Ventajas y desventajas de la energía solar

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 4 basado en 1 valoraciones

instalar paneles solares en casa

La instalación de paneles solares en viviendas particulares está en auge. Un aumento impulsado sobre todo por el deseo de reducir la factura eléctrica mediante el autoconsumo y emplear una fuente de energía respetuosa con el medio ambiente.

Si te estás planteando instalar paneles solares en casa, quizás te preguntes cuáles son las verdaderas ventajas y desventajas de la energía solar, y si realmente interesa esta opción para tu hogar.

En este artículo veremos cuáles son los puntos a favor de la energía solar y cuáles los no tan positivos, para que puedas valorarlos y tomes una decisión lo más informada posible.

Energía solar: ventajas

La lista de beneficios de la energía solar es bastante amplia, y va mucho más allá del ahorro económico, aunque este sea uno de los motivos más evidentes por los que la gente se plantea utilizarla.

Algunas de las principales ventajas de los paneles solares son:

– No genera contaminación

A diferencia de otros tipos de energías, la energía solar no produce contaminación de ningún tipo, ni de forma directa ni indirecta, una vez que los paneles han llegado a su destino y se han instalado. Esto supone un importante impulso al cuidado de nuestro planeta al reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

– Es la fuente de energía más barata

Los paneles solares modernos son mucho más eficientes que hace una década, y unido a que la fuente de energía procede de la naturaleza, obtener electricidad tiene un coste muy bajo. Si a esto se le une la posibilidad de volcar a la red general la energía que no consumes, el descuento es aún mayor.

– Se puede combinar con otros tipos de energía

Los paneles solares se pueden integrar en una instalación eléctrica convencional, además de combinarlos con otras fuentes de generación verde como los aerogeneradores o la aerotermia. Esto facilita la transición a un modelo energético diferente sin que falte en algún momento la electricidad de la que dependemos hoy en día.

– Requiere muy poco mantenimiento

Los paneles solares solo necesitan una limpieza o dos al año para mantener un funcionamiento óptimo. Además, la vida útil de la instalación es bastante larga, con una garantía de hasta 25 años, por lo que la inversión inicial se amortiza con creces.

– Los paneles solares no producen ruido

A diferencia de otros sistemas de generación de energía, la energía solar no produce ningún ruido, lo que se traduce en cero molestias para los ocupantes.

– Está disponible en todo el mundo

El sol produce energía alrededor de todo nuestro planeta, por lo que los paneles solares no están restringidos a ciertos territorios. Se pueden instalar en áreas despobladas o aquellas a las que no llega la red eléctrica convencional, por lo que facilita el acceso a la energía en zonas remotas, al igual que en parcelas y otros lugares donde sería muy caro llevar la electricidad de la red general.

– Es muy fácil de instalar

Los paneles solares son tan fáciles de instalar que incluso existen kits autoinstalables para que quien quiera ponerlos en casa y empezar a aprovechar la energía del sol en pocos minutos. Además, la legislación actual permite tramitar los permisos necesarios de una forma rápida, así como la eliminación de impuestos que gravan el uso de esta energía.

Energía solar: desventajas

También hay algunos aspectos menos positivos en el uso de la energía solar, que es importante tener en cuenta.

– La inversión inicial es alta

El motivo por el que muchos no se plantean la instalación de paneles solares en su vivienda es el elevado coste que supone hacerlo. Algunas veces hay subvenciones, y el precio de los paneles se va reduciendo poco a poco, pero a día de hoy supone un esfuerzo económico que no todo el mundo se puede permitir.

– La potencia es limitada

La energía obtenida con paneles solares depende tanto de la capacidad de los propios paneles para absorber la energía como de la intensidad del sol. Lo bueno es que hoy estos paneles funcionan incluso cuando el cielo está nublado, aunque es evidente que no conseguirás la misma energía que si el día es soleado y luminoso. No obstante, es imposible saber de cuánta energía dispondrás mañana.

– Se necesita espacio

Los paneles solares deben estar colocados en alguna parte para producir energía, y en función de la potencia que se pueda conseguir en la zona en la que vives, te harán falta más paneles. Esto implica la necesidad de tener espacio para la instalación, normalmente en el tejado de la vivienda, y si pese a tenerlo todo cubierto no consigues toda la energía que necesitas, tendrás que conformarte con la que recibes.

Conclusión sobre instalar paneles solares en casa

La instalación de paneles solares es una buena forma de reducir el coste de la luz en una vivienda, aunque es importante valorar si se puede afrontar el gasto inicial y combinar con otra fuente de energía, al menos por el momento.
No obstante, apostar por este tipo de energía ofrece muchos beneficios, y a largo plazo estos superan con creces a las desventajas.

Un futuro prometedor

En cualquier caso, y una vez vistas las ventajas y desventajas de la energía solar, lo que podemos afirmar es que la energía solar todavía tiene un amplio recorrido, y se está imponiendo como una alternativa real en un modelo de generación de energía que sea más sostenible. Tanto es así que muchos gobiernos han puesto en marcha planes para incentivar la instalación y avanzar hacia el 100 % de energía renovable.

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *