Tipos de estafas por internet más comunes en 2019

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 4.3 basado en 4 valoraciones

estafas por internet

Las nuevas tecnologías facilitan mucho la existencia: cómodas compras, trámites online, acceso rápido a la información, comunicación instantánea…etc. Sin embargo, el movimiento en la red tiene sus riesgos, e igual que las empresas deben invertir en ciberseguridad, una persona también debe hacerlo a su nivel.

En este post te contamos los tipos de estafas por internet más frecuentes para detectarlas a tiempo y evitar ser engañados.

Las 6 estafas en internet que más pueden afectarte

Carding, compras no autorizadas

El carding consiste en usar los datos de tu tarjeta de crédito para realizar compras sin tu consentimiento. Los estafadores suelen conseguir esta información a través de otros fraudes por internet, como el pishing, que se explica a continuación.

Phising, obtención de datos bancarios y contraseñas

El phising es una de las estafas más frecuentes en la red. Los creadores de la trampa envían un correo electrónico a sus víctimas, figurando ser, por ejemplo, una entidad bancaria conocida. En el mensaje solicitan que les facilites ciertos datos ¡Y así de fácil! Solo con eso, pueden tener tu número de cuenta, los datos de tu tarjeta de crédito o la contraseña para pagar con PayPal. De esta práctica, nacen algunas variantes. A continuación, te resumimos las más importantes:

  1. El pharming es una variante en la que los estafadores se aprovechan de un agujero en la seguridad de la web de una empresa. Un ejemplo de este tipo de robo consiste en recopilar información en mitad de un proceso de compra.
  2. El conocido como Vishing o SMishing es otra forma de phising que funciona a través de una llamada de teléfono o SMS al móvil. A través de estos medios, persuaden a su objetivo para que llame un número de teléfono y así optar a una golosa oferta o participar en un sorteo. Para poder beneficiarse de la oferta, el estafado debe facilitar los datos que se le soliciten.

Spamming, bombardeo de mensajes comerciales

El spamming son, básicamente, mensajes comerciales que recibe el usuario sin dar consentimiento para recibirlos. Habitualmente, ocurre porque la dirección de tu e-mail está publicada en alguna web que las empresas utilizan para ampliar sus bases de datos y enviar ofertas de manera ilegal.

Suplantación de identidad en internet

La suplantación de identidad en internet puede adoptar formas diversas. Por ejemplo, se pueden hacer pasar por ti creando un perfil en redes sociales, utilizando tu nombre e imágenes para aprovecharse de tu popularidad. Si tienes una empresa, eres famoso o influencer tienes más posibilidades de ser la víctima principal de este tipo de estafa. Los estafadores también pueden usar tus datos para realizar prácticas fraudulentas.

Otra modalidad de phising, consiste en el robo de identidad a empresas, clonando su web, imagen o comunicaciones vía email. En primer lugar, se atrae a clientes a la página usurpadora para que realicen sus compras en una web que en realidad no pertenece a la empresa que ellos creen. Esta es una de las estafas en Internet más perseguidas.

Compras online de productos inexistentes

Esta forma de estafa consiste en ofrecer productos o servicios online que en realidad nunca disfrutarás. El procedimiento es el siguiente: realizas la compra online, se quedan con tu dinero y jamás recibes aquello por lo que pagaste.

Suelen atraer a los usuarios anunciando productos a muy bajo coste. Una variante bastante frecuente son los chollos de alquiler de viviendas en zonas turísticas inexistentes.

Ofertas de empleo falsas

Otra de las estafas por Internet que se ha ido popularizando con los años son las empresas publican ofertas de empleo cuando en realidad no tienen intención de contratar a nadie. Esta estafa tiene como objetivo de ampliar su base de datos. El estafado rellena el formulario para entrar el proceso de selección y, consecuentemente, suele aceptar las condiciones legales con tal de acceder.

Otras falsas ofertas de empleo más evidentes son aquellas que proponen beneficios poco frecuentes. Algunos de ellos son el teletrabajo muy bien pagado o bien solicitudes que no son habituales en un proceso de selección, como pedir dinero para los trámites del contrato.

Un seguro de ciberriesgo, ideal para proteger a las empresas en la red

Ante los peligros de seguridad que abundan en internet, Seguros Bilbao ha diseñado una solución para protegerte y que continúes realizando tus tareas tranquilamente en el entorno digital. Los seguro de ciberriesgos como el nuestro, son especialmente interesantes para empresas, ya que por las características de su actividad están más expuestas a este tipo de amenazas.

Este seguro de ciberriesgo ofrece protección de datos en internet, medidas preventivas para evitar un ciberataque y asesoramiento profesional para adecuar la empresa a la nueva ley de protección de datos (LOPD). Además, cubre los daños derivados de alteración, pérdida o robo de datos, violación de privacidad, prácticas fraudulentas con tarjetas de crédito, extorsión cibernética y deterioro de la reputación.

Puedes contactar ahora con un agente de Seguros Bilbao para iniciar el proceso de contratación de la póliza. Él te guiará con consejos personalizados, para que tengas la tranquilidad de contar con un seguro totalmente adaptado a tus necesidades.

Si este artículo te ha parecido interesante, síguenos en Facebook y Twitter para estar a la última en otros temas similares.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

veinte − tres =