Razas de perros guía, ¿todos los perros pueden ser perros lazarillo?

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 0 basado en 0 valoraciones

razas de perros guia

Un perro guía para ciegos es capaz de conducir de forma segura a una persona con discapacidad visual severa en su vida cotidiana. Los perros lazarillo permiten que una persona ciega pueda vivir con más independencia, pero ¿qué razas de perros guía son las más adecuadas? Hablamos de ello en este artículo.

Las razas más comunes para ser perros lazarillo

Hay algunas razas de perro guía que son especialmente apropiadas, además de contar con un gran entrenamiento detrás. Con un buen adiestramiento aprenden a ser “los ojos” de aquellos que no tienen la capacidad de visión. Veamos las más habituales.

Golden Retriever o Labrador

El Golden Retriever tiene el pelo largo y es un perro afable. Le gustan los humanos y tiene un olfato muy desarrollado. Tiene un carácter vital y manso, por lo que es más fácil adiestrarlo.

Por otra parte, encontramos el Labrador Retriever, con el pelo más corto que el Golden y conocido comúnmente como Labrador. Adora a las personas y es obediente, muy inteligente, noble y enérgico. Además de estar dentro de la categoría de perros lazarillo también puede entrenarse como un perro guía para participar en rescates, búsqueda de bombas, drogas o incluso, puede ser perro policía.

Los Labrador Retriever son excelentes perros guía de ciegos, pero también son perros de asistencia para personas con movilidad reducida, recomendados para mejorar la comunicación en niños y adultos, así como para mejorar la vida de personas con discapacidad.

Pastor alemán

El Pastor Alemán es una de las razas más conocidas en todo el mundo, sobre todo porque lo asociamos rápidamente como perro policía al ser un perro robusto y con mucha agilidad.

Además, son perros muy inteligentes y cariñosos con las personas, y también obedientes, por lo que resulta muy fácil adiestrarlos desde pequeños.

Son perros valientes dispuestos a ayudar en labores de salvamento puesto que tienen un alto instinto de protección. Son leales e ideales para niños, lo que los convierte en un animal de compañía maravilloso así como una raza ideal para actuar como perro guía para ciegos.

Otras razas

Como hemos comentado más arriba, las mejores razas de perros guía son el Pastor Alemán, el Golden Retriever y el Labrador Retriever, pero también existen otras razas que cumplen con las características necesarias para ser adiestrados fácilmente, ya que son sumisos y tienen el equilibrio mental y emocional necesario para ser perfectos perros lazarillo.

Otras razas que también pueden ser perros guía para ciegos son los siguientes: el Border Collie, el Pastor Belga, el Boxer, el Caniche Gigante, el Dálmata o el Curly Coated.

En cuanto a sus necesidades alimenticias, son las mismas que podría tener otro perro de cualquier raza que no fuera perro lazarillo, y así ocurre también con cualquiera de las necesidades o hábitos típicos de un perro, como hacer sus necesidades en la calle, tener pequeños tiempos de juego, etc.

Carácter del perro guía, ¿deben ser de alguna manera determinada?

Que un perro pueda convertirse en perro guía y ser un buen ayudante, dependerá del adiestramiento que haya recibido. Debe aprender a guiar al humano con seguridad y reconocer los obstáculos para él: señalarlos y evitarlos (detenerse ante escaleras o puertas, por ejemplo).

Aunque el perro puede detectar los obstáculos la responsabilidad siempre será de la persona, porque es quien determina el camino y dirigirá al animal. La realidad es que el perro para ciegos es parte fundamental de la vida del humano, puesto que responderá a órdenes de voz de la persona como por ejemplo: “busca la tienda” o “a casa”.

Eso sí, para que sean efectivas, las órdenes deben practicarse previamente con un entrenador especializado. Para ser perro guía deberá dominar más de siete decenas de órdenes, por lo que es fundamental que tengan entrenamientos de seguimiento para que no se les olvide ninguna.

Las razas de perros guía son adiestrados para ir más despacio o más rápido, para caminar por un lado concreto de la calle, para mostrar la opción de asiento, mostrar puertas, detenerse en la parada de autobús, etc. Dependiendo de las necesidades de su humano actuará con unas órdenes u otras.

Todas las razas de perros guía deberán ser leales, obedientes, inteligentes y mansas para que de esta manera, su adiestramiento sea efectivo.

La vida de un perro guía

El adiestramiento de las razas de perros guía comienza cuando son cachorros. Con tan solo 7 semanas de vida se les realizan pruebas para saber si son aptos o no para ser perros de asistencia. Si pasan la prueba se les lleva a una casa de acogida para que reciban la educación mínima necesaria.

Es a partir de los 4 meses de vida cuando se les empieza a enseñar las tareas específicas para ser perros guía, sobre todo obediencia. A partir de los 8 meses, se realiza otra prueba para demostrar si los instintos de caza, protección y guarda están anulados o no.

Después del año de vida, pasa unos 10 meses en una fundación para recibir un entrenamiento más intensivo. En este tiempo se decide si puede ser apto o no apto para ser perro guía. Una vez pasada la prueba y cuando consigue ser perro apto pasará un período de acoplamiento donde se le presenta el perro a la persona ciega para que se haga cargo de él y pasen 3 semanas juntos.

En esta fase, si todo marcha bien, el perro estará preparado para irse a vivir con la persona con discapacidad visual y empezar a ser un perro lazarillo.

Habitualmente, cuando el perro tiene 8 años, empieza a perder facultades y cuando esto ocurre se jubila y es sustituido por otro perro guía adiestrado y apto. También es posible que la persona con discapacidad visual quiera quedarse con el animal, sobre todo si se ha creado un fuerte vínculo emocional entre ambos. Si el dueño durante estos 8 años no quiere hacerse cargo del perro, el que fue “sus ojos” volverá a la fundación hasta que una familia lo adopte.

El origen de los perros para ciegos

Los primeros intentos de adiestrar a perros para convertirse en perros guía para ciegos se dieron en Europa en el siglo XVIII, aunque fue alrededor de 1900 cuando empezó a establecerse un adiestramiento profesional.

Gracias a la evolución que ha tenido el adiestramiento de perros guía, sabemos que hoy en día, los perros pueden acceder con sus humanos a lugares que no podrían en caso de no ser perros guía como por ejemplo el transporte público, tiendas, consultas médicas, etc.

La inestimable ayuda de los perros guía

Las razas de perros guía son fascinantes ya que son capaces de convertirse en un animal de referencia para hacer la vida cotidiana más fácil a personas que lo necesitan y otorgarle la oportunidad de tener una vida más independiente, que sin su perro guía, sería imposible de conseguir.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *