Levanta el vuelo de forma segura, responsable y con licencia para drones (si la necesitas)

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 0 basado en 0 valoraciones

Información sobre la licencia para drones

Se les han adjudicado multitud de aplicaciones, desde lúdicas y recreativas hasta las más sofisticadas y profesionales. Hablamos de los drones, pero, ¿qué debo saber antes de comprar un dron?, ¿existe una licencia para drones? ¿Qué riesgos supone volar un dron? Este post pretende resolver estas y otras cuestiones importantes en cuanto al uso de drones. Si ya dispones de uno o tienes la idea de adquirirlo próximamente, sigue leyendo y descubre cómo disfrutar de estos vuelos sin meterte en ningún tipo de lío.

¿Hace falta permiso para volar un dron?

Existe tal cantidad de objetos voladores en la actualidad que cabe preguntarse qué es un dron exactamente, antes de hablar en profundidad sobre sus condiciones legales de uso.

Los drones son aeronaves pilotadas por control remoto y en la actualidad la mayoría de ellos cuentan con otra serie de características interesantes como medios para conocer su posición en todo momento, transportar objetos, capacidad de hacer fotografías, vídeos y realizar mediciones del terreno, entre otras.

Efectivamente, desde la entrada en vigor del Real Decreto Real Decreto 1036/2017, el 30 de diciembre de 2017, que recoge toda la normativa relacionada, hace falta permiso para volar un dron, siempre que se destinen a una actividad profesional. Es decir, las personas que vayan a utilizar un dron para desarrollar su trabajo están obligadas a sacarse la licencia de piloto con la que poder acreditar una serie de conocimientos para su manejo junto con un certificado médico. Si es tu caso, puedes obtener la licencia fácilmente a través de cualquiera de los muchos centros de formación y academias que existen. La más famosa es la correspondiente a la  Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA).

De hecho, los propietarios de cualquier dron que pese más de 250 gramos, están obligados por ley a contar con un seguro de responsabilidad civil. Y es recomendable para estar respaldado ante cualquier imprevisto que pueda surgir, perjudicando a otras personas.

¿Qué drones no necesitan licencia?

Esta es una pregunta bastante frecuente antes de adquirir un dron, pero lo cierto es que tal como se ha explicado, la obligación de licencia no depende del tipo de dron, sino del uso que se le vaya a dar. Sin embargo, las características del dron sí influyen el tipo de certificado médico que se precisa para pilotarlo. Así, en el caso de que tengas un dron con una masa menor a 25 kg, necesitas el de clase LAPL, en cambio, si supera los 25 kg estás obligado por ley a contar con el certificado médico de Clase II.

¿Qué debe incluir una placa identificativa para drones?

Es obligatorio que todos los drones lleven una placa identificativa en algún lugar visible, tanto si el uso es profesional como recreativo. Y, en ella deben figurar una serie de datos:

  • Nombre del propietario.
  • Datos para contactar con él.
  • Nombre del fabricante.
  • Tipo y modelo de dron.
  • Número se serie.
  • Nombre del fabricante.

Tips de seguridad y uso responsable de drones

La normativa vigente de 2017 dio luz verde para realizar determinadas maniobras con los drones que anteriormente estaban prohibidas como por ejemplo, pilotar con un dron por la noche. Sin embargo, aún existen numerosas restricciones que es importante que tengas en cuenta, independientemente del uso que le des al dron:

Zonas prohibidas para volar drones

Actualmente, existen solo zonas puntuales donde está restringido el uso de drones. La AESA es quien las marca y aquellos que incumplan la prohibición corren el riesgo de ser multados:

Aeropuertos y espacios aéreos controlados

Está totalmente prohibido que los drones vuelen en aeropuertos y espacios aéreos controlados similares (salvo excepciones de autorizados expresamente). Se debe respetar una distancia mínima de 8 km.

Ciudades y aglomeraciones de personas

Solo los drones con menos de 250 gramos de peso pueden volar sobre ciudades y zonas aglomeradas de personas. El resto, deben mantenerse alejados. Además, se aconseja mantener una distancia prudencial con los edificios.

Zonas peligrosas

Está prohibido sobrevolar drones en zonas consideradas peligrosas para tal finalidad como lo son las cercanías de centrales eléctricas, tendidos eléctricos o aquellas en las que hay una fuerte actividad industrial.

Zonas protegidas

Existen zonas que donde el uso de drones está restringido por tratarse de lugares susceptibles a sufrir daños en consecuencia. Por ejemplo, aquellos donde hay edificios de interés histórico y zonas arqueológicas. También se incluyen en esta categoría las zonas donde está protegida la flor y fauna del lugar, como los espacios de tránsito habitual de aves migratorias y los parques naturales entre otros.

Zonas de control militar

Está totalmente prohibido volar un drone en zonas de control militar. Igualmente no puedes hacerlo en bases aéreas o navales. Torrejón, Rota y Morón son algunos ejemplos.

Residencia de la familia real y edificios gubernamentales

Los palacios, las zonas de residencia a la familia real y los edificios gubernamentales están totalmente protegidos con la prohibición de volar drones en sus cercanías. Por ejemplo, hoy por hoy no es posible sacar una buena foto con un dron ni al Palacio de la Zarzuela ni a la Moncloa.

Seguro de responsabilidad civil para drones

Esta cobertura está especialmente pensada para el uso de drones y cubre hasta un límite de 1.500.000 euros, cuando la actividad que se desarrolla durante el vuelo tiene un carácter aficionado o de ocio. Además, incluye los gastos de defensa y pago de las costas judiciales o extrajudiciales que puedan derivarse del siniestro. Puedes iniciar los trámites para la contratación de la póliza a través de un agente de Seguros Bilbao. Él se encargará de asesorarte personalmente para garantizar que el contrato se adapta completamente a tus necesidades.

Condiciones de vuelo con drones

El dron debe estar al alcance de la vista en todo momento.

Está prohibido que un dron vuele a más de 120 metros sobre el suelo o con respecto a la superficie más alta en un radio de 150 metros.

No está permitido que los drones superen los 50 m de altura por la noche.

Es aconsejable volar el dron de día y con condiciones meteorológicas favorables.

El dron no puede superar los 2 kg de peso.

Cumplir con la Ley de Protección de Datos (LOPD)

En ocasiones los drones pueden sobrevolar espacios privados descubiertos como patios, piscinas, recintos oficiales, etc. Es importante tener en cuenta que está prohibida la captación de imágenes o vídeos en lugares privados.

Si este artículo te ha parecido interesante, ¡muchos más te esperan en nuestras redes sociales! ¡Síguenos en Facebook y Twitter!

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

13 − uno =