Pequeño ahorradorAA
Renta general y renta del ahorro

Renta general y renta del ahorro, ¿cuáles son sus diferencias?

Índice de contenidos

El 1 de enero de 2021 entró en vigor el nuevo reglamento que limita las aportaciones a los planes de pensiones individuales y planes de previsión asegurados pasando de 8.000€ a 2.000€ anuales. Este cambio tiene un impacto directo en el resultado de nuestra declaración de la renta, ya que las aportaciones que realicemos durante el año minoran nuestra base imponible. 

Es muy importante que diferenciemos los tipos de renta que hay, ya que para el cálculo del impuesto se clasifican en 2 grandes grupos: renta general y renta del ahorro. ¿En qué se diferencian? ¿Cuáles son los componentes de una y otra? Te lo explicamos a continuación.

¿Cuáles son los tipos de renta? 

Como acabamos de explicar, existen dos grandes grupos de renta: renta general y renta del ahorro. A grandes rasgos, la primera hace referencia a los rendimientos por actividades económicas, mientras que la segunda abarca rentas derivadas de inversiones. Pero vamos a verlo al detalle. 

Renta general 

Dentro de la renta general nos encontramos con:

  • Los rendimientos del trabajo.
  • Los rendimientos de las actividades económicas.
  • Los rendimientos de capital inmobiliario como pueden ser el alquiler de un inmueble.
  • La cesión de derechos de imagen.
  • Las ganancias y pérdidas patrimoniales que no provengan de la transmisión de elementos patrimoniales.

Así, por ejemplo, si el resultado de nuestra renta general son 46.000€ y realizamos una aportación a un plan de pensiones de 2.000€, se reducirá el resultado de la base a 44.000€ y por lo tanto a la hora de aplicar el porcentaje correspondiente el resultado será inferior.  

Renta del ahorro

En cambio, la renta del ahorro está compuesta por los rendimientos de capital mobiliario, como por ejemplo:

  • El cobro de los seguros de vida o invalidez.
  • Las rentas que deriven de una imposición de capital.
  • El cobro de los intereses de los ahorros que podamos disponer (cuentas corrientes, cuentas a plazo, fondos de inversión, acciones…)
  • Ganancias y pérdidas patrimoniales, esta vez sí, que provengan de la transmisión de elementos patrimoniales.

Diferencias entre la renta general y la renta del ahorro

Veamos cuáles son las principales diferencias entre renta general y renta del ahorro: 

  • Como ya hemos comentado antes, la renta general es la que abarca todas las rentas percibidas durante el ejercicio fiscal.
  • Del mismo modo, la renta del ahorro abarca todo el dinero que ganemos y cobremos de las inversiones que podamos realizar durante el año fiscal.
  • Ambas rentas aplican un tipo impositivo por tramos, pero los porcentajes aplicados para la renta general y la renta de ahorro son diferentes.

¿Cuál es la base imponible general y del ahorro?

La base imponible se divide en dos bloques: la base imponible general que recoge todos los componentes de la renta general y la base imponible del ahorro recoge los componentes de la renta del ahorro.

El tipo impositivo de la renta general es el siguiente. Según la cantidad percibida se le aplica un tipo u otro en función del tramo de IRPF en que nos encontremos: 

Tramos IRPF 2021

Tipos a aplicar

Hasta 12.450€

19%

De 12.450 a 20.200€

24%

De 20.200€ a 35.200€

30%

De 35.200€ a 60.000€

37%

De 60.000€ a 300.000€

45%

Más de 300.000€

47%

 

En la renta del ahorro funciona de la misma manera, en función de la cantidad que percibamos se le aplica el tipo impositivo por tramos: 

Rentas del ahorro

Tipo impositivo

De 0€ a 6.000€

19%

De 6.000€ a 50.000€

21%

De 50.000€ a 200.000€

23%

Más de 200.000€

26%

 

Vamos a verlo de forma más clara con un ejemplo:

Una persona tiene un salario bruto anual de 42.000€. Además, tiene los siguientes rendimientos de capital mobiliario: 1.000€ de participación en fondos propios, 100€ de cesión a terceros de capitales propios y 1.000€ de contratos de seguro de vida o invalidez.

  • El resultado de la base liquidable general será 13.606,5€, ya que es la cantidad obtenida de aplicar los tramos de la tabla de IRPF al salario bruto (42.000€) y sumarlos:

Tramos

Tipo impositivo

Cuota

Hasta 12.450€

19%

2.365,50€

De 12.450€ a 20.200€

24%

1.860,00€

De 20.200€ a 35.200€

30%

4.500,00€

De 35.200€ a 42.000€

37%

2.516,00€

 

  • El resultado de la base imponible del ahorro será 399€, ya que es la cantidad obtenida de sumar los rendimientos mobiliarios (1.000+100+1.000=2.100) y multiplicarlos por su tipo impositivo correspondiente (19%).

Conclusiones 

Para realizar una buena planificación fiscal es preciso conocer correctamente qué es la renta general y la renta del ahorro, y así sacar el mayor partido posible a nuestra declaración de la renta. Antes de decidir si debemos o no aportar en un plan de pensiones, si debemos o no subirnos o bajarnos el IRPF, si debemos hacer la declaración conjunta o por separado… es necesario conocer dónde y de qué manera podemos obtener un beneficio.

Si quieres recibir más información, lo más aconsejable es ponerte en manos de un asesor financiero, para que te ayude a sacar el mejor rendimiento posible. 

Author

Georgina Ortiz García Ortiz García

Licenciada en Ciencias empresariales y postgrado en Dirección financiera. 

 

Promotora de Vida y Financiero de Seguros Bilbao. 16 años de experiencia.

Escribe un comentario