Tricotilomanía: causas que llevan a arrancarse el pelo

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 5 basado en 1 valoraciones

Tricotilomanía: causas que llevan a arrancarse el pelo

La sociedad en la que vivimos a menudo provoca tal nivel de estrés y ansiedad, que pueden llevar a generar conductas un tanto extrañas. Una de ellas es pasar de jugar con el pelo a arrancárselo de forma compulsiva. Este trastorno se conoce como tricotilomanía, un impulso que afecta tanto a hombres como mujeres, adultos y niños, y que hasta hace poco se consideraba algo crónico. La buena noticia es que a día de hoy para la Tricotilomanía hay tratamiento.

En nuestro Seguro de Asistencia Sanitaria cuentas con un amplio número de psicólogos en el cuadro médico. Además, en este artículo vamos a explicar de forma más extensa qué es la Tricotilomania así como algunos detalles específicos.

¿Qué es la tricotilomanía?

La tricotilomanía es un tipo de TOC (Trastorno Obsesivo Compulsivo), que consiste en arrancarse el pelo del cuerpo, no solo de la cabeza. El impulso es tan intenso que resulta irresistible y la persona afectada puede llegar a tener zonas en las que se ha arrancado todos los pelos.

Se calcula que la tricotilomanía afecta a 1 de cada 25 personas más o menos. Suele aparecer a cualquier edad, aunque es más frecuente y tiene más posibilidades de tratamiento cuando surge a edades tempranas.

Causas de la tricotilomanía

Se ha descubierto que una de las causas de la tricotilomanía es el factor hereditario, por lo que, si en la familia existen o han existido episodios de este trastorno, pueden darse nuevos casos en los descendientes.

Además, en la tricotilomanía causas como el estrés o situaciones que generan ansiedad también se asocian como desencadenantes. La depresión es otro de los motivos por los que se puede sufrir el problema.

Al arrancarse el pelo, la persona afectada por tricotilomanía siente un alivio muy grande. Por ello, no puede dejar de hacerlo, e incluso llega a repetirlo con otras personas o elementos que parecen cabellos, sintiendo la misma sensación.

Tricotilomanía en niños

La tricotilomanía en niños es mucho más habitual que en adultos. En algunos casos aparece porque ha visto a alguien hacerlo e imita esta actitud, mientras que en otros siente el deseo irrefrenable de arrancarse el pelo, el de sus hermanos, amigos o incluso el de los muñecos.

En caso de que la causa sea la primera que hemos mencionado, corregir la situación es bastante más fácil que si se trata de un TOC.

Tricotilomanía en adultos

En el caso de que la manía de arrancarse el pelo aparezca en la edad adulta, como norma general se debe a un intenso estrés o una ansiedad extrema. Las diferencias entre géneros se hacen notar, ya que las mujeres casi siempre se limitan a tirarse del pelo de la cabeza, mientras que los varones suelen arrancarse el cabello de cualquier parte del cuerpo, como las cejas, la barba o el pecho.

Los episodios suelen estar precedidos de la sensación de nerviosismo intenso, y después de arrancarse el pelo se nota cierto alivio.

Tratamiento de la tricotilomanía

Dependiendo de la edad en la que se presente la tricotilomanía el tratamiento puede variar. Por ejemplo, en el caso de los niños la terapia conductual se ha mostrado como la más efectiva.

También lo es en el caso de los adultos, aunque al tratarse de una situación que la persona afectada no admite, cuesta más que acepte la necesidad de un tratamiento.

Dos de los procedimientos más comunes son la técnica, que de inversión de hábitos, que permite reconocer qué situaciones llevan a que el niño o la niña se arranque el pelo, para cambiarlo por otra acción como la de cerrar el puño o tocarse la oreja y la terapia cognitiva, que consiste en identificar ciertos conceptos equivocados acerca de arrancarse el pelo.

Lo bueno de estos tratamientos es que se pueden combinar para lograr una mayor efectividad.

En cuanto a tratamientos farmacológicos contra la tricotilomanía, no existe un acuerdo general acerca de cuál es el adecuado. En cualquier caso, es fundamental ponerse en manos de un especialista en el cuidado de la salud mental.

Un problema con solución

La tricotilomanía es un trastorno de ansiedad que por suerte tiene solución en la mayoría de los casos. Esto es importante porque la ansiedad es uno de los grandes males de nuestros días, y uno de sus principales efectos son los TOC, entre los que se encuentra la necesidad de arrancarse el pelo.

Si sientes que tú o alguien de tu entorno lo puede padecer, acude a un profesional antes de que se convierta en un problema incontrolable.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

16 + cuatro =