Reconstrucción mamaria: ¿estás cubierta por tu seguro de salud?

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 5 basado en 2 valoraciones

El proceso de reconstrucción mamaria con un seguro médico

Según el Observatorio del Cáncer AECC, en España se diagnosticaron 33.307 nuevos casos en 2019. Por esas mujeres luchadoras que al fin lograron ganarle la batalla a la enfermedad, vamos a hablar de la reconstrucción mamaria. Se trata de una cirugía esencial para que muchas mujeres puedan seguir adelante con sus vidas tras una enfermedad tan difícil. Para empezar, te adelantamos la respuesta a la pregunta del título: sí, tu seguro de salud puede cubrir la operación de reconstrucción de mama.

¿Qué es la cirugía reconstructiva?

La cirugía reconstructiva es un tipo de cirugía plástica de gran relevancia, debido al grado de satisfacción que puede suponer para el paciente. Cuando hablamos de cirugía plástica y reconstructiva nos referimos a intervenciones quirúrgicas donde pueden intervenir diferentes especialistas dependiendo de la región corporal que sea necesaria reconstruir. Por ejemplo, si cuentas con un buen seguro médico, puedes dejar la operación en manos de un profesional de un área concreta, dependiendo de la parte del cuerpo que necesites reparar. Los más habituales son:

  • Cirujano plástico
  • Cirujano maxilofacial
  • Cirujano oftalmólogo
  • Cirujano ginecólogo
  • Cirujano plástico oncológico

En esta ocasión, nos vamos a centrar en lo que es la cirugía reconstructiva de la mama tras haber sufrido un cáncer en esa zona. En todo caso, has de saber que esta intervención también suele ser frecuente después de quemaduras en la piel, deformaciones en las extremidades o a nivel maxilofacial, por ejemplo.

Reconstrucción mamaria tras una mastectomía

La reconstrucción mamaria suele realizarse tras la superación de un cáncer de pecho. El tratamiento para eliminar el cáncer a veces puede requerir la realización de una mastectomía, un paso previo a la reconstrucción mamaria, que en ocasiones es irremediable. Vamos a explicar lo que es una mastectomía para darle todo el sentido a la cirugía reconstructiva y entender todavía mejor los efectos positivos en la paciente de esta última.

¿En qué consiste una mastectomía?

Una mastectomía es una operación quirúrgica que consiste en la extirpación parcial o total del pecho para eliminar las zonas corporales donde el cáncer se ha extendido. Esta operación suele mermar el estado psicológico y/o emocional de la persona, al ver que se ha eliminado una parte de su cuerpo, dando lugar a asimetrías. En consecuencia, muchas mujeres deciden someterse a una reconstrucción de mama que les ayude a reencontrarse consigo mismas y a hacer una vida normal tras la superación de la enfermedad.

 

Plazos y resultados de la operación

La reconstrucción mamaria puede realizarse en el mismo momento en que se realiza la mastectomía o bien con posterioridad, dependiendo de diferentes factores que debe valorar el profesional:

  • Cuando la reconstrucción se espacia en el tiempo, se suelen necesitar 2 o 3 meses tras la operación inicial para que la piel del pecho se expanda y esté lo suficientemente preparada.
  • La reconstrucción mamaria es un proceso que puede requerir de varias intervenciones hasta que la forma del pecho quede totalmente remodelada y los plazos pueden variar entre cada una de ellas.
  • Es importante destacar que los seguros de salud suelen tener un periodo de carencia de 6 meses para realizar una reconstrucción mamaria.

Habitualmente, se utilizan implantes de silicona o de agua salada para reconstruir el pecho y los resultados son excelentes en la gran mayoría de los casos. Los pechos reconstruidos después de una mastectomía suelen tener una forma similar a la que tenían antes de la mastectomía.

Conclusiones

La reconstrucción mamaria es un tipo de cirugía plástica que se realiza generalmente tras una mastectomía y después de la superación de un cáncer de mama. Se trata de una intervención cubierta por tu seguro de salud que dirige un cirujano plástico especializado en oncología.

En ocasiones, se realiza en el momento de la mastectomía, pero a veces requiere de una espera de hasta 3 meses. Los resultados suelen ser excelentes, permitiendo que la mujer recupere la forma de sus senos y, en consecuencia, se produzca una mejora de su estado psicológico y/o emocional.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciocho − 13 =