Seguros para empresas: ¿Qué seguros necesita una empresa?

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 0 basado en 0 valoraciones

Seguros obligatorios para empresas

  • Contratar los seguros obligatorios para una empresa es imprescindible si queremos evitar una cuantiosa sanción.
  • Existen algunos seguros para empresas que son obligatorios y otros convenientes.
  • Más allá de las obligaciones legales de una empresa en cuanto a los seguros que debe contratar, debemos tener en cuenta la protección que les ofrecen.
Última actualización: 09-09-2020

 
Existen ciertos seguros para empresas que son obligatorios por ley, como por ejemplo un seguro de convenio colectivo, destinado a garantizar la estabilidad laboral de los trabajadores. Asimismo, y dependiendo de la actividad profesional que tenga nuestra empresa, deberemos contratar unas pólizas u otras. En este post te indicamos qué seguros necesita una empresa, tanto para cumplir con sus obligaciones legales como para proteger sus intereses.

La importancia de contar con un seguro para empresas

Contratar los seguros obligatorios para una empresa es imprescindible si queremos evitar una cuantiosa sanción. Sin embargo, más allá de lo que marca la ley, debemos fijarnos en la protección que un seguro para empresas nos puede ofrecer. La actividad que desarrollamos puede suponer diferentes riesgos para:

  • Bienes y mercancías: cualquier activo de la empresa corre el riesgo de sufrir daños debido a la actividad diaria.
  • Terceras personas: nuestra actividad podría perjudicar a cualquier persona, especialmente a trabajadores a cargo de la empresa o a clientes.

En cualquier caso, el valor económico de los daños que nuestra empresa tendría que asumir podría ser realmente elevado, tanto como para suponer una ruina absoluta. Cuando nace una empresa, los socios suelen poner todo de su parte en cuanto a recursos, vías de financiación, capital humano e ilusión. Por lo tanto, contar con los seguros obligatorios y aquellos más indicados para nuestra empresa, es de suma importancia para el futuro de nuestra actividad.

¿Qué seguros necesita una empresa?

Tal como adelantábamos hay seguros para empresas que debemos contratar por ley y otros que nos pueden resultar muy interesantes, dependiendo de nuestra actividad. Veamos cuáles son.

Seguros obligatorios para empresas

En este apartado te indicamos los seguros obligatorios para empresas que podrías necesitar. Algunos son obligatorios para todas las empresas y otros según la actividad desarrollada.

Seguro para comercios

Si desarrollas la actividad de tu empresa en un local alquilado, necesitarás un seguro para comercios que se haga cargo de los daños en el establecimiento por lo menos en caso de incendio. Además, este tipo de seguros incluyen otras coberturas muy beneficiosas como el robo o la pérdida de beneficios. Los hay específicos para oficinas, centros de enseñanza y hostelería.

Seguro de coche

Si tienes uno o varios vehículos a nombre de la empresa, estás obligado a contratar un seguro de coche a terceros. Sin embargo, es recomendable que contrates un seguro de coche a todo riesgo, debido a la frenética actividad a la que suelen estar sometidos los coches de empresa.

Seguro de transporte

Si tu empresa se dedica al transporte de mercancías deberás asegurar la carga con un seguro de transporte. Este tipo de seguros te permiten configurar tu protección en función de los trayectos y de las características de la mercancía. Existen variantes para cubrir vehículos que pertenezcan a terceros, a intermediarios de mercancías, seguros de transporte que cubren la propia mercancía (cargadores) y otros que cubren la responsabilidad civil contractual del transportista incluso fuera de nuestras fronteras.

Seguro colectivo de accidentes

Siempre que tengas trabajadores contratados en tu empresa, debes contratar un seguro colectivo de accidentes, ya que adquieres una responsabilidad sobre ellos. Este tipo de seguros cubren la indemnización correspondiente en caso de accidente, que produzca incapacidad permanente y/o muerte del empleado. Existen seguros colectivos específicos con y sin convenio, así como los destinados y a otros sectores, como enseñanza por ejemplo.

