Cómo seguir una dieta sin gluten

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 0 basado en 0 valoraciones

dieta sin gluten

La intolerancia al gluten es cada día más frecuente en nuestra sociedad. Todos conocemos algún aquejado de celiaquía que debe seguir una dieta sin gluten. ¿Sabías que este tipo de desorden afecta durante toda la vida? La buena noticia es que sólo con seguir una dieta sin gluten el problema se resuelve. Para conocer más sobre el tema, sigue leyendo este post.

¿Qué es la enfermedad celiaca?

Se trata de un desorden que afecta sólo a personas que genéticamente son proclives a él. Cuando estas personas ingieren algún producto con gluten, sufren una reacción autoinmune que daña el intestino delgado dando como resultado que la comida no sea correctamente absorbida.

Los síntomas de la celiaquía son diversos: diarreas, dolores abdominales, pérdidas de peso, hinchazón, gases o incluso cambios de carácter y dolor de huesos.

¿Qué productos no puede contener una dieta sin gluten?

Antes que nada debemos conocer que el gluten es el nombre genérico que reciben algunas de la proteínas que conforman: el trigo, el centeno, la cebada, la malta y, consecuentemente, sus derivados.

Por lo tanto, si sigues una dieta sin gluten nunca deberás ingerir: trigo (duro, graham, trigo khorasan KAMUT®, sémola, espelta), centeno, cebada, ni triticale (cereal producto del cruzamiento entre el centeno y el trigo).

¿Qué tipo de harinas y granos podrás ingerir en una dieta sin gluten?

Los granos y harinas que sí están permitidas son las que siguen: maíz, soja, patatas, arroz, judías, quínoa, trigo sarraceno, harina de nueces, tapioca, mijo, harina de garbanzo o de lentejas, sorgo (cereal similar al maíz), almidón de arrurruz ( que se extrae de la raíz de la planta con el mismo nombre)  y las semillas de amaranto (consideradas un pseudocereal).

Mucha atención al etiquetaje

En el mercado encontrarás muchos productos que en sus etiquetas indican que están “libres de trigo”, pero no te lleves a engaño: que estén libres de trigo no significa que lo estén de gluten. Sólo con que contengan, por ejemplo, centeno o ingredientes derivados de la cebada ya no son válidos a la hora de seguir una dieta sin gluten.

Mucho cuidado, sobre todo los primeros tiempos, te recomendamos que sólo consumas productos que en su etiquetaje incluyan la leyenda: SIN GLUTEN (aquellos que indiquen MUY BAJO EN GLUTEN, no son aptos para celiacos).

En España las etiquetas también pueden incluir estos símbolos, que también resultan fiables:

Por último, te aconsejamos que siempre consultes con un médico ante cualquier duda, bien sea para diagnosticarte adecuadamente una celiaquía, bien sea para asegurarte de que sigues las medidas nutricionales correctas.

Con el seguro de asistencia sanitaria de Seguros Bilbao, podrás optar a los mejores especialistas, e incluso, seguir con tu pediatra de confianza pertenezca o no a nuestro cuadro médico. ¡Tu salud y la de los tuyos ante todo!

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × dos =