¿Qué hacer si un vecino no paga la comunidad?

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 0 basado en 0 valoraciones

Qué hacer si un vecino no paga la comunidad

En una comunidad de vecinos hay muchos tipos de personas y, por lo tanto, distintos tipos de problemas, aunque uno de los peores sin duda es el de encontrarnos con un vecino que no paga la comunidad.

La administración de comunidades de propietarios es una labor bastante compleja, y cuando surge la tesitura de qué hacer con un vecino moroso, la situación puede resultar un tanto delicada. ¿Tiene derechos un vecino moroso? ¿Qué puede hacer la comunidad ante este problema? Responderemos a estas y otras preguntas en el artículo.

Vecinos morosos: qué derechos y qué obligaciones tienen frente a una derrama

En caso de que se celebre una reunión en la comunidad de vecinos para aprobar una derrama, el vecino moroso tiene el derecho de asistir a esta reunión y dar su opinión al respecto. No obstante, a la hora de votar a favor o en contra de la derrama, un vecino que no paga la comunidad no tiene derecho a voto, y por tanto no puede influir en la decisión final.

En caso de que la derrama se apruebe conforme a los estatutos de la comunidad o la Ley de Propiedad Horizontal, todo el mundo estará obligado a hacer frente a los pagos. Si sigue sin pagar, la deuda se acumulará, como es evidente.

A lo que sí tiene derecho es a tratar de impugnar el acuerdo por la vía judicial. En cualquier caso, la obligación de pagar la derrama seguirá vigente mientras no se pronuncie el tribunal.

¿Qué hacer si un vecino no quiere pagar las derramas o los recibos de la comunidad?

En caso de tener algún vecino que no paga la comunidad o se niega a pagar las derramas, lo primero es tratar de solicitar los pagos por la vía amistosa, sin tener que realizar actuaciones judiciales.

Si insiste en no pagar, la comunidad de propietarios puede iniciar un proceso tras aprobarlo en la junta. Se iniciará con un apercibimiento, y si la cuantía que debe el vecino moroso es lo suficientemente elevada, puede proceder a reclamar las cantidades por vía judicial.

Llegado el caso, es importante contar con un respaldo para afrontar el proceso con las máximas garantías. Por ejemplo, el Seguro de comunidades de Seguros Bilbao cubre las reclamaciones a vecinos morosos, tanto en lo que respecta a gastos de mantenimiento como para nuevas instalaciones de la comunidad.

Consecuencias de ser un vecino moroso

A continuación, enumeramos algunas de las consecuencias a las que tendrá que enfrentarse un vecino moroso o que no está al corriente de los pagos:

  1. Se le privará de derecho a voto en las juntas de vecinos. Esto supone que las decisiones que se tomen le afectarán sin que pueda impedirlo.
  2. Para impugnar las decisiones, tendrá que estar al corriente de todos los pagos. De lo contrario no será efectiva la solicitud.
  3. Otra de las consecuencias de ser un vecino moroso es que no puede ser elegido presidente de la comunidad, ni ocupar ningún otro cargo en la junta administrativa.
  4. Si en los estatutos de la comunidad está recogida la limitación, se puede impedir a los vecinos morosos que accedan a determinadas zonas comunes como la piscina o instalaciones deportivas.
  5. En caso de que la comunidad de vecinos reclame la deuda por la vía judicial y el tribunal falle a favor de esta, todos los costes judiciales correrán por su cuenta.

Morosidad, un problema que debe atajarse

Una comunidad de vecinos en la que hay alguien que no cumple con sus obligaciones genera conflictos y un mal ambiente.

Es fundamental tratar de afrontar la situación sin perder los nervios, y en caso de ser necesario recurrir a la ley para que la convivencia sea lo más fluida posible. No importa si estás a uno u otro lado de la situación.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × cinco =