Pequeño ahorradorAA
Cómo pagar menos IRPF en la declaración de la renta

Cómo pagar menos IRPF en la declaración de la renta

Índice de contenidos

En unos pocos meses empezará la campaña de la renta y aunque para esa campaña ya no podremos hacer nada para pagar menos, tenemos hasta el 31 de diciembre de este año para estar atento y tomar medidas de cara al próximo ejercicio fiscal.

Todos los años se introducen cambios en la declaración de renta tanto a nivel estatal como de comunidades autónomas. Las más relevantes saldrán en prensa y no te será muy complicado encontrarlas en Google, así que mi primer consejo es que te informes de las deducciones propias de tu comunidad, y te asegures de que tienes derecho a beneficiarte de ellas. Pero si lo que quieres es tener una visión general de cómo pagar menos irpf en tu próxima declaración, has llegado al post perfecto. Sigue leyendo porque aquí te dejo varios consejos que puedes aplicar desde ya.

Pagar menos impuestos, ¿es posible?

Sí, pero para ello es necesario hacer una buena planificación. Como he explicado al inicio, existen diferencias en la aplicación de deducciones en la declaración de la renta según cada comunidad autónoma. En la siguiente tabla puedes ver un resumen que te muestra en qué ámbitos debes fijarte si buscas cómo pagar menos irpf.

Impuestos por comunidades autonomas

Debes tener en cuenta que si vives en Gipuzkoa, Bizkaia o Araba has tenido suerte, pues estas diputaciones cuentan con beneficios especiales propios, que se traducen en deducciones mayores en alquiler de vivienda o en la posibilidad de hacer aportaciones mayores a sus planes de pensiones, llamados EPSV, en comparación con la declaración de renta estatal.

Entre todas estas ventajas quiero mencionar la deducción por alquiler vivienda habitual, ya que en este apartado las haciendas forales vascas son las que tienen mayores deducciones. En Gipuzkoa la deducción por este concepto será un de 20% de la renta de alquiler (con un máximo de 1600€), un menor de 30 años se beneficiará de un 30% (con un máximo de 2.400€) y las familias numerosas contarán con un 25% (y un máximo de 2000€). Sin embargo en la Comunidad de Madrid, por ejemplo sólo tendrán acceso a aplicarse el 30% de deducción los menores de 30 años y con un máximo de 1.000 euros.

Dos consejos que nadie te ha dado en tu declaración de la renta

Antes de empezar a repasar algunos tips sobre cómo pagar menos impuestos en la declaración de la renta, debes saber que es importante que comuniques a tu empleador cualquier cambio que se haya producido en tu vida familiar. Por ejemplo el nacimiento de un hijo, un divorcio, una incapacidad… ¿Por qué? Porque la empresa retenedora te descuenta un porcentaje de tu nómina. Se trata de un porcentaje de retención a cuenta para Hacienda que, si está bien definido, suele ser suficiente para que la declaración de la renta vaya bastante ajustada a cero. Sin embargo, si no has estado todo el año trabajando con esa empresa y tienes ingresos de otros pagadores, debes estar atento pues este es uno de los principales motivos de susto “¡Me sale a pagar!”: no haber hecho una correcta retención a cuenta durante el año.

Otro punto importante y que mucha gente desconoce, es que Hacienda sólo nos va a devolver como máximo, la cantidad que nos ha retenido previamente a nosotros por adelantado, ¡nunca más de esta cifra! por mucho que tengamos más deducciones que aplicarnos.

Cómo pagar menos IRPF en la declaración de la renta: 3 trucos

Lo prometido es deuda, y aquí van algunos trucos para pagar menos IRPF en la declaración de la renta:

Pide retribuciones en especie

Si eres asalariado, infórmate si tu empresa te da la posibilidad de cambiar parte de tu retribución como salario en especie: por ejemplo en forma de seguro médico para ti y tu familia, de vales de comida, de cheques de guardería…Estas cantidades -que te las hubieras gastado igualmente- estarán exentas de pagar impuestos si las recibes de esta manera

Deducción por vivienda habitual

Si tienes hipoteca de vivienda habitual, y tu comunidad contempla esta deducción, puedes amortizarla anticipadamente antes de que acabe el año para beneficiarte fiscalmente. Para las hipotecas Estatales de antes del 2013 será una deducción del 15% de la cantidad amortizada y siempre habrá un tope máximo por persona de 9.040€. Estas cifras son diferentes en el País Vasco, donde la deducción asciende al 18% y la fecha de la hipoteca si es anterior o posterior al 2012 tendrá diferentes límites. Recuerda que si tienes la hipoteca al 50% con otro titular, u otro porcentaje, la deducción se aplicará en esa proporcionalmente a cada titular en su renta.

Aprovecha las ventajas fiscales de los planes de pensiones

Si tu economía familiar te lo permite, ahorrar para la jubilación en un Plan de Pensiones o una EPSV (País Vasco), tendrá un efecto directo en el pago de tus impuestos, pues el importe que metas en este tipo de herramienta financiera, directamente restará tus ingresos de rentas de trabajo. Cuanto más altos sean tus ingresos (mayor tramo en el pago de impuestos) más recomendable será esta opción. A nivel estatal estas aportaciones se han recortado mucho a nivel personal, hasta un máximo de 1.500€ en el 2022, aunque si la aportación te la hace tu empresa en un plan de pensiones de empleo puede llegar hasta los 8.500€ con el límite conjunto de 10.000€. En el País Vasco se mantiene la aportación máxima en 5.000€, aunque en este caso el límite conjunto con las aportaciones empresariales difieren por territorios históricos.

Otro punto a favor es que, las EPSV tienen la posibilidad de rescate a partir de los 10 años de la fecha de apertura, pero ¡ojo con los rescates! Así como los planes de pensiones tienen importantes beneficios al aportar…sumarán igualmente en los ingresos de trabajo en el momento del rescate y por lo tanto, pagarán impuestos según las tablas de renta de trabajo. De ahí la importancia de contar con un buen asesor financiero, tanto en el momento de la aportación como en el momento de rescate. Hacer una planificación del rescate que minimice el impacto de pago de impuestos será la clave para que esta herramienta maximice sus beneficios.

Otra de mis recomendaciones en este sentido es la buena elección del plan en el que metes el dinero, ya que hay muchas diferencias de unos fondos a otros. 

¿Qué más puedo deducir en la declaración de la renta?

No te olvides de que puedes compensar Pérdidas Patrimoniales (si has vendido un inmueble con pérdidas, o liquidado Fondos de inversión o acciones en negativo) durante los 4 ejercicios posteriores con ganancias patrimoniales. En este apartado hablamos de pérdidas o ganancias producidas en ventas de inmuebles que se podrán compensar con pérdidas o ganancias procedentes de ventas de acciones y fondos de inversión y/o viceversa.

Además, si estás cerca de cumplir los 65 años y te estás planteando vender o donar tu vivienda habitual, será muy interesante esperar hasta ese momento, ya que la ganancia de esta venta ¡estará libre de impuestos!

Ah, y por último se me olvidaba contaros que contribuir con donativos a ONGs, fundaciones y entidades sin ánimo de lucro deduce en la declaración renta. Realmente no creo que esta partida os ayude demasiado a no pagar impuestos, pero es una manera de motivarnos a contribuir con fines sociales.

En resumen, ¿es factible pagar menos impuestos sin consecuencias a largo plazo?

A lo largo de este artículo te he explicado cómo pagar menos irpf en la declaración de la renta. Son muchas las teclas que puedes tocar, aunque mi recomendación es siempre hacerlo de manos de un asesor que pueda explicarnos qué opción es la que nos conviene en cada momento. Seguro que todavía me dejo en el tintero unos cuantos trucos más específicos, pero estos que os he mencionado son los más conocidos y accesibles a todos los públicos.

Author

Maialen González Frutos

Licenciada en Administración y Dirección de Empresas en Deusto San Sebastián.

12 años de experiencia Asesoramiento financiero a familias y pequeñas empresas.

Escribe un comentario