Qué hacer con las goteras y humedades en tu casa

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 0 basado en 0 valoraciones

Qué hacer con las goteras y humedades

Los problemas de goteras y humedades son unos de los más habituales y molestos en las viviendas. La existencia de este tipo de imprevistos no solo afecta a nuestro hogar en sí, también pueden afectar a los de nuestros vecinos, lo que puede provocar problemas de convivencia.

Por eso, si ocurre en tu casa es importante saber identificar y detectar adecuadamente el origen y conocer las medidas que hay que tomar para resolver la incidencia con la mayor rapidez posible. Generalmente, cuando no se detecta una humedad a tiempo, esta puede derivar en goteras y problemas mayores como desprendimientos de la pared, del techo o abolladuras en el suelo. En estos casos suele ser habitual recurrir a un profesional para que nos ayude.

¿Qué hago si tengo una humedad en casa?

Son muchos los factores que pueden provocar humedades, por ello debemos conocer qué hacer en estos casos:

Identificar el origen

Lo más importante para poder hacer frente a problemas de goteras o humedades en casa es saber si es consecuencia de una fuga de agua u otros factores como, por ejemplo, un grifo abierto.
Debemos analizar si se trata de un fallo de nuestra propia instalación, en ese caso podremos tomar medidas (como cortar el agua) para evitar que el problema se agrave. En caso que detectes que el problema viene de la vivienda de un vecino o concierne a la comunidad de vecinos, habrá que comunicarlo a los implicados y ponerse de acuerdo en la forma de actuación.

Valora la magnitud del daño

Una vez sepamos su origen, debemos analizar qué repercusión está teniendo en nuestro hogar. Es importante determinar su tamaño, a qué zona de la vivienda está afectando y si algún elemento se ha visto dañado, para que en ese caso también sea reparado.

Determinar el coste de reparación

Para ello debemos contactar con profesionales que puedan aportar una valoración del coste de la reparación. En estos casos, lo habitual es que tengamos contratado un seguro de hogar que nos cubra ante este tipo de imprevistos y nos evite mayores preocupaciones.

Recomendaciones

Las goteras son realmente molestas por lo que, si está en tu mano, intentar prevenirlas siempre es la mejor opción.

Si queremos reducir los problemas de goteras en casa lo más importante es mantener en las mejores condiciones posibles las instalaciones de agua. Esto supone que debemos realizar revisiones periódicas de los elementos que integran la instalación y que, en caso de llevar a cabo una obra, se realice por profesionales que nos garanticen mano de obra y materia prima de primera calidad.

Otro aspecto importante es cumplir de manera fiel con la normativa establecida en edificios para instalaciones de agua.

Si contamos con un seguro de hogar es fundamental que valoremos una cobertura que incluya la rotura de tuberías e inundaciones que puedan ser causantes de humedades tanto en nuestra vivienda como en la de un vecino. Este tipo de seguros permiten mitigar los efectos y facilitar la solución de las incidencias que podamos encontrarnos.

Para cualquier duda no lo dudes y ponte en contacto con tu Mediador, él sabrá responder a todas tus preguntas.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciseis + 17 =