Si eres empresario…¡vuelve tranquilo al trabajo!

¿Te ha gustado este artículo?
Puntuación: 0 basado en 0 valoraciones

vuelve tranquilo al trabajo

Las vacaciones han llegado a su fin… quien más, quien menos en septiembre ya se reincorpora a la rutina. Seguramente, estés retomando tus horarios, tus funciones, tus rutinas y si a esto le añades que tienes que poner al día tu empresa, después del periodo vacacional, seguro necesitas una buena dosis de   tranquilidad para afrontar tus múltiples responsabilidades.

 Trucos para empezar “desestresado” 

  1. No te fijes las metas, cambios o retos más difíciles la primera semana. Reanudar el ritmo no es fácil. Por poco que puedas, te recomendamos que te vayas reincorporando a tus múltiples tareas paulatinamente. La primera semana sirve de contacto, no para resolver aquellas cosas que llevas arrastrando desde hace tiempo.
  2. Olvídate de la autoexigencia llevada al límite. Reinvéntate como empresario: la autoexigencia es buena, pero cuando la llevas al extremo sólo conlleva: estrés, malhumor y a la larga, frustración.
  3. Establece un horario de trabajo y cúmplelo. No quieras alargar hasta que todo quede resuelto. Muchas veces, poner horas entre el problema y la solución te ayuda a ver las cosas más claras y encontrar la solución más adecuada.
  4. Programa reuniones para establecer timmings, procesos y prioridades. Ahora es el momento de planificar. Empiezas de nuevo, con el horario por rellenar y las prioridades por establecer. Dedica tiempo a la programación. Cuanto más detallado sea el procedimiento más fácil será aplicarlo posteriormente.
  5. Rompe el patrón. Innova. Al igual que los niños cambian sus objetivos curso a curso, en la empresa procura realizar cambios que motiven a tu personal. Nuevos retos son nuevas oportunidades. Cambia roles, innova en procedimientos, establece nuevas reglas…
  6. Delega, reparte responsabilidades. No te quedes tú con todo el trabajo. Repártelo. Piensa que nadie, es imprescindible y eso te incluye a ti. Seguro que estás rodeado de magníficos profesionales que estarán encantados si les entregas tu confianza.
  7. Busca colaboradores que te tranquilicen. Ocúpate de lo estrictamente necesario, el resto de preocupaciones derívalas a profesionales contrastados como Seguros Bilbao. Contratando el Seguro de responsabilidad civil profesional, contarás con asistencia jurídica, cobertura por daños materiales que pueda sufrir tanto tu local arrendado como por ejemplo, los documentos o expedientes que estén en tu poder. Incluso podrás olvidarte de complicaciones o pagos que puedan surgir derivados de la LOPD. ¡Contrata tranquilidad: contrata Seguros Bilbao empresa!

Suscríbete a nuestra newsletter

¿Quieres recibir más consejos y novedades en tu email?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × uno =