¿Cómo proteger a los niños y prevenir los accidentes en casa?

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 5 basado en 1 valoraciones

Medidas para proteger a los niños de los accidentes domésticos más comunes

Los niños corren riesgos y se exponen a peligros en todos lados, incluso cuando están con nosotros en casa. Si tienes hijos, habrás comprobado claramente cómo su percepción del riesgo es distinta a la que puedes tener tú.

No son conscientes de las posibles caídas, quemaduras o intoxicaciones que pueden sufrir, siendo estos precisamente algunos de los accidentes domésticos más comunes en los más pequeños. Por ello, ¡es imprescindible que tomes ciertas medidas de seguridad para prevenirlos!

Seguridad para evitar caídas y golpes

La curiosidad es una característica innata de la infancia y por ello, es importante garantizar la seguridad de los niños en el día a día. ¿Qué puedes hacer para prevenir estos accidentes en casa?

Barreras de seguridad

Si tienes bebés en casa, es posible que aún no dominen la habilidad de subir y bajar escaleras, con lo que corren el riesgo de caerse si cuentas con escalones en casa. También debes tener cuidado con niños pequeños, aunque sepan caminar perfectamente, ya que muchas veces sus actividad frenética les puede jugar malas pasadas. Por tanto es imprescindible que pongas barreras de seguridad en los extremos de la escalera ante su presencia.

Rejas en los balcones

¿Tienes ventanas o balcones en casa? Nunca dejes a tus hijos solos en una habitación con la puerta abierta y evita situar su cama cerca de la ventana. Si tienes balcón o terraza vigila que el muro de seguridad tenga la altura adecuada y si la protección consiste en una reja, ten en cuenta que además, debe cumplir con una distancia máxima entre los barrotes para evitar que un niño pueda precipitarse al vacío.

Pegatinas antideslizantes

Los niños se mueven siempre, incluso en la ducha o en la bañera. Si pones pegatinas antideslizantes donde se duchen o se bañen evitarás resbalones que pueden tener consecuencias muy desagradables.

Anclaje de muebles

A los niños les encanta trepar y subirse a los muebles. Es aconsejable que aquellos que se apoyen en el suelo y tengan unas dimensiones considerables, estén anclados a la pared para evitar que tu hijo se los pueda echar encima.

Prevención de accidentes infantiles en el hogar por ahogamiento

Lamentablemente, el ahogamiento es uno de los accidentes infantiles con un índice de mortalidad más alto en la vivienda. Por ello, a parte del uso de elementos antideslizantes que ya hemos comentado para evitar caídas, es importante tomar más medidas en la bañera:

No pierdas a los niños de vista

Es crucial que siempre haya un adulto vigilando a los niños mientras están en la ducha o en la bañera. No te fíes de dejar a los más pequeños con hermanos mayores cuando son menores de edad, tal como hemos comentado, su percepción del peligro es totalmente distinta.

Prevenir heridas de cuchillos y otros elementos cortantes

Los niños son grandes imitadores y quieren coger todo lo que tú usas, como cuchillos, tijeras u otras herramientas con filo. El riesgo de cortes en los más pequeños está presente en todos los hogares. ¿Qué puedes hacer para prevenirlos?

Vigila los cubiertos durante las comidas

Si tu hijo es pequeño pero ya se sienta en la mesa para comer, debes estar muy pendiente de la colocación de los cubiertos cortantes y mantenerlos lo más alejados posible de sus sitio. Si tiene soltura con los cubiertos y crees que puede empezar a usar un cuchillo, mejor elige para él uno de sierra poco pronunciada y con la punta redonda.

Retira las tijeras de punta fina de su vista

Es importante mantener alejadas las tijeras de punta fina de tu hijo. Córtale siempre las uñas con una tijeras de punta redonda y ofrécele unas de similares características si tiene que realizar actividades del colegio que requieran recortar, como ya te contamos en el artículo sobre los accidentes más comunes en el colegio.

Controla las roturas de cristales

Presta mucha atención a las roturas de elementos de cristal, como ventanas, puertas o vasos. Retira inmediatamente los restos si ocurre un accidente de este tipo, ya que si hay niños cerca podrían cortarse con mucha facilidad.

Evitar quemaduras en los niños

Es importante que los niños vayan ganando autonomía y por lo tanto aprender rutinas cotidianas como lavarse las manos o utilizar el agua fría y caliente. Sin embargo hay que tomar varias precauciones en este proceso de aprendizaje:

Vigila siempre la temperatura del agua

Si un niño pequeño va a bañarse, a lavarse las manos o los dientes, siempre debe contar con la presencia de un adulto para regular la temperatura del agua. De otro modo, el agua caliente o el vapor podrían causarle serias quemaduras.

Aleja fuentes de calor de los más pequeños

Es fundamental mantener los mangos de sartenes y cacerolas que se hayan puesto al fuego fuera de su alcance de los niños. Siempre es mejor alejar a los más pequeños de la cocina, el lugar más peligroso de la casa.

Evitar que se electrocuten

Los niños tienen especial predilección por meter los dedos en los enchufes, por ello, deberías tomar las medidas de prevención oportunas:

Usa protectores en los enchufes

En cualquier bazar puedes encontrar unos protectores de plástico muy económicos y fáciles de usar que puedes colocar en los enchufes para evitar que los niños introduzcan los dedos u otros objetos. Cúbrelos con estos protectores especialmente los que se encuentran en la zona inferior de las paredes.

Aléjalo de electrodomésticos que puedan producir corriente

Los cables enchufados como el del móvil, pueden producir corriente. Si tienes un bebé, vigila sobre todo que no se los meta en la boca. Además, diversos electrodomésticos que tienen las resistencias accesibles pueden resultar muy peligrosos cuando están enchufados, como una estufa o un tostador. Sitúalos fuera de su alcance o bien mantenlos desenchufados.

Prevenir intoxicaciones y asfixias

Si algo caracteriza a un lactante es su obsesión por llevárselo todo a la boca. Además, los hogares están repletos de sustancias tóxicas que pueden resultar muy atractivas para los niños debido a sus vistosos colores y/o embalajes llamativos:

Retira las piezas pequeñas de su vista

Es importante que controles todos aquellos objetos al alcance si tienes un bebé en casa, como por ejemplo las piezas pequeñas de juguetes, adornos, botones, material de papelería u otras miniaturas que puedan suponerle un peligro.

Aleja de su vista todo tipo de cuerdas u objetos similares

Los niños se pueden sentir muy atraídos por cuerdas para atar distintas prendas, bufandas, lazos u otros objetos alargados. Estos elementos, aparentemente inocentes, pueden ser un riesgo para niños pequeños, ya que durante el juego pueden darse vueltas al cuello con la consecuente asfixia. En el caso de los bebés es fundamental retirar de la cuna todo tipo de adornos de tela alargados o juguetes similares que pueda introducir en la boca y formar un tapón en las vías respiratorias que no sepan sacar.

Guarda bajo llave medicamentos y productos tóxicos

Resulta de vital importancia mantener bajo llave y fuera del alcance de los niños todos los medicamentos y productos tóxicos (colonias, insecticidas, productos de limpieza…) para prevenir accidentes domésticos por intoxicación.

Conclusiones

El carácter inquieto de los niños sumado a su escasa percepción del peligro puede aumentar el riesgo de que sufran accidentes en el hogar. Es importante que adquieras ciertos hábitos de seguridad y que dispongas de medidas de protección ante los accidentes domésticos más comunes, en caso de que estos ocurran:

  • Caídas y golpes
  • Ahogamientos
  • Electrocuciones
  • Intoxicaciones y asfixias

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × uno =