Tramos de IRPF: qué son y cómo funcionan

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 5 basado en 2 valoraciones

Tramos de IRPF

La campaña de la Declaración de la Renta ha llegado a su fin, y para algunos trabajadores llega el momento de valorar el cambio de su porcentaje de retención de cara al año próximo, un movimiento que combinado con las aportaciones a los planes de pensiones puede proporcionar importantes ventajas fiscales.

En este artículo queremos abordar el tema de los tramos del IRFP, para saber por qué y cómo se aplican. Así sabrás cómo funciona uno de los aspectos más importantes y menos conocidos de nuestro sistema fiscal.

¿Qué son los tramos de IRPF?

El IRPF es un impuesto que se aplica a todos los trabajadores en activo, autónomos y pensionistas que perciben una paga contributiva. Este impuesto se calcula por tramos, que determinan lo que hay que pagar en la Declaración de la Renta del año siguiente.

¿Por qué se aplican los tramos del IRPF?

Los tramos de retenciones del IRPF tienen como objetivo calcular un adelanto de lo que hay que pagar a Hacienda como contribuyente de cara al año que viene.

De este modo se consiguen 2 cosas: por un lado, el Estado percibe unos ingresos con los que se mantienen los servicios públicos; y por otro, se evita que llegado el momento de hacer la Declaración de la Renta haya que desembolsar una cantidad elevada.

Es decir, que con los tramos de IRPF se van cubriendo ciertas obligaciones fiscales, y cuando llega el momento de hacer la Declaración, se hace un cálculo para comprobar si se ha pagado de más (declaración positiva) y se devuelve el exceso, o si hay que aportar algo más a los impuestos que se han pagado durante el año anterior (declaración negativa).

¿Cómo se aplican los tramos de IRPF?

Las escalas IRPF se aplican conforme al nivel de ingresos generados durante el año, y se van incrementando según aumenta en el cómputo, o se reducen teniendo en cuenta las circunstancias personales de cada uno (familiares a cargo, invalidez, etc).

Por eso, y para evitar que al año siguiente se tenga que pagar aún más, hay quienes prefieren que se les aplique un porcentaje mayor, y cuando hagan la declaración se les devuelva el dinero retenido de más.

Existen dos tipos de IRPF diferentes, estatal y autonómico, que sumados hacen el total de las escalas IRPF. Estas se descuentan de la nómina de los empleados, las facturas que emite un autónomo o la pensión que se percibe si está sujeta a retenciones.

Tabla comparativa con tramos de IRPF en 2020

Para ver de un modo más sencillo cómo se aplican los tramos y retenciones de IRPF en función de los ingresos, hemos elaborado una tabla en base a los tramos que se corresponden con el año 2020 y que se aplican de forma progresiva. Año a año estos tipos se van actualizando.

Ingresos anuales Cuota* Retención máxima
<12.450 € 0,00 € 19 %
12.450 € – 20.200 € 2.365,50 € 24 %
20.200 € – 35.200 € 4.225,50 € 30 %
35.200 € – 60.000 € 8.725,50 € 37 %
>60.000 € 17.901,50 € 45 %

*La cuota es la cantidad mínima que se pagaría a Hacienda, y que se descuenta a la hora de hacer el cálculo.

Además, los tramos del IRPF no son la única variable que se tiene en cuenta. Hacienda tiene en cuenta varios datos para calcular la retención que debe aplicarse en cada caso, como el denominado mínimo exento (cantidad que se considera esencial para vivir), tener familiares a cargo o sufrir alguna discapacidad.

Ejemplo práctico en base al salario medio

Para entenderlo mejor, veamos un ejemplo de cálculo de los tramos de IRPF, conforme al algoritmo que utiliza la Agencia Tributaria:

Mario es un trabajador de 36 años, casado y con un sueldo de 24.000 € anuales. Teniendo esto en cuenta, el cálculo básico sería el siguiente:

  • Base de retención: 19,774,50 €. (24.000 – 4.225,50)
  • Porcentaje máximo de retención: 30 %
  • Cantidad que debe retenerse en la nómina: 5.932,35 €

La base de retención se calcula restando la cuota del sueldo de Mario, y el porcentaje corresponde al tramo del IRPF en el que se encuentra (20.200-35.200). Por tanto:

(24.000 – 4.225,50) x 30 % = 5.932,35

Esta sería la cuantía de las retenciones que Mario vería en su nómina anual, aunque puede solicitar que se le retenga un porcentaje mayor, y que se le devuelva en la próxima Declaración de la Renta. También puede deducir las aportaciones a planes de pensiones, y aplicar otro tipo de porcentajes en función de su situación familiar.

Conclusiones

Lo cierto es que, si no somos expertos fiscales, los tramos del IRPF pueden resultarnos algo complejos de entender. Hay quien prefiere no pensar en ello, mientras que otros estudian el modo de que el año que viene Hacienda les devuelva parte de lo retenido, por ejemplo, aumentando de tramo.

En cualquier caso, el IRPF por tramos es una medida con la que el fisco calcula las cantidades que como contribuyentes tenemos que cubrir durante el año fiscal.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × cinco =