Seguro de Responsabilidad Civil

Según la actividad profesional que desarrolle tu empresa, puede que estés obligado a contratar un seguro de responsabilidad civil que responda ante los daños que puedas ocasionar en terceras personas, como en el caso de gimnasios, restaurantes, centros de belleza, entre muchas otras.

 
El valor económico de los daños que nuestra empresa tendría que asumir podría ser realmente elevado, tanto como para suponer una ruina absoluta.

Hablamos de una cobertura que suele estar incluida en otros seguros para empresas, como por ejemplo, en el de comercio. No obstante, si no tienes un local donde desarrollar tu actividad, por ejemplo si eres un autónomo de la construcción, necesitaras contratar un seguro de responsabilidad civil de manera independiente.

Seguro de Edificación

Las empresas promotoras responsables de la construcción de edificios están obligadas a contratar un seguro de edificación, según la Ley de Ordenación de la Edificación (LOE). Es el conocido como seguro decenal de daños a la edificación, que cubre los vicios o defectos que pudieran afectar a la resistencia mecánica y estabilidad del edificio, durante diez años desde que finalizan las obras.

Existen otras variantes de seguro de edificación que también te podrían resultar muy interesantes como un seguro de construcción y montaje o un seguro de maquinaria y equipos eléctricos.

Seguros convenientes

Ahora vamos a ver algunos seguros para empresas que, aunque no son obligatorios por ley, sí son muy recomendables, dependiendo de tu actividad:

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Seguros para PYMES

Tienes a tu disposición seguros para PYMES muy interesantes que te protegen ante gran cantidad de eventualidades que podrían surgir en tu empresa. Se trata de seguros multirriesgo que cubren daños materiales por distintas causas. Los hay diseñados específicamente para el sector industrial, automoción, hostelería y agropecuaria.

Los seguros multirriesgo para PYMES te ofrecen un amplio número de garantías integradas junto a la posibilidad de añadir coberturas opcionales para disfrutar de una protección más amplia en tu negocio, si lo consideras oportuno y con el objetivo de conseguir una individualización máxima.

Seguro ciberriesgo

Hoy en día, el mundo digital juega un papel fundamental para cualquier negocio. Por eso, te conviene contratar un seguro que te cubra la información almacenada en este formato. Sus coberturas te pueden proteger de ataques cibernéticos y ofrecerte un asesoramiento máximo en la materia.

Las garantías de este seguro te protegen frente a los daños que puede sufrir tu empresa y también de los daños que puedes ocasionar a terceros por un ciberataque, como, por ejemplo, en caso de que se filtraran datos de clientes a la red. Incluso puedes cubrir las pérdidas económicas motivadas por la paralización de la actividad si se diera esta circunstancia debido a un ciberataque.

Seguro de protección jurídica

Si tienes una empresa, te resultará muy útil contar con un seguro de protección jurídica empresarial, ya que durante la vida de tu negocio es muy probable que te surjan gran cantidad de cuestiones de tipo jurídico. Este seguro te ofrece un servicio de consultas y asesoramiento para resolver problemas cotidianos de tu empresa, incluyendo la posibilidad de interponer reclamaciones extrajudiciales y contando con la defensa jurídica ante tribunales o instituciones, en caso de ser necesario.

La seguridad que tu empresa necesita

El valor de las empresas puede ser de grandes dimensiones, por lo que el riesgo también es elevado durante el desarrollo de su actividad profesional. En consecuencia, más allá de las obligaciones legales de una empresa en cuanto a los seguros que debe contratar, debemos tener en cuenta la protección que les ofrecen. Contar con una póliza que nos cubra un perjuicio en concreto, puede suponer la diferencia entre un negocio próspero y un comercio que tiene que cerrar.