Técnicas de asertividad: 5 consejos para descubrir cómo ser asertivo

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 4.5 basado en 2 valoraciones

tecnicas de asertividad

Las técnicas de asertividad son habilidades sociales, y se basan en estrategias para poner en práctica y tener una mejor comunicación con otras personas. De este modo, se consigue mejorar las relaciones con otros para que sean funcionales y estables. Se pueden aplicar en todo tipo de situaciones. Saber cómo ser más asertivo te ayudará a respetar a otros, pero sobre todo a ti mismo en situaciones comunicativas.

¿Qué significa asertividad?

Cuando una persona es asertiva acabará con los miedos de las situaciones sociales. Tendrá un lenguaje asertivo para poder decir lo que piensa sin la necesidad de atacar a otras personas. Esto permitirá tener una mejor relación con uno mismo y con los demás. Aprender cómo ser asertivo es fundamental para conseguirlo, y cualquiera que quiera mejorar la comunicación con los demás podrá beneficiarse de ello.

¿Qué significa la asertividad? La asertividad es un concepto que consiste en reconocer los propios derechos y defenderlos sin afectar negativamente a otros ni a la comunicación que se mantiene. Se respetan los propios derechos pero también los de los demás.

Las personas que tienen poca asertividad, además de disminuir su autoestima, también pueden tener relaciones agresivas ya que hacen valer sus derechos con emociones intensas mal gestionadas, sin tener en cuenta los de la otra persona. Gracias a las técnicas de asertividad, se encuentra el equilibrio en la comunicación interna y la que se realiza con los demás… Es la mejor forma de conseguir bienestar emocional y mental.

Características de una persona asertiva

¿Qué significa ser asertivo? Para contestar a esta pregunta es fundamental conocer cuáles son las características de una persona asertiva. Algunas de ellas son las siguientes:

  • Hablan con autoridad. Una persona que habla con autoridad lo hace sin miedo, sin expectativas y sin que le pueda afectar lo que otras personas puedan pensar de sus palabras. Al hablar con autoridad lo hace con respeto a sí mismo, por lo que consigue el respeto de otros.
  • Expresan sus emociones. Son personas capaces de expresar sus emociones, tanto las consideradas como positivas como aquellas más negativas. Lo hacen de forma respetuosa hacia otros y hacia sí mismos. De esta manera, indican lo que les ha molestado sin atacar a otros y buscando las soluciones al problema que les ocupa.
  • Se centran en lo positivo. Son capaces de darse cuenta de los aspectos propios positivos y también los de los demás.
  • Asumen su propia responsabilidad. Son capaces de asumir las responsabilidades de sus acciones sin necesidad de centrarse en un pensamiento catastrofista, más bien, buscan soluciones.
  • Tienen una buena regulación emocional. La gestión emocional es fundamental para tener una buena asertividad. La inteligencia emocional y la asertividad van unidas.

Existen personas que sienten más facilidad para utilizar las técnicas de asertividad, pero la realidad es que todos somos capaces de aprender a ser asertivos. Además del conocimiento que uno puede tener en uno mismo, hay pruebas psicológicas para saber si se es más o menos asertivo, y también a través de una prueba grafológica se puede descubrir si una persona es o no asertiva y otras características de la personalidad.

5 Técnicas de asertividad eficaces

A continuación encontrarás una serie de técnicas de asertividad que son eficaces y que puedes empezar a utilizar desde hoy mismo.

El banco de niebla

El banco de niebla en la asertividad consiste en generar distracción con frases estratégicas sin ceder a nuestra idea inicial pero reconociendo los argumentos y pensamientos de los demás, aunque sean quejas. De esta manera, nuestra postura no es considerada como un ataque directo.

Es una forma de regular los pensamientos negativos y la actitud impulsiva. Se es capaz de detenerse y ver de una perspectiva diferente la situación. De esta manera se puede gestionar el mensaje de la forma más favorecedora.

Es una técnica que se puede utilizar para:

  • Decir que no de forma asertiva
  • Evitar situaciones donde las críticas son manipuladoras
  • Mantenernos firmes en nuestra postura sin dañar a otros

Para aplicar la técnica hay que dar la razón en parte, pero al mismo tiempo mantener la integridad y dejar claro el propio punto de vista sin dejarnos llevar por emociones intensas. Manteniendo la conversación con un tono de voz firme y sereno. Esta técnica puede ser eficaz en una entrevista de trabajo, cuando se hacen preguntas que quizá puedan ser algo difíciles de contestar.

Aplazamiento asertivo

Esta técnica de asertividad consiste en conseguir que la otra persona se dé cuenta de que no es el momento adecuado para entablar una conversación intensa. La finalidad es detener la conversación para evitar que las emociones intensas se desborden.

Esta técnica se realiza sobre todo cuando la otra persona no entiende el mensaje que le estamos dando o su comunicación comienza a ser agresiva. Es necesario transmitir el aplazamiento asertivo con empatía, respeto y con un tono de voz sereno.

La técnica del disco rayado

La técnica del disco rayado se utiliza para que la otra persona se dé cuenta de que no logrará su objetivo ni tampoco conseguirá una manipulación. Consiste en repetir reiteradamente el argumento con un “no” que apoye el propio punto de vista.

Puede ser cuando nos piden un favor, una invitación o una oferta que no es de nuestro interés. Cuando la otra persona intente hacernos cambiar de opinión hay que mantenerse firme en la decisión y continuar con la técnica repitiendo una y otra vez el argumento con el “no”.

Mensajes “yo”

Los mensajes “yo” consisten en transmitir a otra persona como “a mí me gustaría”, “yo necesito” o “me siento” ante una conversación. De esta manera se evita hacer lo que otros nos piden cuando no queremos hacerlo. Se mantiene una comunicación asertiva sin miedo a discusiones o a que otros nos impongan sus pensamientos. Con este tipo de mensajes se ayuda a que la otra persona se ponga en el lugar de uno mismo y que de este modo, comprenda mejor nuestra perspectiva.

Técnica del sándwich

Esta es otra de las técnicas de asertividad necesarias para dar la propia opinión sin tener que ser cortante con otra persona. Consiste en decir primero algo bueno de la otra persona, luego decir lo que no nos gusta y acabar con algo positivo. Es ideal cuando queremos hacer una crítica pero se suaviza con aspectos positivos de la otra persona, no es inventar nada, simplemente resaltar lo positivo de forma real.

Aprender a ser asertivo

Todas estas técnicas de comunicación asertiva son ideales para utilizar en cualquier momento y contexto. Queremos que sepas que en Seguros Bilbao tenemos nuestro seguro de salud, con especialistas del ámbito psicológico que podrán ayudarte a mejorar y te prestarán la ayuda y soporte que necesites.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *