Pequeño ahorrador
plan de pensiones como funciona

Cómo funciona un plan de pensiones

Hoy en día vivimos con la incertidumbre de no saber con seguridad qué ingresos tendremos cuando nos jubilemos. Saber cómo funciona un plan de pensiones nos va a ayudar a disfrutar de una mejor calidad de vida en la jubilación. Por ello es importantísimo planificar adecuadamente un plan de ahorro a largo plazo que garantice nuestra tranquilidad futura.

¿Qué es un plan de pensiones?

Un plan de pensiones es un producto de ahorro a largo plazo, cuyo principal objetivo es poder disfrutar de una jubilación más cómoda. Además, es una potente herramienta de desgravación en la declaración de la renta. Y a su vez, aunque sea un producto de ahorro, no deja de ser una inversión.

Cómo funciona un plan de pensiones

Saber cómo funciona un plan de pensiones es vital para nosotros, y contar con el apoyo de un asesor, puede ayudarnos a darle forma a nuestra jubilación.

Los planes de pensiones se basan en las aportaciones que el cliente realiza.

Estas pueden ser: 

  • Puntuales: decides un momento del año en el cual te conviene realizar la aportación.
  • Regulares: decides una aportación mensual que te parezca cómoda, creando un hábito que te ayude a constituir un ahorro a largo plazo.

Las aportaciones realizadas durante un ejercicio nos desgravan en la declaración de la renta. Tenemos la opción de reducir la base imponible en 8.000€/año.

Además, las personas cuyo cónyuge tenga rendimientos netos del trabajo inferiores a 8.000€, podrán aportar al plan de pensiones del cónyuge hasta 2.500€, y beneficiarse también de esta aportación.


Las contingencias por las que podemos rescatar un plan de pensiones son las siguientes:

  • Desempleo de larga duración: Desde el momento que no se tiene una prestación contributiva.
  • Incapacidad laboral permanente: Total, absoluta o gran invalidez.
  • Dependencia severa o gran dependencia.
  • Enfermedad grave: Del partícipe o de un familiar de primer grado.
  • Fallecimiento: Los beneficiarios tributarán en IRPF, nunca en Impuesto de Sucesiones.
  • Al cumplir diez años la aportación: A partir del 1 de enero de 2025, se podrán rescatar las aportaciones que tengan un mínimo de diez años de antigüedad.

A la hora de rescatar tenemos 3 opciones:

  • En forma de renta: Normalmente mensual, para complementar la pensión de jubilación.
  • En forma de capital: Se obtiene de una vez el dinero acumulado en el plan de pensiones.
  • De forma mixta: Primero parte en forma de capital y el resto en forma de renta.

Tanto las aportaciones como el rescate, tributan siempre en IRPF como rendimientos del trabajo

Diferencias entre un plan de pensiones y una EPSV

Los residentes en la Comunidad Autónoma Vasca pueden aportar a un plan de pensiones o a una EPSV (Entidad de Previsión Social Voluntaria).

Las diferencias entre ambos son las siguientes:

  • Límite de aportación: La diferencia es por el territorio donde se tributa.
    • En el País Vasco el límite es de 5.000€, y además los jubilados no pueden desgravarse en IRPF. Adicionalmente, si el cónyuge tiene rendimientos netos del trabajo inferiores a 8.000€, podrá aportar a su EPSV 2.400€.
  • El rescate por antigüedad: Todas las participaciones de la EPSV tienen la misma antigüedad. Mientras en el plan de pensiones, cada aportación tiene la antigüedad del momento en el que se realiza.
  • Rescate en forma de capital: Si la EPSV se rescata en forma de capital, el 40% estará exento de tributación (habrá 1 exención por cada contingencia). Sí tendrán la exención del 40% en territorio común los derechos derivados de aportaciones anteriores a 01/01/2007.
  • Si hay excesos de aportación en el País Vasco, se pueden reducir en los siguientes 5 ejercicios. 

Beneficios del plan de pensiones

Los planes de pensiones son una importante herramienta para desgravar, pero a la vez son una forma de garantizarse una cómoda jubilación.

  • Una de las ventajas más inmediatas es que produce un excelente ahorro fiscal. Reduce la base imponible, y hace que paguemos menos o que nos devuelvan más, en la declaración de la renta de cada ejercicio.
  • Flexibilidad de las aportaciones: Puedes optar por aportaciones regulares, puntuales, o una combinación de ambas. Y puedes paralizarlas cuando quieras, ya que las aportaciones son voluntarias.
  • Fomenta el ahorro a largo plazo, convirtiéndolo en el complemento ideal de nuestra pensión de jubilación, y poder gozar de esta manera de una jubilación más cómoda.
  • Al ser el producto a más largo plazo, es dónde más sentido tiene invertir en variable, para intentar sacar el mayor rendimiento posible a nuestras aportaciones. Lo haremos siempre de una manera diversificada.
  • Llegado el momento, nos da la opción de rescatar de la manera que más nos convenga.

Tipos de planes de pensiones

Contamos con diferentes opciones de inversión, a la hora de constituir un ahorro a largo plazo mediante un plan de pensiones:

  • Garantizados. 
  • De renta fija. 
  • De renta mixta.
  • De renta variable.

Podemos tener tantos planes como queramos, y de las naturalezas que consideremos oportunos.

Y lógicamente, podemos modificar la inversión de los mismos tantas veces como creamos necesario.

Consejos para contratar un plan de pensiones

Lo primero es decidir la forma de aportar (mensualmente o de manera puntual).

Lo más cómodo es hacerlo mensualmente, pero a veces puede ser más recomendable hacerlo de manera puntual.

Al hacerlo de manera puntual podemos aprovechar las oportunidades de cada momento, como pueden ser que haya bajado la bolsa, o haber tenido un ingreso extraordinario.

Sobre todo, se suele hacer a final del año, ya que cada año puede ser diferente, y podremos hacer un balance del ejercicio para ver cuánto nos conviene o podemos aportar.


Lo segundo, es ver qué plan contratar.

Para ello hay que analizar diferentes variables, como son nuestro perfil de riesgo, el tiempo restante hasta la jubilación, el importe de las aportaciones y la situación de los mercados. 

 

Y al ser el producto más a largo plazo, contar con una buena gestora y con la ayuda de un asesor que nos oriente y nos ayude a analizar esas variables en cada momento, puede ser lo que marque la diferencia.

Conclusión

Iniciar hoy un ahorro a largo plazo:

  • Nos producirá beneficios en el presente, con una declaración de la renta mucho más favorable.
  • Nos traerá beneficios futuros, haciendo que nuestros ingresos no se vean reducidos al llegar la jubilación. 

Por todo ello, saber cómo funciona un plan de pensiones, y contar con la ayuda de un asesor, nos ayudará a planificar la jubilación soñada.

 

Author

Germán Viscasillas Bordería

LADE y MBA en Gestión y Administración de Empresas. 13 años de experiencia en asesoramiento financiero de las familias.

Gestor de Patrimonio en Seguros Bilbao

Escribe un comentario