¿Qué hacer si se va la luz pero no salta el diferencial?

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 3 basado en 3 valoraciones

que hacer si se va la luz

Cuando estamos usando algún electrodoméstico, o tenemos demasiadas luces encendidas, y de repente nos quedamos sin luz, enseguida acudimos a la caja de diferenciales. Lo más común es que haya saltado alguno, de ellos, lo que solemos denominar como “saltar los plomos”. Subimos de nuevo el interruptor y todo vuelve a la normalidad. Pero, ¿qué ocurre cuando se va la luz pero no salta el diferencial? ¿Y cuando intentamos subirlo pero no lo conseguimos? En tales casos, es probable que necesites revisar la instalación: una avería puede causar daños eléctricos de importancia si no se soluciona a tiempo.

El interruptor diferencial no sube: ¿qué hacer?

¿Qué hago si salta el diferencial y no puedo subirlo? Lo primero es mantener la calma, ya que es posible que sea algo puntual. Intenta subirlo un par de veces y, si no lo consigues, espera unos minutos. Vuelve a intentarlo y comprueba nuevamente si puedes subirlo.

Si el problema persiste, apaga el ICP (o interruptor de control de potencia), encargado de cortar el suministro de electricidad cuando se supera la potencia contratada,  y sube el diferencial. Si esta vez has conseguido subirlo, puede que haya algo que esté consumiendo más luz de la que debería. Sube de nuevo el ICP y, si salta el diferencial otra vez, baja todos los interruptores, sube el diferencial y enciende uno por uno los automáticos hasta que salte de nuevo. El automático que cause el corte indicará qué circuito está impidiendo subir el diferencial, por lo que podrás averiguar si se trata de algo que has enchufado o de un cable suelto.

A veces el interruptor diferencial no sube porque se ha conectado algo mal. Por ejemplo, es probable que hayas cambiado la iluminación de tu casa y, sin querer, se haya conectado algún electrodoméstico al circuito, o bien que tengas una regleta de enchufes en mal estado y, al conectar algún dispositivo, se produzca el corte. En cuanto lo encuentres y retires la conexión, el problema estará arreglado.

Qué hacer si se va la luz pero no salta el diferencial

Si se va la luz pero no salta el diferencial, lo primero que debes hacer es asegurarte de que no se trata de un corte general. Si miras por la ventana y las farolas de la calle no están encendidas (de noche, claro está), o tu vecino tampoco tiene luz, es probable que se trate de una avería o un fallo por parte de la compañía responsable del suministro. Llama a la empresa para notificar la incidencia y espera a que lo solucionen cuanto antes.

Si el resto de tu calle sigue teniendo luz, tendrás que revisar otros puntos:

  • El ICP puede haber saltado porque has superado el máximo de potencia contratada. En ese caso solo tendrás que subirlo. Si vuelve a saltar, baja todos los interruptores y espera unos segundos. Sube el cuadro empezando por el diferencial, y cuando esté todo arriba vuelve a darle al ICP.
  • Fusibles: en el cuadro de tu contador hay un fusible de protección que puede haberse quemado. Si es así, habrá que cambiarlo, pero ten cuidado porque no lo puede hacer cualquiera.
  • El propio diferencial puede estar averiado, haciendo que no pase la corriente aunque la pestaña esté levantada. También en este caso es mejor que lo revise un experto.

Daños eléctricos en el hogar

En caso de que el corte de luz, alguna avería o una sobrecarga de electricidad cause daños en alguno de tus electrodomésticos, recuerda que el seguro de hogar de Seguros Bilbao puede ayudarte. Consulta las coberturas y cuida de tu hogar frente a imprevistos.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *