¿Qué son los seguros de vida vinculados a una hipoteca

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 0 basado en 0 valoraciones

Seguro de vida vinculado a una hipoteca

Los seguros de vida son considerados como una inversión que dota, tanto al titular como a sus familiares, de la tranquilidad y seguridad necesarias para el futuro en el caso de que, desafortunadamente, suceda una desgracia, como por ejemplo acabar en un estado de invalidez o fallecer. Pero ¿qué sucede cuando el seguro aparece vinculado a un contrato hipotecario? En Seguros Bilbao te lo explicamos.

El seguro de vida vinculado a hipoteca: definición

Cuando se adquiere una vivienda es habitual que la entidad bancaria pida que se contraten una serie de seguros vinculados al pago de la hipoteca, como puede ser el caso de un seguro de vida.

Este tipo de seguros protege los préstamos hipotecarios y por eso el banco es el principal interesado, ya que garantiza el pago de las cuotas restantes en caso de que cesen los ingresos que la habrían soportado como consecuencia de invalidez o fallecimiento.

Sin embargo, la verdadera protección que ofrece un seguro de vida vinculado a hipoteca es para los familiares de la persona afectada. En España, debido al alto nivel de endeudamiento de las familias por la adquisición de una hipoteca, se han presentado casos en que los herederos del difunto se ven obligados a vender su casa para poder afrontar la deuda, perdiendo así el techo donde vivían y el dinero, cuando todo ello podría haberse evitado contando con un seguro de este tipo.

El papel del seguro de vida en la hipoteca española

En España hay 3,8 millones de personas hipotecadas que a su vez cuentan con un seguro de vida, según el informe Estamos Seguros presentado en febrero de 2019 por la Asociación Empresarial del Seguro (UNESPA).

Las cifran hablan por sí solas y ponen de manifiesto la importancia de contar con un seguro de vida con hipoteca. Gracias a los seguros de vida se saldan 4.700 hipotecas cada año tras un fallecimiento, lo que supuso entre junio de 2017 y mayo de 2018 una prestación media de 34.783 euros por fallecimiento. Asimismo, el informe detalla que existen casos en los que los seguros de vida hicieron frente a deudas de hasta 324.000 euros durante el mismo periodo.

Las ciudades de Madrid, Barcelona, Sevilla o Valencia engloban, en conjunto, una de cada cinco fallecimientos de personas que contaban con hipoteca y seguro. Sin embargo, el informe revela que ninguna de estas capitales lidera el ranking de indemnizaciones medias. La primera de la lista es Marbella, donde los familiares del fallecido recibieron del seguro de vida una media de 93.136 euros. Le siguen San Sebastián, con 76.607 euros, y Cartagena con 64.119 euros.

¿El seguro de vida con hipoteca es obligatorio?

Un seguro de vida puede salvar la economía de una familia en el momento más difícil, pero según la Ley Hipotecaria este seguro no es obligatorio bajo ninguna circunstancia.

Los bancos ofrecen condiciones especiales en caso de vincular un préstamo hipotecario con un seguro de vida, pero lo cierto es que ni siquiera en este caso hay ninguna ley donde se indique la obligatoriedad de contratarlo y mucho menos con la entidad bancaria en cuestión.

Sin embargo, a pesar de que contratar el seguro de vida junto con la hipoteca no es obligatorio por ninguna ley (tampoco lo especifica la Ley de Contrato de Seguro) podría ser difícil que una entidad bancaria acepte conceder una hipoteca sin que se contrate un seguro de vida vinculado a ella.

Pero hay más alternativas, ya que existe la posibilidad de contratar seguros de vida vinculados a la hipoteca que no tengan relación con el circuito bancario, es decir, el seguro de vida es necesario, pero no es obligatorio contratarlo en el banco donde se concederá la hipoteca.

Ventajas de contar con un seguro de vida vinculado a hipoteca

Una póliza de seguro de vida es una herramienta muy útil para diversas situaciones relacionadas con la contratación de una hipoteca:

Gran flexibilidad y accesibilidad

Estos seguros de vida vinculados a hipotecas suelen ser muy flexibles y permiten elegir la forma de aportación para que cada persona ajuste las condiciones del seguro a sus propias necesidades.

Se suele permitir desde un pago único hasta pagos mensuales, trimestrales… Además, es posible ampliar alguna de sus coberturas en cualquier momento. Por ejemplo, algunos seguros de vida vinculados a hipoteca permiten incluir la cobertura de invalidez permanente una vez que ya se tenga contratado el seguro.

Acceso a garantías adicionales

Contar con un seguro de vida vinculado a hipoteca te da la oportunidad de contar con garantías adicionales, especialmente relacionadas con la salud como la hospitalización y las enfermedades graves. En este caso el enfermo podrá percibir un anticipo de hasta el 50% del importe básico asegurado para el caso de fallecimiento, según la opción elegida en la contratación.

Total seguridad para nuestros familiares

Tener contratado un seguro de vida también proporciona estabilidad para los herederos incluidos en el contrato. Esta tipología de seguros garantiza el pago de cualquier deuda pendiente si te ocurre algo grave (fallecimiento, invalidez y otras circunstancias excepcionales).

Contrato de un seguro de vida: banco vs aseguradora

El seguro de vida es el típico producto que los bancos ofrecen cuando se solicita una hipoteca. Sin embargo, existen otras opciones y puedes acceder a un seguro de vida sin vinculación alguna a través de una compañía especializada en seguros. Además, las aseguradoras, generalmente, tienen la capacidad de ofrecer un mayor abanico de coberturas y de posibilidades para completar las necesidades del titular con otros tipos de seguros.

Las coberturas que incluye un seguro de vida de una entidad bancaria son similares al seguro de vida para hipotecas de las compañías aseguradoras. Lo que marca la diferencia es el precio. Los seguros de vida vinculados a la hipoteca que ofrecen los bancos tienen con mucha frecuencia un precio más elevado que los segundos. A cambio, los seguros que ofrecen los bancos pueden adaptarse de una manera más fácil a las circunstancias personales del titular, ya que a menudo la entidad bancaria cuenta con datos extra, fruto de otras relaciones como un préstamo hipotecario y que sirven para ajustar aún más el seguro a sus necesidades.

Un seguro de vida de una entidad bancaria puede costar hasta 500 euros más al año que el mismo tipo de seguro de una aseguradora. Según el estudio realizado por Global Actuarial e Inese, esta diferencia puede suponer hasta un 30% más.

¿Se puede cancelar un seguro de vida vinculado a la hipoteca?

Es perfectamente razonable pensar en la posibilidad de cambiar el seguro de vida si lo tienes con el banco, puesto que es más caro y no hay ninguna condición legal que te obligue a continuar con él. Si quieres cancelar un seguro de vida vinculado a hipoteca, puedes hacerlo sin sufrir consecuencias que te perjudiquen siguiendo los siguientes pasos:

  • Es aconsejable no dejar tu hipoteca sin seguro de vida. Busca una compañía fuerte que te aporte confianza ya que, en caso de que sea necesario, tendrá que hacer frente a una deuda importante.
  • Compara lo que pagas por el seguro de vida que tienes vinculado a la hipoteca en este momento. Seguramente la diferencia entre ese importe y el que te ofrece la aseguradora sea tan grande que te sorprenda.
  • Revisa las condiciones que firmaste con tu banco en caso de cambiar el seguro de vida y haz números para comprobar si tu situación mejorará contratando la nueva póliza. El precio de tu seguro de vida con el banco puede ser tan alto que, aunque aumente el tipo de interés de la hipoteca, empieces a pagar menos globalmente si contratas el seguro de vida con la aseguradora.

Los seguros de amortización, una excelente alternativa para garantizar el pago de la hipoteca

Además de las modalidades habituales de un seguro de vida, existen otras alternativas interesantes. Seguros Bilbao te ofrece un seguro de vida de amortización que te garantiza el pago de tu hipoteca ante una eventualidad grave, permitiendo a tus familiares más cercanos mantener su nivel de vida. Tener la tranquilidad que incluye la cobertura de pago del préstamo hipotecario es fundamental de cara al futuro. Es por eso que, actualmente, contratar un seguro de vida vinculado a tu hipoteca se ha convertido en algo prácticamente esencial.

¿Cuál es la diferencia entre un seguro de amortización y un seguro de vida temporal?

Cabe destacar que no es lo mismo un seguro de amortización que un seguro temporal. El seguro de amortización corre con el pago pendiente de la hipoteca en el momento del siniestro, mientras que el seguro de vida temporal indemniza a los asegurados con el capital acordado hasta una determinada edad también establecida previamente. Habitualmente los seguros de vida temporales son los más extendidos, puesto que las aseguradoras indemnizan por un fallecimiento siempre y cuando éste se produzca antes de los 65 años o en ocasiones hasta los 80 años y lo mismo en caso de invalidez.

Conclusiones

En cualquier caso, es importante contar con un buen asesoramiento profesional para fijar las condiciones más interesantes para el titular y garantizar que tienes contratado el mejor seguro según tus circunstancias. Recuerda que cien años de trayectoria nos acreditan como una de las compañías de seguros de referencia en nuestro país. Y, si tienes alguna duda respecto a alguno de nuestros seguros, tienes a tu disposición a tu agente personal en cualquier instante. ¡Contacta con él cuando lo requieras!

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

9 − siete =