mercados financieros de distinto riesgo y rentabilidad potencial variable. Por eso, el perfil de un plan de jubilación suele ser más conservador. También hay planes de pensiones con menor riesgo y buena rentabilidad.

Fiscalidad

Otro punto diferenciador es que el plan de pensiones es deducible; lo que quiere decir que el capital aportado se reduce de la base imponible del IRPF. Por otra parte, un plan de jubilación no es deducible, pero únicamente tributaremos por los intereses generados.

¿Vives en el País Vasco? Te interesa saber qué son las EPSV

Si quieres saber más sobre las ventajas y posibilidades que ofrecen estas modalidades de ahorro, no lo dudes y consulta ahora con tu Asesor Personal para solicitar más información.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

10 − 2 =