Ruido blanco para bebés: qué es y por qué les ayuda a dormir

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 5 basado en 2 valoraciones

Una de las situaciones más frustrantes que se pueden vivir como padres es tratar de dormir sin éxito a tu bebé. Si te has visto en este trance seguro que has probado montones de fórmulas para que el pequeño se calme y coja el sueño.

En los últimos años se ha popularizado la idea de que el ruido blanco es un método eficaz para relajar a tu bebé y mejorar su sueño. ¿Es real? ¿Existen pruebas científicas que confirmen que el ruido blanco para bebés es beneficioso? ¿Puede afectarle negativamente? En las próximas líneas te hablaremos de todo ello. Recuerda que también puedes resolver tus dudas médicas con el servicio de consulta telefónica de nuestros seguros de asistencia sanitaria.

El ruido blanco para bebés

El ruido blanco ¿qué es? Este término se aplica a un sonido que tiene todas las frecuencias que puede escuchar el ser humano con una misma longitud de onda. Cuando se oye al volumen adecuado, hace que todos los demás sonidos de alrededor se anulen, y dejan al bebé en una especie de aislamiento.

Algunos padres han podido comprobar cómo funciona este fenómeno cuando se pone en marcha un secador de pelo, una televisión sin señal o el extractor de la cocina. Un bebé que está llorando puede dejar de hacerlo y tranquilizarse al activar alguna máquina de ruido blanco como las enumeradas. También hay apps para móviles o vídeos en Youtube como este con horas de ruido blanco para dormir al bebé:


Según parece, el sonido blanco es eficaz porque se parece mucho al que el feto escucha dentro del útero, por lo que les ayuda a relajarse. De hecho no es efectivo solo en bebés. En adultos también se está probando el ruido blanco para saber cómo controlar el estrés, ayudando a la concentración y la mejora del sueño en determinados casos.

¿Es útil el ruido blanco para dormir?

En los años 90 se publicó un estudio con bebés que tenían problemas para dormir, y 8 de cada 10 se quedaba dormido a los 5 minutos de estar escuchando ruido blanco. Por tanto, se puede decir que una máquina de ruido blanco puede ser muy eficaz en la mayoría de los casos.

No obstante, el uso del ruido blanco de forma constante puede ser peligroso por varios motivos:

  • El cerebro de un bebé necesita aprender a identificar sonidos, y si se anulan con ruido
    blanco no se activan las conexiones neuronales de forma adecuada.
  • Las máquinas de ruido blanco superan el umbral de ruido recomendado para un bebé (50 dB), por lo que usarlo cada vez que quieras dormirlo puede generar problemas como la hipoacusia.

¿Cuáles son sus verdaderos beneficios?

Por lo tanto, podemos decir que, bien usado, el ruido blanco tiene beneficios para el bebé:

  • Ayuda a que se calmen y dejen de llorar.
  • Favorece el sueño al bloquear otros sonidos que pudieran sobresaltar o despertar al pequeño.
  • Si tiene alguna molestia debido a un cólico o similar, el ruido blanco puede aliviar hasta cierto grado el malestar.

El ruido blanco ayuda, pero no es una solución mágica

El ruido blanco puede ser una fórmula para reducir la ansiedad en la generación millennial, ayudarnos a dormir y en el caso de los bebés calmarlos cuando no dejan de llorar. Aunque es fundamental usarlo de forma adecuada para evitar riesgos, sobre todo en los más pequeños, y solo después de haber comprobado que tiene sus necesidades cubiertas. Puede que lo que esté pidiendo sea comer y sentirse seguro en los brazos de mamá o papá.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *